domingo, 13 de agosto de 2017

UNA DE TIERRA Y UNA DE CARRETERA!!!

Este fin de semana han caído unos kilometrillos más. Ayer salida con la CX y con Christian para rodar un rato y sin ánimo de apretarnos. Rodar por el río, hablar un rato, equipar un nubarrón que había sobre la Serralada Marina, subir al Corredor desde el desvío a Palautordera, perdernos un poco buscando senderos nuevos y acabar en Arenys de Munt para ir a Mataró por la carretera del Pollastre.

Un poco de todo en el que sumamos casi 80km y 1000 metrillos de desnivel acumulado. Estuvo genial por que la idea inicial era ir con la falca hacia Santa Fé con mi hermano, Paulo y Dani pero entre el madrugón, y que yo no tenía ganas de ir en modo persecución desde casa (mi hermano vive en Mataró y hay que ir a pescarlo) y luego que seguro que querrían subir alegres...Total que mejor así y las piernas y el coco más descansados. 


Y hoy domingo si que hemos hecho un poco de asfalto y nos hemos calentado ya un poco. Esta costando encontrar la motivación pero a ratos va saliendo esa vena competitiva jaja.

Otra vez sin madrugar, a las 9:50 salida de casa y paso por Karl Marx a buscar a Christian para subir desde allí el Forat del Vent. Primer calentón del día. Luego nos vamos hacia San Cugat rodando y subimos hacia Les Planes pero nos desviamos por La Floresta hacia la Arrabassada. Otro calentón y de nuevo a San Cugat y a deshacer el camino regresando ya a casa por La Meridiana. 60km y 850m+ que han caído muy bien. Hoy estaba Collserola muy tranquilo y a pesar de los ratitos de guerra, hemos podido ir hablando tranquilamente sin escuchar mucho ruido ni pitidos de coches.

Veremos si podemos aprovechar algo del puente y seguir sumando. Para empezar mañana a currar y quizás en bici. si es el caso, de vuelta nos daremos un paseico pisteando por Collserola.

Y para el martes propuestas hay pero no sé yo si habrá tiempo jaja. Vamoooosss!!!!

viernes, 11 de agosto de 2017

ACTUALIZANDO DESDE QUE ACABÓ LA TRANSPYR CX

Pues eso, desde que llegara de hacer la ruta por Pirineos, he ido saliendo algunos días y bueno, algo hemos sumado. Combinación de km por carretera y montaña con la flaca y la CX, sólo y acompañado, más tranquilo y estirando el cuello jaja. El caso es que ahí vamos tratando de recuperar las buenas sensaciones y las ganas de tensar 






Las piernas han venido fuertes de las montañas jaja, pero el golpe de pedal hay que volver a conseguirlo. Además lo de ir alto de pulso cuesta y tocará trabajar otra vez para acostumbrar al motor a ir a ratos en la zona roja jaja.
Además el calor hace que vayas un poco más chafado, y más si llegas en la montaña a estas temperaturas.



Pero cuando hay ganas de salir, nada hace que te quedes en casa y cuando vas con muchas ganas de salir, hasta te esfuerzas el rato que haga falta jajaja




Y sales por montaña por que te gusta llegar así a casa jaja.



Y es que el asfalto mola mucho, pero esa sensación de tenerlo un poco todo...parecer que vas montado en la flaca, pero poder saltar y andar por sendores. Subir por pistas perdidas, cruzar riachuelos, salir al asfalto pero volver a meterte por ese camino que has visto y tiene buena pinta...Eso sólo lo hago con ella...



En estos días he podido acumular 625km (en 10 días... no mucho) y unos 5560m+ (tampoco es para echar cohetes). Lo importante es que algo me he movido y sigo con ganas de más. 



Ya irán cayendo más salidas y el reencuentro con las buenas sensaciones. Mientras me siga divirtiendo, iré por el buen camino.

lunes, 24 de julio de 2017

TRANSPYR CX 2017...1115KM Y 27000m+ DESDE LA PLAYA DE LA CONCHA EN SAN SEBASTIAN A LA COSTA BRAVA MÁS NORTEÑA DE CATALUÑA!!!

Esta era una semana que estaba esperando desde que empezó el año. En el puente de la purísima del pasado 2016, ya cayó una San Sebastian - Barcelona pero claro, las fechas no permiten pasar por según que sitios así que, después de un medio año de 2017 bastante estresante, la recompensa sería una semana dando pedales con la CX desde la costa de San Sebastian a la más norteña de Cataluña y esta vez, atravesando todos los Pirineos.




Como siempre, la idea ya estaba en el coco y sólo había que plasmarla sobre el mapa y el resto, pues a disfrutar!!! 
Era un hecho que lo iba a hacer a no ser que algún tema complicado me lo impidiera y es que en ese sentido, lo que llevamos de año ha sido de aquellos de coger con pinzas, pero bueno, al final ha respetado. Siempre animo a los compis a apuntarse a estas cosas, que a pesar de que se pueden hacer duras, se disfrutan mucho y en esta ocasión, Christian se animó a venir y seguro que no se iba a arrepentir.
Doblemente contento por que, ademas de que nos llevamos muy bien, y aunque me encanta y estoy acostumbrado a hacer este tipo de rutas solo, siempre es más llevadero ir acompañado. Y por otro lado, él no conoce nada de lo que vamos a hacer y a mi aún me motiva más, ya que me gusta enseñar a los colegas los sitios impresionantes por los que se puede pasar en bicicleta y sin irte muy lejos de casa.

El jueves por la tarde empaquetando todo, ultimando detalles, cuidando la mecánica de las bicis, la equipación que llevaríamos, la nutrición y repasando que no nos dejásemos nada.

Así pues, y para no perder las buenas costumbres, hasta el último momento corriendo por tenerlo todo listo, pero una vez más, llegamos a tiempo. Probike vuelve a echarnos una mano dándonos soporte y vistiéndonos para la ocasión. Yo me inicié en esto de los viajes con bici allá por el 2010, con aquella primera travesía cruzando Australia de punta a punta, una aventura que me marcó mucho y que fue la primera de unas cuantas que llevo ya encima y casi siempre de la mano de PROBIKE

En esta ocasión Christian se encarga de dejar las máquinas a punto. Mécanico de confianza que mima cada bici como si fuera la suya propia y siempre está dispuesto a ayudarte o solucionar cualquier duda o problema que puedas tener con tu compañera de fatigas. Como se suele decir...Mano Fina!!!


El irá con esta preciosa Cannondale Slade que seguro que irá fenomenal para el tipo de ruta que vamos a hacer. Esa Lefty ya la querré yo en algunas de las pistas jaja.

Pero mi niña se porta más que bien y de nuevo nos enrolamos en una aventurilla partiendo desde San Sebastian. Si en invierno se portó tan bien, ahora con el buen tiempo seguro que mejor jaja.


Por otro lado, preparo el arsenal para hacer alguna foto que otra y algún vídeo. Luego siempre gusta tener un recuerdo casero para, al cabo del tiempo, echar un vistazo y recordar los momentos vividos. 
Como siempre, no me sobrará mucho espacio en los bolsillos jaja.






Ya es viernes 14, Abraham de Taxi Bike nos espera en Sants para entregarnos nuestras bicis y ya subirnos en el tren que nos llevará a San Sebastian!!




Pasamos el "check-in" sin problemas y super puntuales, nos metemos en el tren.

Las bicis viajarán cómodas y nosotros tranquilos...


Tenemos como unas 6h de trayecto así que hay tiempo suficiente para ponernos al día, para comer algo y para ir calentando motores en cuento a motivación se refiere. 
Yo ya voy cargando los depósitos de glucógeno,  que seguro que los carbohidratos buena falta van a hacer estos días jajaja.

Por fin llegamos a la estación y como hiciéramos el año pasado Jona y Yo, nos vamos al mismo rinconcito a montar las bicis.

Vamos muy rápido por que casi no hemos tenido que desmontar previamente nada de las bicis. Así que en cuento están listas, nos cambiamos y ya salimos vestidos de romanos de la estación con la intención de dar un paseo por la ciudad. Christian no conoce esta preciosa ciudad situada en la costa del Golfo de Vizcaya, así que iremos a los sitios más típicos.



Y aquí los protas de la peli...


Este año lo hemos hecho mejor por que hemos comido ya de camino y así, no perdemos tiempo en buscar un sitio para comer donde podemos tener las bicis controladas.
Empezamos a callejear y nos vamos ya en busca de la costa.


Trepamos al Monte Urgull donde se encuentra el Castillo de La Mota. Primeras rampas que nos advierten de lo que está por venir y es que si algo caracteriza al terreno de este inicio de la ruta, son las ascensiones relativamente cortas pero sin ningún tipo de miramientos a la hora de poner % de escándalo. Contínuos toboganes en los que, entre medias, difícilmente encuentras un llano...aquí, o todo sube, o todo baja.


Las vistas sobre la Playa de la Concha son espectaculares desde este punto...


Como para no quedarse embobado un rato con la mirada perdida...



Seguimos por aquí arriba y ahora nos vamos al otro lado para ver la Playa de la Zurriola.

La verdad es que esta ciudad tiene encantos por todos los costados.

Último tramito de subida y llegamos a las puertas del Castillo. 


A partir de aquí ya es caminar y subir escaleras, así que con esto nos conformamos. Empezamos a bajar y ahora nos iremos a ver la playa más de cerca.

A lo lejos se intuye el castillo donde hemos estado hace un ratín. 

Tenemos tiempo de sobra, pero empezamos a regresar tranquilamente hacia el casco antiguo y de allí a la Playa de la Zurriola, por donde abandonaremos la ciudad.
Seguimos por el boulevard Zumarida y cruzamos al ría dejando a nuestra izquierda la Quincena Musical de Donistia.

Y ahora si que ya empezamos a alejarnos poco a poco del centro. Nos vamos a las afueras para pasar la noche y mañana, temprano, estar ya en ruta sin tener que cruzar la ciudad con los semáforos y el tráfico.

Ambiente ciclista...

Nos dirigimos a Oiartzun pasando por Errentería...


La primera noche la pasaremos en el Hotel Txikierdi. Totalmente un acierto!! Nos tratan genial, la habitación estupenda, con una terraza grande en la que tenemos un jacuzzi, y para cenar, encima nos quedamos como Dios. Además, como hemos llegado pronto, aún podemos ver algo del Tour de Francia, así que velada perfecta jaja.

Lástima que esto no lo tendremos tras las etapas de verdad jaja

Pero bueno, aunque hoy no hemos gastado, seguro que un poco de relax para las piernas y el cuerpo, no viene mal para la etapa de mañana, que aunque no es muy larga, estoy seguro que no va a ser fácil.


Ellas mientras tanto, a esperar su turno jaja

Bajamos a cenar y con semejante menú, como para no irse uno contento a la cama jaja. Mañana tenemos que quemar esto como sea...

Luego un paseo para reposar un poquito y a dormir. Esperemos que estas nubes mañana escampen y arranquemos con buen día.


Por lo demás, todo listo. Compañera y traje de batalla....mañana empieza lo bueno!!!!




Sólo queda irnos a dormir y soñar con una ruta sin percances. Seguro que con la ilusión que llevamos, y las ganas que tenemos de empezar, todo va sobre ruedas, y nunca mejor dicho jaja.


ETAPA 1 
Oiartzun - Valcarlos 


115km 3740m+




Sobre el papel una de las etapas más cortas con tan solo 115km, pero que guarda algunos de los tramos más complicados, con algunas de las rampas que presentan los % más elevados. 

