domingo, 6 de enero de 2019

PRIMER SANT FELIU DE GUÍXOLS DEL 2019

La entrada del año no ha sido muy buen, aunque si ha sido mejor que la salida en la que el trancazo era peor. Voy dejando atrás ese mal estar general, mocos por doquier, tos, molestias en el pecho y supongo que por los antibióticos, ese dolor muscular que parece crónico.

Me desintoxico un poco en el rodillo y unas sesiones suaves acumulando 4h en las que me va bien sudar y echar todos los mocos que puedo. 
Y por fin, tras una semana bastante mala, llega el sábado y necesito moverme un poco. Me mejor medicina es salir en bici y ver el mar o la montaña. 

David se baja de Andorra y tenemos intención de juntarnos con la grupeta de Mataró. Ellos van a Sant Feliu de Guíxols, así que el plan me parece perfecto. rodar por la costa con una temperatura más suave, en grupo y con vistas al mar. 


Además, seguro que habrían algunos apretones y me iría bien para ver como estoy y tomar referencias. 

Ida más relajada. Una pequeña tensada por mi parte en el primer repecho largo camino a Tossa para probar sensaciones. Luego el grupo se separa pero llegamos a Sant Feliu y, todos juntos, paramos a hacer un café rápido de germanor en una cafetería próxima al paseo. Un grupo majo!!



De regreso, parece que el ambiente está más animado y hay que quemar los croissants de chocolate que se han visto por encima de la mesa jajaja.


Yo no estoy como quisiera pero tengo que sudar un rato y probarme así que voy un rato delante poniendo mi ritmo y sin pedir relevo.

De nuevo en Tossa, el grupo ya va roto otra vez y de camino hacia Blanes, vamos fraccionados en grupos más reducidos.

David y yo acabamos regresando con Dani y en Mataró ya nos despedimos. Nos han salido 142km y 1650m+ en el que a ratos, las sensaciones han sido mejores y eso ya me contenta. Ahora a seguir recuperando y trabajando para mejorar esas sensaciones!!!

Gracias por la compañía nois!!









martes, 1 de enero de 2019

ÚLTIMA PEDALADA DEL 2018...PRIMERA DEL 2019!!



Este no ha sido un final de año soñado por lo que al tema bici se refiere. Casi los últimos 10 días del 2018 jodido, bastante jodido con dolor de pecho, mucha tos y una fábrica de mocos que no ha cerrado sus puertas por vacaciones.

El día de San Esteban me anime a salir con la BTT y regresé a casa realmente tocado. Desde entonces, nada hasta el domingo 30 en el que hice 30' de rodillo en ayunas y probando que tal respondía el cuerpo a los antibióticos.

El lunes, último día del año, última oportunidad de despedir el año haciendo aquello que me apasiona y de tratar de ponerle ya un punto y seguido, que no a parte, al maldito trancazo que llevo encima. 125km costeros con muy malas sensaciones pero bueno, peleándome conmigo mismo por sumar unos km, echar unos cuantos mocos y bien tapado, rodar un rato bajo la atenta mirada de un Sol que nos ha acompañado todos estos días.



En el mirador previo a la bajad a tossa me cruzo con Manel y sus compis del Onvelo. Doy vuelta y les acompaño hasta blanes. Charlo con él, con Dani y saludo al resto. Nos felicitamos el año y luego sigo otra vez solo.
Aprovechando la ocasión, paso a saludar y felicitar el año a Alberto, que hacía tiempo que no nos veíamos.

Vuelvo paseando y con las fuerzas justas. Supongo que es cosa de los antibióticos y obvio de que no estoy bien pero madre mía, que mal me veo.
Ya se sabe, el ansía y a veces la cabeza de los deportistas, que paras unos días y te piensas que ya estás acabado jajaja.

Hoy, primer día del año y primeros 100km a la saca. Como sigue haciendo frío, ni me planteo, aunque si tengo ganas, de ir hacia el interior, así que de nuevo a la costa para saludar al Sol y alegrarme el alma con el va y ven de las olas próximas a la arena. 


El mar está super relajado, sopla una brisa de esas incómodas para ir en bici pero que calma y que paz hoy en la nacional. 


Que gozada haber podido pedalear tan relajado hoy y aunque las fuerzas no acompañan y el cuerpo está pesado, la motivación por empezar de nuevo a hacer las cosas bien, va en aumento.



Ya es sabido que casi me gusta más comer que ir en bici, que ya es decir jaja, así que estoy en constante pelea con la báscula. Otras veces he empezado antes a ponerme en serio con la dieta y esta vez, pues hace a penas unos días, pero bueno, lo importante es haber empezado y mantener la motivación para seguir, que luego llegan las carreras y pesa el culo. Bueno ya me pesa ahora jaja, pero mientras tanto no me importa pero para entonces si me fastidiará así, a quemar esos kg de más!!