domingo, 14 de abril de 2019

CICLOTURISMO FRANCO-BELGA + PARÍS ROUBAIX CHALLENGE...UNA MARAVILLA!!!




Tras un regreso fugaz de la Vuelta a Murcia y sin a penas tiempo para acabar de organizarme, lunes por la mañana, avión Barcelona-Charleroi. Aterrizamos en tierras belgas y allí me esperan Jordi y Victor con su furgoneta, que llevan ya unos días por aquí y traen mi bicicleta. 


Con jordi no es el primer viajecito cicloturista que hago, en cambio, Victor y Yo nos conocemos hoy mismo en persona. Será difícil llevarnos mal cuando a los 3 nos une una pasión y ganas tremendas de vivir esta semana disfrutando de las mejores carreras de todo el año, las clásicas de primavera y en con mayor énfasis para el Tour de Flandes (ellos vienen de hacer la marcha el pasado sábado) y la que para mi es el máximo exponente en cuando a carreras ciclistas se refiere, La París- Roubaix, conocida como el Infierno del Norte. El próximo sábado haremos la marcha y el domingo a ver a las pros, pero eso ya llegará, que quedan muchas cosas chulas de por medio.

Arrancamos el motor y nos ponemos en marcha. Unos cuantos km hasta Houffalize con una parada previa para comer algo en un área de servicio.

El día no pinta muy bien pero las ganas nos pueden y salimos a pedalear sí o sí. Hoy Victor descansará, viene con una molesta en la rodilla y prefiere no forzar. 
Jordi y Yo nos ponemos manos a la obra, montamos bicis, nos vestimos y empezamos a dar pedales dirección Baraque Fraiture, donde acabaremos hoy y nos recogerá Victor para seguir con la furgo a Spa.

A pesar del mal tiempo, la lluvia nos respeta y podemos hacer 52km  acumulando 1100m+ con algunas cotas de por medio. Nada más salir, hacemos la cota de Saint Roch, una de las famosas de la Lieja-Bastoña-Lieja. Cuando pasan los pros, nos cabe un alfiler y hoy, vamos la mar de tranquilos. Eso sí, la pendiente es la misma jeje. No hace sol pero me gusta como está el día, muy de aquí con esas nubes bajas y un color grisaceo que amenazan con descargar pero nos respetan.










Para ser los primeros compases del día, quizás nos hemos pasado con el fast warm up jajaja




Entre cota y cota, unos tramos rodadores muy chulos en los que jugamos a ser un bob jungels, un Cancellara jeje, pero nada de apretar como ellos jaja. 




Aunque también hay repechos y es que este es un terreno de aquellos que si te pasas apretando en cada repecho, la salida se te puede hacer muuuuy larga. Puertos largo no hay ni uno, y claro, siempre te animas pensando..."tras ese cambio de rasante ya será todo bajada". Pero no, eso sólo dura lo que tarde en venir el siguiente repecho y eso aquí es cada pocos ciento de metros casi jaja.




Y cuando la carretera cambia, se mete en zona boscosa y empieza a subir, prepárate por que lo menos que te puedes encontrar, son % de 2 cifras jaja.




Justo aquí inicia otro de esos tramos entrentenidos...





Un auténtica delicia que por un lado te hace exprimirte al máximo pero por otro, te devuelve entornos tan bonitos como este.









Dejamos atrás Houffalize siguiendo la Rue de La Roche. Un tramo de llaneo muy agradable.






Luego subimos la cota de Pied Monti donde acabamos dándonos un calentón jugando a las carreras jaja. Vamos ilusionados como niños y eso que la semana sólo acaba de empezar. 

Hoy hemos empezado un poco tarde y la luz empieza a escasear. Seguimos pedaleando y nos vamos a por otra cota conocida, la de Haussire. Un paso por un bosque tupido en el que sólo escuchamos pájaros cantar, vemos ciervos...una delicia.




Tras nuestro paso por La Roche-en-Ardenne, volvemos a subir, dejamos la N89 que sería la carretera principal, y nos adentramos en el bosque dejando atrás el Castillo y también la Capilla de Marguerite. 












En esta foto se aprecia un poco la grandeza de los árboles que componen estos bosques.


Un tramo muy bonito con una subida que si la haces con prisa, se te puede atravesar jaja.  
Pero luego salimos a la principal, cambio de carretera estracha a ancha con buen asfalto y aquí, empieza el juego jaja. Los puntos de la MV están en juego jaja.


Cuando parece que has coronado, no dejhan de venir largas rectas con toboganes en los que, tras cada cambio de rasante, crees estar arriba pero no, así que hay que ir midiendo los esfuerzos no sea que el último palo sea el definitivo del compañero jaja.

Llegamos a Baraque Fraiture, ahora si estamos arriba y allí nos espera Victor con la furgo para cambiarnos rápido, no coger frío y ponernos en marcha hacia Spa, siguiente punto neurálgico donde tenemos el apartamento y desde donde arrancaremos en las próximas etapas.