Nos levantamos por la mañana para desayunar en el mismo hotel. Pronto estamos listos y nos despedimos de quienes por unas horas, nos han atendido tan bien. Cruzamos el pueblo de Oiartzun cuando aún no hay mucho movimiento por allí. 

Desde el km0 estamos ya en ruta y tomamos la GI-3420. Unos primeros compases por esta tranquila carretera que sube hasta el alto de Artxulegui, pero como he dibujado las rutas intentando evitar los tramos más concurridos, enseguida nos desviamos para ir por la que podríamos llamar, la versión hardcore de esta subida jaja.



Seguimos la pista al Arditurri y acabamos trepando por unas paredes con pendientes sostenidas por encima del 20%. Esto ya nos gusta pero claro, los primeros km con tanto peso en las bicis se hacen duros. Yo estoy más o menos acostumbrado pero cuesta cada vez que cargo tanto la bici. Y para Christian es la primera vez que sale con una bici de 20kg y acostumbrarse, lleva unos cuantos km y que los primeros sean así jajaja. Pero el tío está fuerte y rápido se adapta.




Luego un tramito de pista y ya salimos de nuevo a la carretera para acabar coronando el puerto.


Allí foto con el primero de los muchos pasos que nos quedan por delante y con unos compañeros franceses con quienes charlamos un ratín.
Y el perfil pero por la carretera, seguro que el nuestro tiene bastante zona roja jaja

En lugar de cruzar por el túnel, nosotros agarramos una pista y seguimos subiendo un poco más para pasar por encima del collado y desde allí, contemplar las vistas al Embalse de Endara y al paredón que nos tocará subir ahora. Aquí me acuerdo de Jona, con quien el año pasado subí esa misma rampa y ya se lo que cuesta jaja. De hecho me acurdo en muchos momento de la ruta de Diciembre, la cual también disfruté muchísimo.

La verdad es que viéndolo de lejos da miedo jaja. Justo en medio del collado se ve esa línea blanca que se encarama casi recta hacia arriba, partiendo desde el embalase y acabando entre esas dos lomas.  En la tercera foto se ve perfectamente como viene de la izquierda cortando ese frente arbolado y de golpe, recto para arriba llegando al 27%, o por lo menos eso marcó el Garmin en diciembre y ahora también jajaja



En mitad de la pendiente hay que aprovechar para sacar una instantánea jaja. Aunque esta no es la peor parte. Allí mejor agarrarse bien al manillar, que no se va precisamente rápido y hasta te puedes caer de lado jajaja


Este año además, al coronar ese colladito, seguiremos subiendo un poco por pista para llegar a la Ermita de Endarlatsa.
Por aquí nos encontramos a dos chicos subiendo con sus motos de enduro y alucinaban de que pudiéramos ir con estas bicis, cargados y por este camino jaja. Aquí no era nada, pero al ratito se empezó a empinar y sobretodo a romper demasiado con mucha piedra gorda suelta.


Allí estaremos a la puertas de Guipúzcoa pero, nos adentraremos en tierras navarras. Perfilamos el Río Bidasoa mientras nos entretenemos un poco viendo a las truchas como nos enseñan sus panzas a contra corriente.



Un pequeño tramo de asfalto y ahora a subir de nuevo. Viene otro paso, el Col d'Ibardin y en lugar de subir por carretera desde Bera, lo haremos por pista y por en medio de un bosque precioso.



Tras unos km subiendo, hacemos una parada y aprovecho también ajustar la alforja ya que se cantonea un poco. Apenas tiro de la cincha y ZAS!!! se parte el extensor de nylon. Rarísimo, pero hay que improvisar y unas bridas harán las veces de extensor jaja. Hay que ir un poco preparado por si pasan cosas de este estilo. Pero nada, un remedio casero, pero muy apañado, que me duró toda la ruta. 



Este potrillo no nos quita ojo mientras la mamá no deja de comer pasto y ni nos pela jaja



Seguimos la marcha y tras un tramo más de subida, llegamos al pueblo y coronamos el puerto. 



Ya sé que suena a risa, 347 metrillos jaja, pero aquí duelen más estos puertos que los que tenemos por casa de más km y al 5-6% todo el rato.


Entramos en un tramito de asfalto pero dura poco, de nuevo nos metemos por una pista y también en alguna encerrona en forma de pequeño pateo. Pero bueno, al final salió hasta bien y pudimos pedalear por el monte casi sin pisar pista incluso.


Así se te queda la cara después de semajante desgaste. Ha costado mucho llegar hasta aquí arriba, primero tirando para arriba como mulos por en medio de esa trialera y luego, en esa parte que se intuye la pista...como llegó a costar esa zona!!


Final del tramo más complicado y llegamos a una pista más "normalita". Eso si, las vistas....





Tras el paso por algunas ventas, llegamos a Sare y de allí nos dirigimos a Zugarramurdi donde hacemos una parada para llenar los surtidores. 








Un bocadillo rápido de tortilla y una cocacola para salir de nuevo animados. Quedan muchas tachuelas que subir y no vendrá mal una chispa de alegría jajaja.


Ahora unos primeros km que ya conozco de la otra vez hasta llegar a Telleria. Desde Urdax, otro tramo de esos cementados de clásica de primavera,  y en Telleria, en lugar de seguir por la carretera como el año pasado, la cruzamos y seguimos por terreno de clásica más algún otro tramo de pista y de pedregal jaja.



El tramo de pista y asfalto antes de llegar a Bidarrai es brutal, una pista preciosa y respaldados por unos montes impresionantes. Y como no, más rampas de esas duras duras!!





Llegamos a Bidarrai y ahora ya por carretera a Saint Étienne de Baïgorry. A partir de este punto, viene otra zona muy exigente en el que tenemos que subir dos puertos de aquellos desconocidos, pero que quitan el hipo jaja. 




Primero el Col d'Aharza y luego el Col d'Urdanzia. 

La primera parte con algunos descansos tras superar rampas nuevamente de más del 15% y luego, ya varios km seguidos sin bajar del 9%. Pero como que le he cogido cariño y además de que me encanta, por que vas subiendo y el paisaje te entretiene mucho,  por que la verdad que le tengo cogido el gusanillo y se me da bien.




Col d'Aharza coronado, más feliz que una perdiz. Tan solo queda una tachuela más y ya descenso.



En este tramo, Christian pasa un mal rato, se le atraganta la subida y la falta de comida le pasa factura. Pero el tío le echa narices y al final acaba coronando como un campeón. Es lo bueno de ir acompañado, ahora le ha tocado a él pasar un mal rato y a mi animarle, pero seguro que la situación se tornará en algún otro momento, así que a hacer tándem!!!



Vamos por la última tachuela, pero antes, rellenamos bidones. No sé la media de litros de agua que habremos bebido en estos días, pero tranquilamente 6 diarios.




Luego ya es todo bajada, muy divertida por cierto, y después ya remar un poco hacia Arneguy. Allí hacemos una parada para ver si hay pulpos en la gasolinera y así, amarrar la alforja para asegurarla un poco más y que se mueva menos, y ya de paso, pues comer unas galletitas o algo por que yo empiezo a ir vacío. Sólo quedan 3 kilometrillos pero llevo rato sin comer y no quiero llegar con la pajarraca jaja



En estos 3 km nos adelanta, en coche, el propietario del casaron en el que pasaremos la noche. Una casa del 1540 y que servía de remanso para los peregrinos. El propietario, un tío muy majo que, junto a su mujer Rosi, nos dan la bienvenida. Pasamos un buen rato conversando un poco de todo mientras nos cuentan alguna batallita.







Llegamos con tiempo suficiente para desmontar el chiringuito, ducharnos, hacer la colada, e incluso dar un corto paseo por el pueblo antes de ir a cenar.





Otro de los deportes que me encanta y que desde los 3 añitos he practicado. Bueno ahora ya hace que no juego pero, seguro que si cojo una raqueta, en seguida me pongo al día jaja


Y para recuperar, un buen platito de pasta y las patas para arriba en un barril de cerveza jajaja. Luego ya nos recojemos y pronto a dormir para descansar todo lo que se pueda que mañana, tenemos un buen paseo...



ETAPA 2
Valcarlos - Jaca


212km 5365m+


Nos levantamos con el lógico cansancio acumulado, pero con las piernas y la mente aún frescas. Es sólo el segundo día y queda mucho por delante, así que la actitud sigue siendo muy positiva.
Eso sí, hoy toca la etapa más larga de toda la Transpyr y tenemos que aprovechar las horas de luz que, aunque el día alarga mucho, no creo que vayamos muy sobrados jaja.

Para empezar, un desayuno de bote jaja. Un tarrico de ensalada de pasta que pudimos comprar ayer, por que como salimos pronto, no hay nada abierto a esta hora. No está muy buena, pero gasolina, nos proporcionará para un rato.


A balón parado tenemos que trepar mucho y muy duro. Para empezar, Col Heganzo + Col Elhursaro y Col Arnostegi. A mi hasta ahora ni me sonaban, pero después de todas las gotas gordas que sudamos a primerísima hora del día para coronarlos, los coloco en mi lista de mejores puertos!!!!


Uno de los puertos estrella de la ruta de los Akelarres. Uno de los tapados de la zona pero que sorprende gratamente tanto por sus pendientes, como por su trazado y paisajes. Tiene 7 vertientes si incluyes las de Beillurti, todas ellas de gran dureza. Los primeros km transcurren entre bosques y caseríos, por una zona marcada por una sucesión de duros repechos.







Tras este tramo, toca sudar mucho más jaja. 3km de mucha pendiente hasta legar al descanso que se aprecia al final de esa loma. Luego lo peor, 2km por encima del 12% para  suavizar la pendiente al 8-9%  después y  coronar el Col de Heganzo de 1065m.



Después de un inicio más fresco y sombrío, el Sol empieza a hacer acto de presencia. La estampa es brutal y te olvidas de lo que te está costando subir estos rampotes. Es una maravilla poder estar pedaleando por aquí, completamente solos, y más tranquilos que Dios.



La zona es simplemente brutal. El paisaje inmenso te empequeñece y al mismo tiempo, te llena el pecho de felicidad. De verdad que la sensación de andar por aquí es de absoluta paz y tranquilidad.



Encadenas lomas verdes en las que sólo hay algunos grupos de caballos pastando y jugando a carreras. Estás acostumbrado a ver ovejas, vacas...pero ver manadas de caballos tan bonitos como éste, sin palabras!!




Seguimos la carretera con algún descanso pero casi siempre picando para arriba.




No me quiero ir de aquíííííííííííí!!!!!




Pero queda mucho camino y ahora hay que subir el Col d'Arthé

Vamos próximos al Circo de Urkulu y a mi de verdad que sólo me falta ver enanos jaja. Este paisaje es maravilloso y poder andar por aquí un día cualquiera del año...sin palabras!!
Tras un pequeño descanso y una bajadita, otra zona preciosa y arbolada.







Estos erguidos hayedos auguran la cercana presencia de la Selva de Iraty, otra de las bellezas de la zona y por las que tenemos muchas ganas de pasar. La cruzaremos por pista y seguro que nos dejará boquiabiertos.


Y tras un rato abrazados y envueltos por todos estos árboles, otra vez poner la mirada en el horizonte y sin barreras. Menuda borrachera de paisajes de ensueño!!








Perdemos altura para volver a ganarla rápidamente. Quien quiere un solo km llano? jaja De nuevo un puerto de los que te dejan vacío. Desde su inicio como si iniciasemos la etapa. Una zona sombría y más arbolada y poco a poco, esos árboles y caseríos quedan a nuestras espaldas. Ganamos altura, los bosques dan paso a montañas tapizadas de verde fresa y la vista se pierde a lo lejos. Las rampas duras se suceden y las piernas acumulan mucha tensión. Subir con bicis cargadas duele, pero esa sensación de ir con la casa a cuestas y cada noche dormir en un lugar distinto...impagable!!!





Ahora Col d'Erozate, entonces dejamos Francia y nos tiramos para Navarra de nuevo.

Aquí ya nos quedan los últimos compases antes de empezar a bajar, pero aunque ya parece que estés arriba, esto aún se engancha!!!
Luego ya un poco de descanso...


Bajamos un buen rato, hacemos algún repecho y luego dejamos la carretera para coger una pista y dirigirnos a LA SELVAAAAA

Cruzamos la Regata de Kontrasario y este cartel nos da la bienvenida para lo que serán unos km completamente cubiertos por la mayor masa forestal de Navarra y uno de los bosques de Hayas y Abetos mejor conservado de toda Europa.


Ahora pista perfilando el Embalse de Irabia y protegidos del Sol por esta preciosidad conocida como Selva de Iraty. Sólo se oye el crujir de la tierra al paso de nuestras ruedas y el canto de los pajarillos que revolotean por allí.




La pista va subiendo y bajando, algún tramo llano, algo de pierda pero con estas bicis la hacemos de maravilla. Ya vamos un poco caninos y cruzando los dedos por encontrar un chiringuito a la entrada del parque  donde nos pueda dar algo que no tenga sabor a barrita jaja.  Llegamos y nos encontramos un guarda bosques y una fuente, que también nos viene de lujo. Tras charlar un poco con él, la pregunta del millón..."¿Perdona, no habrá nada por aquí para comprar un bocadillo? Carai, no nos esperabamos el tinglado que tienen allí montado!!!

Rápido subimos unos metros por una pistita y...

Las bicis a reposar y nosotros a cascarnos un buen bocadillo de tortilla y algún refresco, que nos lo hemos ganado!!!


Dejamos secar la ropa un poco, comemos, y no tardamos mucho en ponernos en marcha ya que no llevamos muchos km a pesar de la tremenda paliza. 

Ahora lo primero rellenar bidones en la fuente...


Luego, para bajar rápido el bocadillo, 4km de subida por asfalto y abandonamos éste para adentrarnos de nuevo por una pista en otro bosque. Unos cuantos km de subida, una bajada, un paso plano por otro embalse y a subir de nuevo.






Que bien va "La Coja" eee Koldo!!! jajaja

Llegamos al Embalse de Koxta, 


Tras este espejismo, empezamos a subir de nuevo, pronto dejamos el fondo del valle y ya por un tramo más cerrado, ascendemos hasta salir a la carretera del puerto del Larrau, a tan solo 4km de coronarlo. Pero nosotros vamos hacia Isaba, así que tiramos por la carretera hacia abajo.

Un buen rato de bajada y empalmamos con la N-140 para superar una última tachuela antes de parar en Isaba, El Alto de Laza, comparado con lo que llevamos encima, esto es un repecho jaja.




Por aquí ya he pasado unas cuantas veces en bici, en moto y en coche, ya lo tengo muy por la mano este tramo. Un poco de bajada y a rodar hasta llegar al pueblo, pasando primero por Uztarroze.

Son como las 14h y llevamos 100km,  un poco menos de la mitad de la etapa jaja. Pero es que el terreno por el que hemos venido es muy duro y también los km de pista. A partir de aquí, entramos en Francia de nuevo cruzando el Valle Belagua y subiendo La Pierre Saint Martin, uno de los conocidos del Tour de Francia. A partir de ahora, la cosa cambiará. Si seguiremos subiendo mucho, pero los puertos estos te permiten ir a un ritmo constante y los %, a pesar de que en algún punto pueden ser fuertes, rondan el 8-10% y no los 13-15-20 o más de lo que llevamos hecho.
Así que un repostaje para pasar lo que queda de día y a seguir.



Mientras comemos, Christian me dice que ya tiene bastante por hoy y que no quiere hacer todo lo que queda, así que empieza a buscar rutas alternativas y directas a Formigal. 
Yo el Garmin no lo domino mucho y encima es nuevo, así que le dejo hacer. Me comenta que le sale una ruta de 42km mientras que a mi me quedan unos 115.
Estas rutas es lo que tienen, pero ambos sabemos a lo que venimos y en ese sentido, nos entendemos a la perfección, así que sin molestias, cada uno hace la suya desde aquí y en el hotel nos vemos para cenar.

Así pues, pasadas las 14:30 arranco con la solana por mitad del Valle de Belagua.

Ya desde lejos se aprecia a la izquierda, como la carretera va cortando la montaña con una interminable recta. No es lo que más me gusta, pero este puerto no lo he hecho nunca y me llama la atención.


Tras llegar al fondo del valle, la carretera gira y empieza a subir. 15km buenos de ascenso total donde la primera parte, con este calorón, se atraganta un poco.



Menos mal, que tras unos cuantos km subiendo, primero los caballos y luego las vacas, te dan un poco de juego y te distraes jaja.



Resulta que Christian se había equivocado con el GPS y al final, más tarde, sale por esta misma carretera, así que va tras mis pasos pero ninguno de los dos lo sabe jaja. Nada, cada uno a lo suyo...


Que pasada poder estar así de cerquita de estos caballos. Dan ganas de quedarse allí mas tiempo pero es, precisamente, de lo que no andamos sobrados hoy jaja

Paso el Portillo de Eraice y entonces viene un descanso. Ya llevo un rato más cómodo y subiendo bien, pero cada vez voy mejor y hay que aprovechar para avanzar más "rápido".



Estoy en la curva helicoidal y me vengo arriba jaja. En el fondo de la imagen se ve detrás mío un ciclista al que he adelantado y me ha levantado la moral. Vale que no sería Froome, pero con el cacharro que llevo jaja, total que me vale para motivarme más y pensar en positivo jaja


Aquí ya te quedan los últimos compases antes de llegar al parking a 1760m, donde no hay el típico cartel para hacerte la foto.  

Como en la mayoría de puertos, lado español ni una sola marca, lado francés...

Christian mientras tanto va ganando terreno también por detrás mío. Jaja parece que estemos jugando y que yo sea el virtual partner del Garmin jaja



Corono y sin perder tiempo, me lanzo para abajo. Me voy hacia El Pas de Lamayo y luego tomo la carretera del Col de Labays


Esta carreterita es una pasada. Me encanta, y se me hace muy amena. Luego un tramo de subida antes de llegar a un cruce donde nuevamente me desvío para ir hacia el Col de Hourataté



Mientras sigo camino de Osse, me voy preguntando por donde ir a Formigal. La idea inicial es subir Somport y en Candanchú, pillar una "pista" que cruza hacia Formigal, pero no lo tengo muy claro que se pueda. La otra opción sería hacer Marie Blanque y por Laruns, subir El Portalet y ya dejarme caer a Formigal. Por tiempo voy bien para lo primero pero me arriesgo a que se me haga de noche en la montaña y con alguna encerrona. En la segunda opción me pilla la noche por El Portalet supongo, que no me incomoda pero llegaré más tarde y sin tiempo de relajarme a penas.



Tras rellenar bidones y refrescarme, me pongo en marcha y en primera instancia, tiro hacia Bedous para ir dirección Marie Blanque pero al final, me lo pienso. Como lo que llevaba en mente era hacer lo otro, tiro hacia Somport y en Candanchú ya me informaré. Ambos puertos los desconozco, así que cualquiera me está bien. Supongo que soy de los pocos que no ha hecho la QH jaja.

De momento vuelvo sobre mis pasos y tomo la D237 hasta salir a la N134, que me llevará de nuevo a España. Por el momento la cosa pinta bien, me gusta!




Luego la carretera se mete en entre esas montañas y voy más fresquito, con vistas a un río que no alcanzo a ver.

Va subiendo muy tendido y paso por el Fort du Portalet. Este fuerte militar fue mandado construir por  el Rey Luis Felipe I en 1842 y eligió este enclave cercano sobre un acantilado ubicado en el margen izquierdo, según subes, del estrecho congosto, para neutralizar la vía del Somport en caso de Invasión española.


Es muy bonito y hubiera estado bien subir pero seguro que tampoco hubiera podido pasar, así que, sigo la marcha...




Me voy acercando al túnel y por ende, al desvío para subir por la carretera del Somport propiamente dicho.


Parece que las montañas sean de cartón y las hayan puesto para adornar el paisaje...


Este puerto lo disfruto mucho. Voy muy bien de piernas y de ritmillo para lo que llevo encima. Sólo ya en el último km, km y medio, la espalda empieza a darme un poco por saco, pero para lo que me queda jaja.



Dejo el Sol cayendo a mis espaldas y me lanzo carretera abajo, tras coronar Somport, camino a Candanchú. Allí pararé para informarme sobre la alternativa esa freestyle que tengo en mente para llegar a Formigal.

Bajada corta y rápido me paro a preguntar. Me llevo un chasco, me dicen que no se me ocurra ir por es camino a estas horas y en bici. El camino que ya pica para arriba, acaba convirtiéndose en un sendero, para eso, para senderistas y que pasa por Los Ibones de Anayet. La zona es preciosa y me quedo con las ganas, pero quizás una btt si hubiera ido mejor. 
A las 17h mejor no me aventuro que no quiero liarla. Me quedo sin ver esto....



Al mal tiempo, buena cara...opción B, me lanzo hacia Jaca y allí agarro un taxi que me lleve a Formigal y listo. 40km más rodando y para la hora de cenar en el hotel jaja.

Dicho y hecho, la verdad que llevo unas piernas ahora que no veas y voy rápido. Se me hacen cortos los km, que además, parte de ellos son de bajada.

Llego a Jaca con una buena pechada pero con las piernas fenomenales y con la sensación de no estar cansado, aunque ya saldrá ya jaja.
Tras dar una vuelta por el pueblo, cazo al vuelo un taxista que va con una VW. Le aprieto un poco con el precio y acepta. Camino entretenido de charreta y mientras tanto me preparo el recuperador para ir adelantando faena jaja.

Llamo a Christian, ya habíamos hablado antes y me había explicado su particular odisea jaja. Acabó en Laruns con unos cuantos km menos que yo, pero otra buena pechada jaja. Él agarraría taxi allí también.

Llego a Formigal, a los Apartamentos Midi, donde nos atienden muy bien.


Empiezo a descargar y me preparo para ducharme. Ya he dejado toda la alforja lista, la ropa preparada, he estirado un rato, puesto a cargar todos los trastos y cuando dejo la ropa en el balcón, veo aparecer a Christian!! Genial!! Ya estamos los dos, ahora a ducharnos, cenar, contarnos la batalla y a descansar para la de mañana.


Nos entretenemos un poco y para cuando salimos a cenar, está casi todo cerrado. De casualidad pillamos un bar-restaurante abierto y nos pueden hacer unas hamburguesas y una ensalada. No es la dieta ciclista perfecta, pero si Chris Horner ganó una Vuelta España con hamburguesas de McDonalds, nosotros acabaremos la etapa de mañana jajaja, o no Christian??


Luego a la habitación y a la hora de meternos en la cama, el único pero. Las camas son de juguete y como tienen tablones, no hay manera de estirarse. Yo duermo encogido como una oruga!! Bueno, lo cierto es que no conseguí pegar ojo en toda la noche así que, recuperación perfecta para una etapa de más de 200km y casi 5500m+ jaja... hamburguesas y no dormir. Seguro que mañana vamos como un tiro jaja. Pero tampoco es para tanto, he pasado noches peores en mi tienda de campaña en mitad del desierto y al día siguiente he pedaleado igual así que, para mañana, la tercer etapa...