El martes se levanta el día más feo. Niebla, agua y la temperatura ha bajado . Tenemos todo el día por delante así que, nos vamos a dar una vuelta por el pueblo, hacemos unas compras aprovechando que han montado las paradetas del mercado ambulante y para las 12 regresamos a casa. Evaluamos un poco la situación y como estamos con ganas de pedalear, Jordi y yo nos calzamos el disfraz de romanos. Victor tiene que seguir haciendo bondad con la rodilla y mañana probará de pedalear a ver si el dolor a remitido.




Curiosamente calcamos los números de ayer. 52km con 110m+ en 2h16' de pedaleo. El día no nos ha dejado hacer mucho más pero bueno, a mi no me va nada mal no pasarme en estos primeros días después del tute de Murcia.
Arrancamos de Spa y empezamos subiendo. Dejamos a nuestra izquierda el Col D'anette et Lubin y tomamos una carretera algo concurrida por la que nos alejamos de Spa. 

Vamos en busca de la Cota Signal de Botrange, punto más alto del bélgica, situado en la zona llamada Hautes Fagnes del Macizo de las Ardenas , Provincia de Lieja, exactamente a 694msnm.




Estos tramos rectilíneos en mitad de la niebla y más solos que la una, dan un toque místico a la salida. Nos da tiempo a hacer unas fotos y continuamos rodando para no peder temperatura corporal. No obstante, a pesar de la apariencia del día, las temperaturas nos son excesivamente bajas y el frío, no cala como en el litoral catalán. 













Hasta llegar aquí, una carretera con carril bici, toda para nosotros  y en la que la niebla nos ha difuminado entre un paisaje tenebroso de árboles carentes de follaje y donde lo único que se escuchaba era el pasar de cada eslabón de nuestras cadenas por los dientes de platos y piñones.

Luego, seguimos on una carretera ya más revirada, con tramos de subida más acentuados. Se trata de la Cota de Ferme Libert...seguimos en territorio de la Lieja-Bastoña-Lieja. 










Ahora vamos cercanos al Parque Natural de Hautes Fagnes - Eifel y nos dirigimos al circuito de Spa-Francorshamps. Pasamos muy cerca y escuchamos a los coches que están haciendo sus entrenos. Cerca de allí hacemos el último repecho y nos encontramos nuevamente a Victor que nos recocge con la furgoneta. 
Nos cambiamos allí mismo en el porche desnudo del que suponemos que fue un famoso hotel.



Después de haber escuchado y visto algunos bólidos, no nos podemos quedar con las ganas de sentir la historía de este mítico circuito, así que el final de la tarde lo dedicamos a visitar el museo que lleva el nombre del circuito.
























Los días dan mucho de sí y los ratos en el apartamento también son muy agradables. Cenas compartidas con ciclismo de fondo en el televisor y miles de historias contadas que hacen de ésta, una muy agradable semana cicloturista en buenísima compañía.




Miércoles, una de las etapas más largas de la semana con casi 160km entre Spa y Lanneville-au-vois. Acumulamos 2680m+ y todo con cotas ya que aquí, la subida más larga no suele tener ni 4km.

Iniciamos la mañana subiendo el Col du Maquisard, bautizado así por que en su cima, en el bosque de Stepennes, guarecía su campamento un grupo de maquís belgas que combatía a los nazis. En su honor se le puso ese nombre y por extensión a todos los maquis y resistentes, instalándose en su cima el monumento al maquis desconocido. Si los corredores conocían estos detalles de la historia, y son buenas personas, a buen seguro que eso habrá espoleado su ánimo para pedalear con mayor ímpetu.














Hoy es un día cargado de emociones y si ya venía contento de los dos días anteriores habiendo pedaleado bajo nubes grises, hoy que la mañana se ha levantado mucho más agradecida y que encima, van a caer unos cuantos de los emblemáticos muros de la Lieja y la flecha Balona, pues para que queremos más!!!









Después de un rato de pedaleo,  iniciamos la Cota de La Redoute. 

Parece mentira que los pros suban luego con esa alegría tras más de 200km por esta empinada carreterita. Esta es la cota más famosa de la Lieja y hoy la estamos saboreando con toda la tranquilidad del mundo. Gilbert vive en el publito de abajo y se nota que aquí le animan a base de bien. Mucho tramo de la carretera está decorado con su nombre.

Al coronar, se hace se sigue por una carreteria preciosa y vamos dirección al pueblo de Mélines. Vas encadenando carreteras de aquellas que no quieres que se acaben nunca y nos acercamos a unos de los lugares esparados de esta semana. 
Primero pasamos cerca de la central nuclear de Tihange con sus imponentes torres ubicada a orillas del Río Mosa del que captan agua para refrigerar sus reactores.