ETAPA 3
Formigal - Luz Sainy Sauveur


142km 2610m+


Suena el despertador y salto de la cama como chinchilla. Estoy destrozado de no haber dormido pero llevo desde las 4am queriendo salir de la cama, precisamente por estar aburrido de dar vueltas en ella. 
Christian anoche había comentado que el saldría más tranqui y se levantaría más tarde y así cada uno iría a su ritmo, pero tampoco ha pasado buena noche y al final se anima a venir. 
Parece que cuando llegas agotado vas a caer redondo, pero muchas veces, aún te gusta más conciliar el sueño y aunque duermas, el cuerpo no acaba de descansar.

Toca el despertador y en marcha!!! De desayuno nos comemos una de las hamburguesas de ayer por la noche. Ayer llegamos al restaurante con tanta ansia que pedimos un par de hamburguesas cada uno y al final sólo comimos una, así que la otra nos servirá para atacar el Col d'Aubisque y lo que nos queda de Portalet jajaja.

Salimos de apartamento y eso, hacemos los últimos 6km de subida que restan para coronar el puerto de El Portalet.




De éste casi ni nos enteramos. Lo hacemos ya por inercia y sólo vamos hablando del próximo de entidad que vendrá y ese si que caerá enterito. No obstante, hay que parar y hacerse la foto de rigor.


Por el otro lado el cartelito es más auténtico, es del lado francés, del otro lado mu limpio jaja.

Después de charlar con otros cicloturistas, empezamos a descender hacia la vertiente francesa. A unos 28km nos espera el pueblo de Laruns, pero no pasaremos por él, tomaremos directamente el desvío a la derecha que hay justo antes de llegar y que nos llevará a coronar el Col d'Aubisque.



Sobretodo, esta primera parte del descenso del Portalet, es muy bonita. Con el paisaje bien abierto y las montañas verdes. Zona de buenas caminatas también. 



Esta bajada se hace muy cómoda, no tiene grandes pendientes y te permite ir pedaleando y viendo lo que te rodea con cierta tranquilidad. 


Pasamos el Lac de Fabrèges y seguimos dejando la presa que contiene sus aguas. No paramos de hablar y que amenos se hacen así los km.





Y un poco más abajo, esta curiosa zona de un par de curvas enlazadas en la que, los setos, están perfectamente podados dibujando múltiples figuras, creando un jardín de lo más peculiar en mitad de la carretera.



Y llegamos ya al cruce donde, sin un metro de llano, dejamos de bajar para empezar, aunque de un modo suave, a subir.




Empieza la fiesta, Col d'Aubisque, uno de los míticos y que nunca he subido por esta vertiente. Christian no lo ha subido nunca así que genial, se apuntará uno de los buenos. Yo lo he subido algunas veces pero siempre por el otro lado y a esta cara le tengo ganas. Tengo la referencia de haberlo bajado y siempre va bien si más o menos lo llevas en la cabeza.

Al fondo, vamos dejando Laruns...



Los 7 primeros km son bastante sencillos pero luego ya la cosa se pone más alegre y no baja casi del 8%. Cuando te vas acercando Gouterette, las vistas ya se van abriendo y la panorámica es muy bonita. 
Pero pasamos primero por el pueblito de Eaux-Bonnes.

A la salida del mismo, un poco más adelante, un pequeño tramo exigente...

Vamos muy bien acompasados. A ritmo constante, sin tirones y la verdad que con buenas piernas los dos. De este modo es más sencillo por que avanzamos más sin que uno de los dos vaya más forzado. Casi vamos en tándem!!





Mientras nosotros vamos subiendo y leyendo estas pintadas, él estará preparándose para otra etapa dura y a poder ser, tratará de dar espectáculo como siempre hace!!!


Ya casi hemos pasado el desvío de la primera zona de telesillas y casi estamos en Gouterette, sobre el km12 de ascensión, así que desde aquí, un poco más de 4km y nos ventilamos el primero del día!!


En el pueblo nos paramos a coger agua, Christian se toma un cocacola rápida y yo me compro un par de naranjas que estaban buenísimas. No nos encantamos mucho y rápidamente nos montamos en las bicis de nuevo. La salida del pueblo pica un poco pero luego otra vez la pendiente se estabiliza.




Pasamos el Restaurante Les Cretes Blanche, que se encuentra cerca de la cima pero aún te falta un trozo pero cuando vas subiendo desde abajo y lo ves, es fácil pensar que allí se acaba el puerto.


Pero ya estamos llegando de todos modos y te viene esa alegría tonta en la que, después de haber ido tensando toda la subida, ahora parece como si no llevarás más de una hora subiendo sin parar jaja.



AUPAAAA KOLDOOOOO que ya tenemos otro en el bolsillo!!!! jaja




Y no podíamos dejar de hacer unas fotos a las super bicis que ahí allí arriba. Todo un símbolo de reconocimiento e importancia de lo que para este país, representa este mundo. Se trata de las Grands Velós d'Aubisque. Se colocaron por deseo expreso de la Oficina de Turismo de Gourette y fueron fabricadas en ocasión de la celebración de la 16ª etapa del Tour entre Orthez y Aubisque-Gourette, el 25 de julio del 2007, ganada por el danés Rasmussen.
Los encargados de los trabajos y de dar forma a las bicis fueron los propios operarios de la empresa E.P.S.A. (Establissement public des stations d'altitud) que gestiona el dominio esquiable de la estación de Gouterette.  Las bicicletas son propiedad de la Oficina de Turismo y rinden homenaje al Tour y al propio Col, uno de los más concurridos por la Grande Boucle, con más de 70 años desde el año 1910 por estos Pyrénées Béaraises.


Tampoco son tan grandes jaja

Luego, nos apresuramos a ir bajando por que parece que el tiempo está cambiando de donde venimos y si nos ha de pillar lluvia, mejor que sea abajo en el valle.


Ahora unos km de bajada y el paso por la zona de los túneles que es una pasada. Si ves este tramo de carretera desde la lejanía, casi que ni aprecias la traza de pavimento. Un corte en mitad de la ladera por el que discurre este singular tramo de la carretera entre ambos cols, el d'Aubisque y el de Soulor.


Desde aquí ya se ve lo que queda por subir para coronar el Col du Soulor...





Se pasan un par de túneles muy cortos como este.




Ahí se ve uno de ellos al fondo. Cada vez que pasa por carreteras así, pienso en aquellos que se pusieron manos a la obra para conseguir que ahora, nosotros podamos pasar por aquí.



Segundo de la jornada, aunque por esta vertiente no tiene nada de nada. Es sí, subir desde Arrens-Marsous ya es otra historia. Recuerdo aquella Luchon-Baiona en la que participé hace ya algunos años. Había tramos sin asfaltar,  ambiente con mucha niebla y desde la salida ya llevaba Peyresoure, Aspin y Tourmalet en las piernas quedándome aún el Aubisque, Osquich y llegar a Baiona por una zona llena de repechos. Desde allí, me volvería a BCN dando pedales...incréibles aquellos 3 días.

Hoy el día es otra cosa y con asfalto nuevecito!!


Tenemos ya un poco de hambre y barajamos la posibilidad de comer algo aquí, pero casi mejor bajar y ya encontraremos algo de camino.
La vía normal es ir a Arrens, luego Argelès-Gazost y de allí ya a Luz Saint Sauveur pero nosotros iremos ladeando la montaña y evitaremos pasar por Argelès.



En esta parte nos adelantan dos ciclistas que iban con ganas y nos vinimos arriba jaja. Nos pusimos a rueda hasta que uno aceleró más. Yo que iba tercero, me fui a por él y por un rato, nos dimos un buen calentón jaja. El último relevo ya fue para desviarme hacia la D13. Justo en ese momento se puso a chispear un poco pero nada, 4 gotas, así que seguimos sin ponernos el impermeable.

Al llegar a Ancizans-Avant, encontramos un sitio para parar a comer a pie de carretera. Es perfecto por que luego, de camino a Luz podremos reposar la comida un poco y afrontar la subida a Gavarnie con gasolina en las piernas.

Ellas mientras tanto a descansar un poco a cubierto, aunque con el calorón que hace, bien les iría seguir mojándose. 

Salimos con la panza contenta, así siempre se ve todo de otra manera. 
Cruzamos el pueblito de Saint-Savin pasando por La Place du Trey.


Seguimos hasta Perrefitte-Nestalas y allí ya conectamos con la carretera que viene de Argelès. Toca remar un rato con viento en contrar y en un tramo de esos, digamos pestosos, que va subiendo al 2-3% y parece que puedes ir rápido, pero entre la ligera pendiente y lo que sopla el viento, te vas tostando a base de bien.

Pero Christian está generoso jaja y se pone delante todo el rato. Hemos pactado como en el final de una carrera jaja. Como ya se parará en Luz y no subirá a Gavarnie (tenemos el hotel en Luz), pues la victoria de etapa para él y yo que seguiré hasta Gavarnie, pillo bonificación para la general jajajaja


Al llegar al hotel, nos encontramos con Jordi Solano, que anda por allí de asistencia con el grupo de Veldrom Studio. Estamos, casualmente, en el mismo hotel y luego igual podemos cenar juntos. Nada, yo charlo un rato con él mientras Christian está haciendo el check-in y aprovecho para dejar la alforja, así, estos últimos 40km los haré más ligero.


Sigue soplando mucho viento y aunque esta parte no sube mucho, el viento en contra me está matando. 


Mi idea inicial de ruta era hacer Gavarnie y Troumouse pero al final sólo hice uno. Y encima, una gendarme me lió y al llegar al pueblo, me desvío de la carretera para meterme por donde van los caminantes. La verdad que me encantó pero ahora me he quedado con la espinita clavada de subir ambos hasta arriba.



Total que al legar al pueblo, a la izquierda y por un camino hasta una zona donde me encuentro un cartel que prohibe el paso de bicicletas, o por lo menos ir encima de ellas. 




Me acerco al Circo de Gavarnie que, aunque no le veo desde donde yo quería, me deja igualmente muy impresionado. Lugares com este son de aquellos que me dejan maravillado. Siempre lo he dicho, las ciudades tienen cosas interesantes y hay personas que contribuyen a realzar la belleza de las mismas con esculturas, arquitectura etc. pero para mi, nada que ver. Prefiero 1000 veces antes ver estas obras de arte, que las que se encuentran en cualquiera de los mejores museos.

Me quedo un rato aquí, no avanzo más pero tampoco me hace falta. Un poco de relax y de regalo para el alma antes de regresar, está espléndida panorámica. 
Voy bien de tiempo y empiezo a bajar pensando en subir Troumouse.


Pero es que cada vez sopla más y veo la que se me viene encima. Además, mañana tenemos otro etapón y no quiero salir fundido ya que, a balón parado subiremos el Col du Tourmalet y son 18km "divertidos" jaja
Bueno queda pendiente para otra ocasión, seguro que volveré con la bici!! 

Arranco de nuevo y justo al salir de Gèdre, me adelanta un autocar, así que aprovecho para darme un calentón e ir a por él. Un ratito tras él y luego ya sólo hasta Luz.


Llego al hotel muy contento, con buenas sensaciones y con tiempo suficiente para hacer la colada e ir luego a dar un paseo por el pueblo con Christian.



Ya somos expertos en improvisar tendederos. En este caso, la escalera de emergencia nos va de lujo para enganchar los pulpos con la ropa y con el veintazo que sopla, seguro que se seca para mañana.
Una vez dejamos todo organizado, nos vamos a dar u paseo por...


Al fondo el Chateu de Sainte Marie, construido en el siglo X por los condes de Bigorre y que ha servido como refugio a los habitantes del valle en numerosas ocasiones.




Estoy apunto de llevarme uno de estos para mi frijolita pero en la alforja puede acabar mal y tampoco hay tanto espacio. Aunque puede estar tranquila, si le gusta un poquito la bici, me aseguraré de que conozca muy bien esta zona y tendremos tiempo de venir a comprar jaja



Y la Eglise des Hospitaliers de St Jean, una iglesia templario edificada entre los siglos XII y XIII, construida también para proteger a los habitantes de Luz de los ataques de los migueletes, los miembros de la milicia. Era el nombre que recibía un mercenario catalán durante la Guerra de los Segadores.



Después de rondar un poco por allí y comer algo de fruta, nos volvemos al hotel para cenar e ir a descansar. Nosotros en la habitación y ellas aquí...


Un día más consumido y con ganas de que llegue mañana para afrontar una etapa que se hará muy exigente. Muchos puertos de categoría y la llegada a tierras catalanas...

ETAPA 4
Luz Sainy Sauveur - Salardú


160km 4650m+



Como iba a ser una etapa larga, nos levantamos pronto y a esa hora, no servían desayuno en el hotel. No obstante, se portaron fenomenal y por la noche, después de la cena, nos prepararon una bandeja con un poco de todo para que pudiéramos desayunar en la habitación y así, enfilar carretera pronto.

Salimos ya de Luz haciendo una breve parada para cargar los bidones en una fuente. Yo voy jugando con mi GPS ya que no hay manera de que coja señal y tarda como 4km en en empezar a marcar.

18km nos separan de coronar al Col du Tourmalet, uno de los más prestigiosos y conocidos de entre los puertos del Pirineo Francés, pero que sin embargo, a mi no me dice mucho. Es famoso, lo he subido varias veces por ambos lados, vienen muchísimos ciclistas a subirlo como uno de los retos del año, pero la verdad, al menos para mi, es que bonito bonito, no es. Los últimos 4km por cada vertiente si que me gustan pero todo lo previo...hay muchos otros puertos por la zona y algunos mucho menos conocidos que guardan más encantos que no este. Aún y así, es uno de esos que parece que has de subir por lo menos una vez en la vida jaja. 


En Barèges hay una recta que pica lo suyo, a mi siempre se me hace pesada pero esta vez, con el rollo de ir hablando, ni me entero. Igual hablo demasiado jaja, si conozco la zona o he pasado, siempre voy advirtiendo de detalles al que va a mi lado, para que no se pierda nada y con Christian, que esto no lo ha pisado...jeje, igual menudo viaje le he dado jaja, pero me hace ilusión ir contándole cosas y detalles de la zona.

Llegamos a la estación de esquí de Super Barèges, desde donde resta la parte bonita y más recargolada de la ascensión.



Allí arriba ya se ve el final de la subida...


Parece que ya queda poco pero esta última parte se te hace algo larga. Es esa rara sensación en la que ves la señal de que te faltan igual 2km, pero si ves donde está el final de la subida, te parece que haya un mundo hasta allí.

Casi no hay tráfico, hemos subido bastante solos y tranquilos. Luego aparecen estas ovejas corriendo en contra dirección y sin miramientos jaja. Estamos en Julio, y este es nuestro particular SAN FERMÍN!!! jajaja


Mientras vamos haciendo, nos pasa un chaval con su bici de carretera y un tipo muy fino. Va como un tiró y Christian hace el amago de irse con él jaja, como nos va la guerra!! jaja
Yo no entro al trapo que sabiendo todo lo que queda, igual me acuerdo dentro de 5h de este apretón jaja

Llegamos a la última curva de herradura, dentro del último km y el más exigente a media del 10%


 Y el primero del día!!!


Nos da tiempo para hacernos fotos tranquilos, aún es pronto y casi no hemos visto a nadie en bici. Luego esto ya no se ve así. De hecho cuando bajamos hacia La Mongie, ya sube mucha más gente.
Mientras estamos arriba, charlamos con unos chicos muy majos que van a subir caminando al Pic du Midi caminando. Mi idea era subir también con la bici pero Christian no quiere subir y el tiempo está un poco así así. Desde aquí te separan 800m+ y claro, eso no lo subes en 10' por lo que tampoco quiero que él se quedé aquí esperando mucho rato, así que, lo dejaremos para otra ocasión.

Nos despedimos de los chicos y nos deseamos buena ruta mutuamente.

Última vista hacia Luz Saint Sauveur y nos tiramos para abajo, si acabamos de subir 18km, ahora vienen 18 de bajada que haremos en muy poco tiempo. Con estas bicis la verdad que bajas segurísimo. Da lo mismo si viene un bache, una raíz, un salto.....lo que sea!! La velocidad no es tan alta como con la flaca pero la sensación de seguridad es absoluta.
Luego echo la mirada atrás viendo el Pic du Midi y le guiño un ojo...es uno de los pendientes y que vendré a subir seguro. Las vistas desde aquí arriba, rozando los 3000m+, han de ser brutales!!! 

La bajada pasa en un plis plas y enseguida llegamos a Saint Marie de Campan donde hacemos una parada rápida para repostar y llenar bidones antes de encadenar la segunda ascensión del día.

Hemos desayunado un Torumalet, y ahora almorzaremos una avanzadilla del Col d'Aspin más el Col d'Hourquette d'Ancizan.
Salimos del pueblo y la carretera ya va subiendo durante 7km, punto en el que nos desviamos para iniciar el Hourquette. Desde allí quedarían 6km para coronar el Aspin y 10km para el Hourquette.


El puerto empieza con esta planicie donde aparcan todas las autocaravanas cuando el Tour pasa por aquí.




Luego ya encaras esa zona más boscosa que se ve al fonde de la imagen. 


Este puerto es muy bonito, no tan transitado como el Aspin y encima, para ir a la zona que queremos nosotros, nos deja más cerca sin tener que hacer la zona pestosa desde Arreau a puertas de Saint Lary.








Tras pasar esta zona, marcada por un par de rectas largas, separadas por una curva de herradura, llegas a una zona de descansillo donde la carretera desciende unos metros y desde allí, ya encaras la última parte del puerto, totalmente abierta.

Llegamos arriba y hay algunos coches y unos espectadores de lujo y super cariñosos!!!

Andan por allí super tranquilos y sólo quieren que les rasques una miaja. 


Como para decirles que no jaja, más majos ellos, bueno estamos un ratín, nos hacemos alguna foto de rigor y seguimos la marcha ya que aún nos quedan 3 puertos divertidos.


Empezamos a bajar hacia el pueblo de Guchen. Por esta vertiente ya he subido varias veces, de hecho la que hemos hecho, de subida era nueva para mi.

Mientras bajas hay un tramo donde se ven las montañas que separan este valle y el de Pineta. Allí arriba está el túnel de Bielsa para conectar Francia con la zona del Sobrarbe. 
En esta parte tenemos muchas opciones y puertos de entidad. Se puede subir al Túnel de Bielsa, a las pistas de esquí de Piau Engaly, a la Reserva Natural de Neouvielle, a Le Pla d'Adet, a La Val Louron-Azet, Col du Peyresoure, Col de Peyragudes....vamos, otra joyita de zona.


Llegamos al pueblito de Guchen, que le podrían llamar el pueblo de las fuentes por que en una sola calle puedes encontrarte 5 o 6 como esta.


Que además de bonitas, dan un agua riquísima y fresca que, en días como el de hoy con tantísimo calor, son como auténticos oasis y hay que aprovecharlos jajaja


A la salida del pueblo, tomamos los D929 que hasta tiene carril bici para llegar a las puertas de Saint Lary Soulan.


Pero no llegamos a entrar, giramos a la izquierda para subir al pueblo de Azet. Bueno, de hecho desde aquí ya empieza el puerto de La Val Louron vía Bourisp. Desde aquí, encontramos un puerto de 10,7km al 7,3% de pendiente media y acumulando 780m+.
De todos los que subíamos hoy, éste era al que más respeto le tenía. Es más corto que el Tourmalet, pero lo haríamos siendo el tercero del día y de bajarlo, nunca había subido por este lado, sabía que picaría. Además la hora iba a ser ya de bastante calor pero por otro lado, psicológicamente, superado éste, ya estaría con la mente puesta así en Bossost.

Total que seguimos con el menú de estrella michelín jaja...Desyuno tourmalet, Almuerzo Hourquette d'Ancizan, para comer teníamos Val Louron-Azet y Peyragudes/Pyresoure y para merendar caería un Portillón jaja
En Azet queremos coger agua pero la fuente está seca. Parece mentira todo lo que llegamos a beber, yo pierdo la cuenta de los bidones que tomamos pero caen unos cuantos litros al día.

Seguimos pues la marcha y al salir del pueblo nos pasa una chica que lleva a, suponemos, su madre de asistencia ya que la va esperando cada ratito para darle agua. Por delante otro chico y Christian y yo que vamos a lo nuestro pero intentado no ceder mucho terreno jaja

El calor aprieta muchísimo pero ahora ya da igual, hay que cazarlos jajaja. Nos tostamos a base de bien pero los tenemos a punto de caramelo, parada rápida para cambiarle el agua al pajarillo y seguimos.


En el último km apretamos los dientes y al final les acabamos cazando jaja, una tontería de esas que haces por que te lo estás pasando bien y ni piensas en toooodo lo que te queda por delante.
El caso es que coronamos con buenas sensaciones y ya con la mirada puesta en el siguiente objetivo. 


En aquel collado se termina la subida al Col de Pyresoure. Nosotros pasaremos por ahí pero haciendo el anexo del Peyragudes. Es esa rampa en formada curva amplia de izquierdas que se ve a la derecha de mi dedo. Es justo el final de la etapa del Tour de este año...que duro!!!

Nos comemos una barrita mientras Christian atiende alguna llamada del trabajo. Es lo bueno que tienen sus clientes, poder gozar de un trato personalizado de su mecánico de confianza, casi en cualquier momento, hasta estando de vacaciones y justo después de haber subido un puertarraco de estos del Pirineo Francés jaja. La verdad que eso es de agradecer!!!

Iniciamos el descenso hacia Génos con vistas sobre el Lac de Génos-Loudenvielle. Esta vertiente es durísima, para mí peor que la otra con varios tramos kilométricos con medias sostenidas al 10%. Pero también es más entretenido por la cantidad de curvas de herradura que hay.

Al llegar abajo cargamos agua y bordeamos el lago para empalmar con el siguiente tramos de asfalto.

Unos minutos de relax antes de empezar a subir de nuevo. Iremos hasta Estarvielle para conectar con la D618, que es la carretera del Peyresoure y la seguimos hasta falta de 3km donde está el desvío hacia el Peyragudes.

Si vienes desde Arreau, el Peyresoure viene a ser esto. Desde donde salimos nosotros haces los últimos 7,5km.



Pero nosotros, a falta de 3km nos desviamos para hacer un poco más de rodeo. para llegar a los 1580m con un buen final como el que fue el de la Etapa12 del Tour de Francia del presente año.

Es bonito poder subir por aquí de cicloturista, sintiendo como debe ser eso de pasar por el mismo lugar que lo hicieran los grandes del ciclismo mundial, apenas hace unos días y ensordecidos por los gritos de ánimo de los muchos aficionados que se acercaron aquí para vibrar con la lucha de sus ídolos en este final tan exigente.

Penúltima curva de herradura, las pintadas en el suelo aún adornan el asfalto...



Y llegamos a la parte final, esos 300m que debían afrontar antes de cruzar la línea de meta y donde Froom perdió algunos segundos y Bardet se llevó la victoria de etapa. Un paredón que sirve de pista de despegue y aterrizaje, 300m durísimos después de todo lo que llevaban encima.

Esto es lo que verían antes de encararlos... 



Y esto es de donde vienes para afrontarlos...


Nosotros no lo íbamos a hacer jaja, más que nanda por que seguimos subiendo por la carretera que aún nos quedaba 1 km y de allí hacia el Peyresoure.


Buff, la mente ya está mucho más relajada, nos quedará sólo subir un puerto y el tramo de aproximación a Salardú. Pero eso será previa parada para comer un bocata o algo en Bagnères de Luchon. Mientras estamos aún arriba, hablamos con una pareja de canadienses que andan por allí de vacaciones haciendo salidas con la flaca. Un rato de charreta y nos tiramos para abajo. Creo que hasta nosotros le hubiéramos metido unos segundos a "NairoMan" en esta bajada jajaja.



Llegamos a Bagnères y buscamos un sitio para comer algo rápido para no adormilarnos demasiado.

Un bocadillo aquí ya nos sirve. Nos ponemos cómodos y por lo menos, los 20' que paremos aquí que nos sirvan para relajarnos y agarrar fuerzas para afrontar el último escollo del día. 

Ahora nos viene el Col du Portillon, con casi 10km de distancia y una exigente pendiente media del 7%. Algunos tramos del 14% y una parte final que se encarama con varias curvas de herradura encadenadas.

Salimos con el bocadillo aún casi en la boca y a mi eso no me molesta, estoy más que acostumbrado de las brevets pero Christian se lo quiere tomar con más calma para que no se le atragante el bocata, así que cada uno a lo suyo. Yo me vengo arriba, las piernas me van geniales y en el tramo más duro, adelanto a un tipo con su flaca. Voy muy cómodo y con ganas de que se acabe el puerto para tener esa sensación de sólo tener que rodar para llegar al final de la etapa de hoy.

Este es el cartel de la vertiente catalana donde como se ve, también se trata de una subida dura y con un % máximo del casi 18%.
Unos minutos después llega Christian y ya juntos nos vamos hacia Bosost....Ya lo tenemos company!!!!

Aún y así, nos quedan unos 30km hasta Salardú y que no son del todo llanos. La carretera hasta Viella, va teniendo algunos repechos pero en general bastante cómoda. Pero luego, la mitad de los km que faltan para llegar a Salardú, siempre van picando para arriba.

Y en un tramito, nos tuvimos que parar por que se puso a granizar. Nada espectacular pero como justo nos pilló al lado de unas casa, pues mejor parar y dejar pasar el aguacero. 

Llegamos a Viella y aprovechamos para comer algo muy rápido, cualquier cosa ya que estábamos hasta las narices de las barritas.  Por el camino, una mujer que iba caminando nos pregunta que si vamos al super y que si luego tenemos que pasar por esta misma carretera. Le decimos que sí, nos suelta 2€ y nos pide que si por favor le podemos traer un paquete de azúcar, que así no ha de ir ella caminando...jajaja, madre mía no se vaya a herniar la chiquilla!! Ojo, que no llegaba los 40 seguro. 
Total, que le cojo el dinero, el azucar (como si no pesara ya la bici jaja) y le subimos el azúcar. Pues tócate las narices que ya no estaba, se debió haber cansado de esperar o que? nosotros le dejamos encima de un murete de hormigón, su azúcar en una bolsa y el cambio de los 2€ dentro...espero que lo recogiera más tarde por lo menos jaja.


Ya son las 20h por lo menos y el calor aún aprieta muchoooooo!!


Y por fin llegamos a destino!!

Hoy pasaremos la noche aquí..



Nada de lujos pero suficiente para echarnos a dormir. Lo que si que necesitábamos era reponer fuerzas, así que después de dejarlo todo organizado y ducharnos, nos fuimos a cenar a la plaza del pueblo.



Yo me puse como un jabalí!! comiendo y luego posando jajaja


Bueno, ya estábamos más cerca de casa. De nuevo en tierras catalanas y para mañana, cruzaríamos Andorra, volveríamos a pasar un poco por Francia y acabaríamos en Puigcerdà. Otro etapón con varios puertos de entidad y que seguro nos regalaría buenos paisajes.

ETAPA 5
Salardú - PUIGCERDÀ


176km 4115m+



Primer día en el que el tiempo parece estar un poco tapado, hasta con intención de llover pero nada, 4 gotas de aquellas que no asustan a nadie y ni paras para ponerte el impermeable.

La mujer del hostal nos prepara un buen bocadillo de tortilla para salir ya con fuerzas y afrontar los primeros 13,5km de la ruta, en los que subimos de primeras, el Port de la Bonaigua con sus 2072m de altura.








No es un puerto duro pero, hoy es el 5º día de ruta y como alguna otra vez me ha pasado, me vino una bajada de defensas y de energía de esas que te hacen ir medio grogui. Me conozco perfectamente y de  todas las veces que he hecho las escapadas a Tenerife, un par de ellas me ha pasado lo mismo, tras 3-4 etapas bestias y no poder dormir muy bien, con lo que no descansas ni recuperas como se debe, el cuerpo se me queda en nivel muy bajo de energía. 
Me cuesta respirar y llenar los pulmones, estoy seguro que llevo unas décimas de fiebre y las piernas van, pero por pura inercia. Como me lo veía venir, ayer compré Frenadol en Viella para minimizar un poco los síntomas y sé que esto me durará 1-2días máximo...ahora más que nunca a tirar de coco. Christian tranquilo que no dejaré de pedalear jaja







Estas primeras rectas se me hacen algo cansinas. No por que no me guste el puerto, no por que no me guste el paisaje, pero voy medio mareado y vacío de energía, con lo que las cosas siempre se toman de otra manera. Pero bueno, me voy peleando conmigo mismo para no ceder ni un metro con Christian jaja. Si hace falta me subo a su chepa jajaja




Último tramo con algunas curvas de herradura...esto ya lo tenemos. Llegamos a los 2072m!!


Nos tenemos que abrigar pronto por que hemos llegado empapados de sudor y aquí sopla un aire fresco que nos deja un poco tiesos. Así que foto rápida y empezamos a bajar pensando ya en llegar a Llavorsí. 


La etapa de hoy vuelve a ser un poco larga y con cierto desnivel. Christian baraja la opción de tirar recto para no pasar por Andorra e ir directo a la Ser d'urgell por el Port del Cantó. Yo tengo claro que seguiré la ruta establecida, pero no por ir de rebelde jaja, es que no le veo ningún atractivo a ese puerto que ya lo he hecho, y me parece un poco pesado. Pero bueno, hablando y negociando al final seguimos juntos. Me alegra su decisión, estoy seguro de que no se arrepentirá!!

Llegamos a Llavorsí y yo llevo un globo considerable jaja, me arde la cabeza y estoy un poco ido, pero nada que no se pueda soportar con ganas de hacerlo. Creo que un Redbull me ayudará  y espero que me dé alas de verdad jaja. Por si las moscas me tomo un par, que total, como no tomo nunca café, ni suelo tomar cosas con cafeína, digo yo que algo notaré jaja.

A partir de este punto, giramos a la izquierda y regresamos por el otro valle hacia Alins.



Vamos muy tranquilos, a penas nos hemos cruzado con un par de coches y llegamos al pueblo en el cual dejaremos la carretera principal y empezaremos a subir a esas montañas.
Llenamos los bidones, tenemos unos 20km de subida hasta la frontera con Andorra. Subimos por la cara norte del Coll del Cabús y por esta vertiente será pista hasta que justo crucemos ya a Andorra, donde descenderemos por asfalto.
Esta es parte de la conocida Ruta de los Contrabandistas.
En estos casi 20km se acumulan casi 1500m así que, no es moco de pavo.

Desde aquí un primer tramo asfaltado, luego cemento y finalmente pista antes de llegar al remoto pueblo de Tor. Éste es un pueblecito situado relativamente cerca de la frontera andorrana. Por este camino se introducía el contrabando en Andorra, tabaco sobretodo. Como siempre, esto fue un rico negocio que atrajo a algunos personajes turbios. También se había pensado construir unas pistas de esquí pero las tensiones entre los habitantes de esta minúscula aldea fueron muy grandes y derivaron en varios asesinatos.
Para llegar, lo hacemos por esta carreterita solitaria próxima a un riachuelo.






Vamos la mar de tranquilos y yo me he recuperado un poco. Veremos cuanto me dura el efecto del redbull jajaja, aunque el calor empieza a asfixiar y eso que ahora vamos por la zona arbolada.

Después de un rato ya subiendo llegamos a Tor, donde aprovecho para ir un momento al baño.
La verdad es que se hace raro encontrar este pueblecito aquí en medio, pero es cierto que tiene mucho encanto. Y también hace un rato que hemos dejado el cemento y el asfalto para ya seguir por pista hasta arriba.






Nos ponemos en marcha de nuevo y viene una primera parte pedregosa que es la más dura de toda la subida. 




El % en estas primeras rectas es considerable y yo voy más clavado que los brazos de Cristo, pero ganando terreno a la subida poco a poco. 
El paisaje se abre y ambos vamos super contentos, esta valiendo mucho la pena el esfuerzo!!!



Y llegamos a una curva, donde parece que ya podremos intuir el final de la subida, en la que nos encontramos con esta manada de caballos...







Y siguiendo la pista con la mirada, intuimos unas "Z" que se acaban escondiendo por aquella loma y que será, seguramente, el final de la subida.


Hasta arriba sin descanso...finalmente llegamos a Andorra coronando el puerto y cambiando tierra por asfalto.



Ahora bajaremos rápido pasando por Pal y con la intención de comer en La Massana.


No hay cartel arriba así que el primero que nos encontramos de bajada, hará las veces de parte de final de puerto...

Madre mía como se embala la bici aquí!!!


Vamos muy bien de tiempo y paramos a comer en la misma carretera. Después de haber probado en un restaurante que conoce Christian pero que estaba cerrado ,cualquier opción normalita nos valdrá. 
Nos da tiempo a ver algo del Tour pero a nosotros nos quedan aún muchos km jaja, así que no nos podemos encantar.
Cruzamos La Massana y enseguida estamos subiendo de nuevo. Ahora vamos a por el Coll d'Ordino!!


Un puerto que no había hecho nunca y que me ha dejado muy buen sabor de boca. Muy constante, no excesivamente duro y con un piso buenísimo.


Menos mal que el cartel del Strava está arriba, que si te lo ponen a pie de puerto jaja, alguno es capaz de ahogarse subiendo jaja

La bajada hacia Canillo se hace rapidísima y con muy buenas vistas. 
Se intuye el camino inicial por el que quería pasar con la bici de camino a El Pas, pero visto desde aquí, nos sirve para darnos cuenta de que más que una bici, hubiéramos necesitado una retrac para subir jaja.


Christian ya va tieso de barritas y geles, así que hacemos una mini parada en el pueblo para surtirse un poco antes de empezar con la 4ª ascensión de la jornada. Nos toca subir El Port d'Envalira, otro de los largos y que nos llevará hasta los 2408m

Es un puerto muy llevadero, se hace cómodo pero a mi el efecto del Redbull se me ha pasado hace rato y de nuevo me siento un poco decaído. Aún y así mucho mejor que esta mañana que cuanto más lo pienso...no sé aún como he subido del tirón La Bonaigua tal y como iba.

La verdad que dentro de todo, estoy contento por que las piernas responden y por que con todo lo que llevamos encima, cualquier cosa es motivo de risas y cachondeo. Hasta subiendo y medio retorciéndonos y eso se agradece mucho.


Hasta hay un tramito con carril bici y todo jaja



Después de una zona menos distraída con largas rectas, llegamos a otra algo más entretenido con curvas enormes. Estamos ya cerca de coronar el cuarto puerto del día...AUPA KOLDOOO!!! jaja

En esa gasolinera paramos para abrigarnos y repostar. El tiempo se ha torcido un poco y es el momento de toda la Transpyr en el que pasamos más frío. Menos mal de los periódicos que nos regaló el hombre del establecimiento. Mil gracias!!!


Empezamos pues a bajar, la cabeza duele y todo. Cuesta frenar por que los dedos se quedan un poco agarrotados pero no tardamos mucho en perder altura y la situación cambia. Además, se baja poco y enseguida estás subiendo de nuevo.

Nos queda la última tachuela, el Col du Puymorens que subido desde aquí, apenas son 3km. Ni si quiera nos quitamos los goretex y llegamos enseguida arriba. 


Nos quedamos unos minutos charlando con un par de moteros que están allí parados y mientras tanto, el Sol va siendo engullido por las nubes. Nos despedimos y nos ponemos en marcha dejando ya la montaña a nuestras espaldas.


Ahora si que es todo bajada y rodar hasta llegar a Puigcerdà. Aún y así, son 25km y llegaremos ya con los últimos rayos de luz. Pero las piernas responden y las exprimimos en lo que serán los últimos km del día.


A la entrada al pueblo, una última rampa sorpresa y rápidamente, escoltados por un moterista de la policia local,  ubicamos el hostal donde pasaremos la noche. Descargamos los bártulos, nos organizamos ya con nuestra rutina diaria, una ducha y nos vamos a la plaza a cenar para darnos un homenaje, que nos lo hemos ganado!!


Además mañana empezamos subiendo bastante y tenemos que recuperar el desgaste de hoy. Yo particularmente cruzo los dedos para poder descansar y levantarme mañana mejor y sin fiebre. Soy muy optimista así que me voy a la cama pensando que el día se levantará estupendo!!!!

ETAPA 6
PUIGCERDÀ - MAÇANET DE CABRENYS


155km 3500m+

















De buena mañana salimos callejeando y paramos a desayunar a pie de la N-152. Mientras comemos vamos comentando la jugada y como es la etapa de hoy. Parte la conozco, y parte es totalmente nueva para mi, aunque intuyo como irá viniendo la cosa. 




Yo sigo encontrándome flojo pero tengo muchas ganas de hacer esta etapa que iniciamos rodando por Bourg Madame y de allí a Ossèja, donde empezaremos a subir por una pista forestal muy interesante.

El horizonte es engullido por las nubes pero el día será soleado, por lo menos en esta primera parte de la etapa. Según la meteo, con un poco de suerte, iremos esquivando la tormenta pero, tenemos muchas horas por delante y bastante recorrido, así que ya veremos.







Vamos subiendo sin cesar por La Serra dels Lladres. Esta todo asfaltado pero de aquel asfalto ya maltrecho y por el que no pasan coches. Todo el rato solos y por medio del bosque. La verdad que vale mucho la pena.


Christian va marcando más el ritmo y yo pues tratando de buscar por algún lado las buenas sensaciones. Seguro que hoy ya las encontraré, por que ya pasé un mal día ayer y seguro que hoy ya el frenadol acabará de hacer efecto. Me notaba aún un poco caliente de temperatura pero ya algo mejor. 


Nos alejamos de los Pirineos y a pesar de que seguiremos haciendo bastante montaña, poco a poco iremos respirando más a Mar!!


Cuando ya vas ganando altura, pues volvemos a acumular unos 1000m+, dejamos el bosque atrás y y cambiamos árboles por pasto y pradera.


Hasta que ya coronamos tras pasar primero por el Coll de Pradelles y finalmente llegando al Coll de la Bassa. Hasta el primero tienes 10km a media del 7%, ósea, que no es un paseo, pero se hace muy bien.  3,5km después y unos 250m+ llegas al final de la carretera. 
A partir de este punto, un tramo de pista y luego como las vacas, por en medio de la pradera y siguiendo el track que va por un punto donde sólo se aprecia la hierba pisada marcando dos pequeñas marcas de 4x4.

Esa defensa para que vacas es la que tenemos que saltar para seguir. Sólo falta que ahora nos pegue un chispazo jaja, aunque a mi igual me va bien para que me espabile jaja.
Esta parte es espectacular!!! Parece que sobramos en este ambiente, a 2000m donde las vacas pastan a sus anchas y nada ni nadie empaña semejante estampa.





Todo para nosotros!!! Hasta que nos empezamos a meter de nuevo en el bosque y perdemos altura en busca de una pista ya más marcada. 




Algún tramo de sendero menos pisado y después de un rato por mitad del monte aparecemos en el pueblecito de Dòrria.


Rincones mágicos que en ocasiones, si no fuera por estas maravillosas escapadas, no conocerías.

Christian se ha vuelto un experto en poner y quitar alambradas jaja



La ruta contempla un bucle extra que pasaba por Ventolà, pero viendo también como vamos esquivando las nubes, mejor no tentar demasiado a la suerte, así que desde este pueblo, conectamos con la carretera de la Colla de Toses y bajamos directos a Ribes de Freser.

Allí hacemos una parada en la plaza del pueblo para comer un bocadillo rápido y seguir la marcha. Nos va bien poner un momento pie a tierra y llenar los tanques por que ahora vendrá otro tramo largo de subida y por pista. Este es uno de aquellos tramos que guardaba con muchas ganas de hacer. Hace algún tiempo pasé un fin de semana en un hotel en Tregurà de Dalt y recordaba una pista que salía desde el mismo pueblo. Pues ahora la íbamos a conocer y también la zona de la Serra de la Guilla i la Serra de la Canya.

Empezamos subiendo duro con buen % y dejando, rápidamente, Ribes de Freser al fondo de la imagen.




Esto gana altura rápido, volveremos a pasar los 2000m y tensaremos las piernas durante 14km más en una subida que tiene algunas rectas largas, de esas que pesan más en el coco que en las piernas jaja

La subida es larga y empiezo algo clavado pero poco a poco me voy encontrando mejor y es a partir de aquí, que parece que el cuerpo empieza a reaccionar.  Acabo coronando mucho mejor de lo que había empezado a subir, así que la moral también empieza a ir a más!! 
Cosas de aquellas raras, pero cuantos más km llevo encima y más paliza en general, voy mucho mejor.

Ya llegando arriba, el tiempo se gira un poco y vamos cruzando los dedos para ver si aguanta y no nos cae el tormento encima.




Holaaaaaa, con permiso!!!


Coronamos y toca abrigarse un poco. Ahora toca hacer un tramo en el que la pista no termina de bajar.






Las escuchas, ves las madrigueras, sabes que están ahí pero siempre cuestan mucho de ver. Pero esta simpática marmota no tenía miedo, ( de nosotros no tiene por que), y salió a saludarnos.




Después ya la pista baja de verdad y tardamos poco en llegar a Tregurà de Dalt, donde paramos a llenar los bidones. Es un pueblo muy pequeño y encantador donde puedes venir a pasar un fin de semana de aquellos de desconexión y es genial.



Que contentos estamos con nuestras compañeras de ruta. Se están portando de maravilla y sin dar problemas. Dos buenísimas opciones para este tipo de ruta. La Slade y su Lefty van de lujo y para tramos de pista así en los que hay bastante surco y piedras sueltas, puedes bajar casi volando.


Mi SuperX...no puedo estar más contento con ella. Para entrenar puedes ir muy rápido con ella, una opción super polivalente que te permite pistear, hacer seneros, rodar por asfalto para conectar caminos  y para realizar cosas de este tipo. Ya es la segunda aventurilla que vivimos juntos y cada día me enamoro más de ella!!


De camino a Camprodón, paramos en Llanars. Hemos cogido un poco de frío y una infusión irá bien para entrar en calor. Además empieza a chispear y es buen momento para hacer un descanso. Christian deja temblando la panadería del pueblo jaja y se zampa una coca que está realmente deliciosa. Parece que vamos hacia la lluvia pero tenemos mucha suerte y seguimos sin mojarnos.

Vamos a por la 3ª ascensión del día, viene el Coll d'Ares y de nuevo, volveremos a entrar en Francia.



Un puerto bien sencillo, se hace muy cómodo. Primero llegas a Molló y le sigue un descanso en forma de bajada. Luego 7,5km más de subida pero con % muy llevaderos. Además, yo me voy sintiendo mucho mejor e incluso puedo ponerme delante y apretar un rato para ver si se me va ya del todo ese vacío con el que he andado el incio del día y toda la jornada de ayer.


Paramos a ponernos el impermeable por que parece que las 4 gotas que caen, no tardarán en convertirse en aguacero, y a juzgar por como se ve el final del puerto...pero nada, seguimos de suerte y no pasa de ahí.


Bueno, ya en Francia!!! Ahora un nuevo tramo que no sabemos bien como será, pero cuando le eché el ojo con el Maps, parecía muy interesante. 
Volvemos a adentrarnos en el bosque y a combinar un poco de asfalto con mucha pista.

Pasamos por el Coll de la Croix de la Sadella y vamos casi perfilando la frontera dirección este. 
También pasamos de largo el pueblo de Lamanère después de hacer el Coll del Prat d'en Baillé. Nuevamente tramos solitarios en los que no nos encontramos a nadie. En ese sentido, esta ruta está siendo top, por que casi siempre hemos ido por sitios en los que no nos hemos cruzado con nadie.


Ya nos vamos imaginando el momento de empezar a bajar a Maçanet y cenar algo rico. Pero ahora nos metemos por una pista que se hace interminable y muy dura. Un buen rato de subida  con mucha piedra, por lo que has de ir muy atento. Christian pincha pero solucionamos el imprevisto rápido. Es que en las bajadas por pista, llega un momento que ni piensas en que llevas la alforja y la  bolsa del manillar y claro, alguna piedra mal puesta...

También hacemos un tramo que apenas está pisado. De hecho, acaba entrando en una propiedad privada pero nada, sólo unos metros para enlazar con otra pista.





Pero no andamos solos, Bambi y sus amigos nos acompañan y hasta juegan a correr a nuestro lado. Fue una pasada andar por la pista a cierta velocidad y los cervatillos corriendo a nuestro lado esquivando ramas, troncos y maleza. Llegaron a cruzarse de un lado el otro del camino y siguieron con nosotros por un rato.  A ver como ha salido el vídeo que les intenté hacer.



Finalmente, tras pasar la Serra de les Soques y la de la Llobera, aparecemos en el Campo de Golf de Falgos. A esta hora ya no queda nadie jugando y casi que mejor, no sea que nos echen de aquí jaja.



Se acabó la tierra y las piedras por hoy. Tomamos la D34 para salir de aquí y llegamos a Saint Laurent Cerdans. Por aquí ya he pasado varias veces y se lo que queda. Hasta Coustouges, pueblo fronterizo con Cataluña, tenemos que hacer los últimos 3,5km de puerto. Ahora asfalto bueno, y desde allí, bajada con algunos repechos cansinos para pasar por Tapís y finalmente, llegar a Maçanaet de Cabrenys.


Apurando las horas de luz y también nuestras fuerzas jaja.


Esto parece el final de una carrera, los últimos 15km los hacemos apretando los dientes a base de bien, dando relevos y sprintando en los repechos jaja. No sé si son las ganas de llegar, las de bajar de la bici, las ganas de sentarnos a cenar jajaja, pero el caso es que vamos como si no llevásemos casi 9h encima de la bici jaja.

Nos hospedamos en el Hotel La Quadra y estamos de lujo. Una rica cena en una terracita super tranquila. Somos los últimos en salir de allí y luego, a dormir en una habitación amplia y cómoda en la que seguro,  descansaremos para recuperar fuerzas de cara a mañana. 

Yo estoy super contento por que siento que el cuerpo vuelve a funcionar como toca y en esta segunda mitad de la etapa, he ido infinitamente mejor y tirando fuerte de nuevo. Mañana seguro que me levantaré genial y ya tengo ganas de que salga el Sol para montarme en la bici y pedalear otra vez. Tengo muchas ganas de hacer la etapa de mañana, será la última ya que luego, la llegada a BCN es un tramite, pero mañana quedan muchas cosas chulas por hacer y ver, así que, a dormir y mañana más!!

ETAPA 7
MAÇANET DE CABRENYS - FIGUERES


140km 2640m+



Esta noche he dormido de lujo y me levanto como nuevo, por fin limpio de ese malestar de estos dos últimos. Christian se levanta relajado y así quiere continuar el resto del día, por lo que hoy cada uno irá por su lado. Roses está aquí al lado y el irá directo, mientras que yo daré más rodeo regresando de nuevo a Francia. Quiero hacer una zona que no he tocado aún con la bici y hoy voy con muchas ganas de cicloturistear!!

Bajamos juntos a desayunar y nos quedamos bien a gusto.  Quedamos muy contentos con este hotel y ya queda apuntado para posibles escapadas futuras.

Así pues, recojo mis trastos y voy a por la bici. Él aún se quedará un rato por aquí.  Le quedarán unos 40km q¡km tranquilos hasta Roses así que sin prisa...."Nos vemos luego ok, con cuidado"....

Arranco y dejo de lado la primera opción que era subir por pista. Nada más salir de Maçanet, a mano izquierda, giro y tomo una carreterita perfectamente asfaltada que inicia con una dura rampa. Me dirijo al pueblo de La Vajol ,donde seguiré por la GI-505 hacia Las Illas...otra vez con las ruedas en Francia!!!


A medida que voy subiendo me van viniendo imágenes a la cabeza. Esta zona me suena pero no sé por qué. Entonces llego a la parte más alta y veo que el asfalto se acaba, ahí si que me acuerdo. El año que Quim hizo el equipo de la Selección Catalana para los Campeonatos de España, nos trajo aquí para hacer un stage y pasamos por esta carretera, pero subiendo por donde yo bajaré ahora.

Primero pasas por una urbanización y luego ya inicias una larga bajada por una carretera muy bonita con ese típico asfalto oscuro y tipo conglomerado.

Sigo la D13 hasta el desvío de Riunoguès. Más carretera solitaria para mi, ahora en forma de subida hasta llegar a este mini pueblo donde ya sigo por una vía exclusiva para peatones y bicletas.







A partir de este punto el asfalto se convierte en camino cementado y por aquí seguiré hacia el Castell de Bellaguardia, en Le Phertus.




Y otro puertecillo  más, el Col de Panissars de 325m...ya estamos muy cerca del Mar!!!

Me quedan las últimas curvas de subida hacia el castillo antes de bajar ya al pueblo de Le Phertus.


En el pueblo cojo agua y sigo por la D71 muy tranquilo. Una carretera similar a la que hice bajando de Las Illas, pero ahora, son 14km de subida.




Ni un solo coche, sólo un grupo de btteros y algún ciclista más que adelanto por el camino. Una carretera sin una sola marca en el suelo, nada de pintura y un asfalto rugoso, pero que ni lo noto gracias a la comodidad que me ofrece mi niña y las marathon plus tour que llevo montadas...si, 2kg de cubiertas pero menuda tranquilidad y seguridad ir de viaje con ellas!!



Tras pasar este cruce, paso el Coll de la Riera, luego el Coll de Ras y también el Coll de l'Ouillat de 934m. A partir de este punto, un bosque precioso y cambio total de paisaje. 





No parece que esté tan cerca de la costa. Es muy curioso este cambio tan radical de vegetación que no dura mucho ya que antes de coronar, el bosque queda ya más abajo y a zona más alta ya está más pelada.




En llego al Puigneulós a 1256m de altura, final de la carretera en La Sierra de la Albera.


 

El tiempo no pintaba bien y de hecho empezó a llover justo cuando ya me iba a poner en marcha de nuevo.


Sigo ahora el GR y cambio el track ya que veo que va por un sitio un poco complicado para ir con esta bici y menos con lluvia y tanta piedra. Así que me toca improvisar e ir a enlazar con alguna pista que me lleve hacia la costa.


Y tanta improvisación me acaba llevando por mitad de la montaña jaja


Bueno, ya que lo llevo, pues miraré el GPS que igual me lleva más rápido a algún lado jaja. Acabo en un corriol y de allí en una pista muy bonita, de nuevo, por en medio del bosque.


Me encuentro a un grupo de chicos en BTT. Parece que son turistas y llevan un guía. Me pongo a hablar con ellos, son canadienses y efectivamente, les están enseñando un poco la zona. El guía se sabe la ruta que lleva en el GPS, pero no me sabe decir si hay alguna pista que me lleve a la carretera que yo quiero ir. Total, que me la juego, y tiro por una que me da la sensación que tiene buena pinta y va en dirección a donde yo quiero ir.


Acabo llegando a una urbanización después de un buen rato de pisteo y una bajada un poco jodidilla para ir con esta bici, pero al fin, salgo de allí...eso si, por debajo de la verja jajaja.

Acabo saliendo por Sorède y siguiendo la D2 llego a Argelès Sur Mer, donde me paro a hacer un bocadillo de esos "ricos y baratos" que hacen en el país vecino... aunque ya me siento más cerca de casa...

A partir de ese momento, un rato de rodar rápido y con muy buenas piernas en busca del azul del Mar Mediterráneo.
Llego a Colliure, en la región de Languedoc-Rosellón, pueblo de pintores y donde falleció en el exilio, Antonio Machado.




Que bonita sensación la de ver de nuevo el mar. Para mi, la Trasnpyr CX 2017 podría finalizar aquí, este era el reto inicial, ir de costa a costa así que, si ya iba contento antes, ahora...

Me voy de allí y sigo por...

Voy a ir perfilando la costa y pasando todos los collados y pueblos que salen al paso por la D114 y luego la D914 y finalmente, una vez entre en Cataluña y cruce la frontera por última vez en esta travesía, por la N-260.


Port Vendres, Banyuls Sur Mer y Cerbère en la parte francesa...





Una maravilla de tramo que te permite gozar de preciosas vistas al mar, pasos por públicos pintorescos, curvas y más curvas, subidas, bajadas....




Y tras pasar Cerbère, una tachuela más y entro en territorio catalán y paso por Portbou.



Paso Portbou, luego Colera, la Playa de Garbet, la de Grifeu y luego Llançà...la zona más norteña de la Costa Brava. 
En Llançà tenía idea de parar a comprar unos tomates y luego seguir hacia El Port de la Selva, pero he de parar por que me está sonando el móvil. 












Las piernas van solas, yo voy contentísimo y puedo ir parando para hacer fotos. Esta zona es para hacerla medio en calma, pero la alegría de saber que ya estoy llegando al final de la etapa y de la travesía, sumado a lo bien que se ha recuperado mi cuerpo, hace que vaya a buen ritmo sin relajar en exceso los cuádriceps. 

La llamada era de Christian. Antes ya hemos hablado, cuando yo he parado a desayunar le he llamado para ver como le iba y él ya estaba en Roses de relax. Pero ahora hablamos y es por que no tenemos habitación de hotel. Resulta que yo reservé todas las habitaciones desde México la semana que anduve por allá, y resulta, que el último hotel de la ruta, tiene el mismo nombre que uno del DF y al hacer la reserva, de algún modo la web me redireccionó al  hotel del DF y allí era donde teníamos la reserva y claro, nos quedaba un poco lejos jajaja.

Total que, para pagar otra habitación, y habiendo completado ya la ruta, decimos apretar el culo para intentar llegar a Figueres y tomar el tren de las 18 y pico e ir a casa a dormir.

A ambos nos parece buena idea y seguro que nuestras parejas también estarán más contentas, así que, a Figueres.
El tema es que estoy a 23km y me queda un repecho feo que salvar. Ya veremos si llego pero me pongo en modo crono, que ya me gusta y a dar pedales con todas las fuerzas que me queden.

Christian tiene otros tantos desde Roses y quedamos directamente en la estación. Yo voy on fire jaja, me lo estoy pasando genial y estas largas rectas ya me son familiares jaja.


La TRANSPYR CX 2017 llega a su fin, nos da tiempo a tomar algo en la estación y luego, rumbo a BCN comentando un poco la jugada.


La aventurilla ha sido corta pero ha dado mucho de sí. Salimos de Barcelona el viernes 14 en tren y esa misma tarde, pedaleamos un poco paseando por San Sebastian. Arrancábamos el sábado 15 desde Oiartzun para recorrer casi 1200km hasta llegar finalmente a Figueres. Redondeando acumulamos 27000m+ en un total 61h de pedaleo.

Partimos del País Vasco y hasta llegar a Catalunya, hemos pasado por Navarra, Francia, Huesca y Andorra, saboreando cada km que hemos hecho. El buen tiempo nos ha respetado, así como los fallos mecánicos y, aunque con la evidente fatiga que una ruta así ocasiona, la salud nos ha acompañado también.

Las horas y los km han dado para hablar de muchas cosas, para ayudarnos, para reírnos,  y sobretodo, para compartir una corta, pero intensa experiencia. Yo siempre lo digo, estas rutas quedan ya para el recuerdo y seguro que a la vuelta de unos años, aún nos acordaremos y nos contaremos batallas de estos fantásticos días.  
Por ello le quiero dar las gracias a mi compañero de ruta Christian Vázquez, por que a pesar de que sabía que le gustaba e ilusionaba mucho la idea de esta travesía, pasar tantas horas encima de la bici no era su premisa y el tío ha aguantado como un campeón. Por que a pesar de que estoy muy acostumbrado a viajar solo y me encanta, también me gusta mucho compartir estas experiencias y sin duda, se ha hecho más fácil con él. En estos años he aprendido que, estos viajes pueden compartirse con la persona adecuada y que se hagan amenos, o puede apuntarse algún pejigueras que, en lugar de ir con la idea de pasarlo bien y disfrutar, parece que vaya a quejarse por todo y acabar por amagarte el viaje. Obviamente, en esta ocasión, se ha cumplido el primero de los casos

A PROBIKE por que una vez más, ha colaborado echándonos un cable con la esponsorización y por que con ésta, yo ya llevo muchas aventuras compartidas con ellos. Bici a punto, nutrición, vestimenta, equipamiento...gracias Probike, gracias Pere y gracias Mía.

Y como no, a mi familia que la siento muy cerca cada vez que hago una de las mías. Sea a 600km de casa o a 6000. Da lo mismo lo lejos que esté, ellos siempre se preocupan y viajan conmigo.  Y en especial a Gloria, que me apoya y me da toda la cancha del mundo, para que yo pueda realizar aquello que ella sabe que me hace enormemente feliz. Mil GRACIAS PEKE!!!

Veremos cual es la próxima y para cuando vendrá, pero ni que sea sólo una semana, seguro que volveré a marcharme a cicloturistear, y cualquier lugar será bueno para hacerlo...