Y ahora sí, llegamos a Huy y aquí, subiremos el famosísimo muro. Conocido también por Le Chemin des Chapelles, por las siete capillas que hay en su camino. El alto, de 128m de desnivel, es famoso por ser parte del recorrido de la Flecha Valona, una de las clásicas ciclistas que se celebra cada mes de abril y que e la segunda de las tres Clásicas de las Ardenas (Amstel gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastogna-Lieja)

Aquí nos recreamos un rato. Una, otra y otra pasada más. No importan sus rampas de hasta el 26%, no importa ese 1,3km al 9,3%, las piernas aquí no duelen por que la mente sólo está pendiente de disfrutar el momento y emular los grandes momentos que cada año nos nos regalan los ciclistas profesionales cuando justo aquí, se decide una de las carreras clásicas con más solera.


Victor anda por allí, nos hace unas fotos, vídeos y luego aprovechamos el lugar y la hora del día para parar a hacer el repostaje de medio día.











La verdad que no tiene desperdicio, es corto, no llega al km y medio, pero madre mía, esto te deja tieso si empiezas muy animado.





Un rato juntos charlando que a todos nos va bien. Cargamos pilas y seguimos la marcha que aún nos quedan cosas impresionantes por ver.


Para bajar la comida subimos la cota de Ridieux y seguimos con el no parar de carreteras espectaculares.  


Nos pegamos un buen calentón en esa subida tras el pueblo de Heyd y también pasamos el Col de Halleux de apenas 393m, y es que aquí nada sube mucho más pero madre mía, que rápido que se sube a estas alturas en algunos casos jaja.















Para rematar el día, nos queda por hacer una de las zonas más espectaculares que haremos esta semana, al menos para mí. Siguiendo carreteras pérdidas entre bosques inmensos, nos adentramos en el Parc à grumes de Wallonie...menuda maravilla de lugar para andar con la bicicleta. No paramos de hacer fotos mientras damos los últimos pistoletazos de este etapón.




























Acabamos la etapa y de nuevo nos encontramos con Victor que nos recoge y nos vamos para Spa a pasar nuestra última noche allí. Antes un rato de turisteo por La Roche en Ardenne















Algunos recuerdos aún de lo que fuera conocida como la Batalla de las Ardenas. Tras el espectacular desembarco de Normandía y la liberación de París por parte de las tropas aliadas en el verano de 1944, la Alemania nazi se ve acosada por ambos flancos. Norteamericanos y británicos presionan en el frente occidental mientras los ejércitos soviéticos avanzan por el frente oriental. Hitler, decidido a recuperar el terreno perdido, reúne en extremo secreto a varios ejércitos para lanzar una gran ofensiva en la boscosa zona de las Las Ardenas (entre las fronteras de Bélgica y Luxemburgo).
Hitler reune a 200.000 hombres y desatendiendo las palabras de sus consejeros, decide jugárselo todo a una carta en un terreno que ya había sido propicio en anteriores conflictos bélicos. 
Los aliados apenas cuentan con 80.000 soldados y la mayoría inexpertos que además, no esperan un ataque por que consideran segura la zona.

En abrumadora superioridad, avanzando en silencio y con el factor sorpresa de su lado, las divisiones panzer toman fácilmente las primeras localidades y para cuando se quieren dar cuenta, a apisonadora alemana está causando un reguero de bajas y haciendo miles de prisioneros.
Miles de soldados americanos aguantaron estoicamente las embestidas alemanas en clara inferioridad haciéndose fuertes en localidades com Bastoña, donde unos 3.000 combatientes perdieron la vida.

Con el paso de los días la contienda se equilibra y finalmente el ejercito alemán se ve obligado a retroceder hasta sus posiciones iniciales dejando atrás el horroroso recuerdo de aquellas sangrientas navidades donde cada bando sufrió unas 80.000 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos. La gran ofensiva de Hitler habñia mermado gravemente sus últimos recursos y el desenlace de la II Guerra Mundial se precipitaría hacia su final poco tiempo después.





El jueves elevábamos el caché de esta semana de cicloturismo belga con los Hight Lights del Tour de Flandes. Jordi me ha preparado una selección de los mejores muros y tramos de la que para mí, es la segunda mejor clásica del año. 
Seguimos él y yo solos y nos sabe fatal que Victor no pueda pedalear. Lo ha intentado pero no hay manera...sabe mal company!!

Moerbeke-Oudenaarde, 101km con 1380m+ y un perfil de lo más entretenido jaja.


El recopilatorio que me ha preparado Jordi es tremendo y hoy es un no parar de babear. Cada paso, cada pedalada de esta etapa tiene un encanto y valor añadido. Además de los muros, añadimos adoquines y la presencia fantasma de todas las batallas libradas en ellos y que tantas veces hemos visto por la tele, que tantas veces he vuelto a ver en el ordenador mientras daba pedales en el rodillo.

La cosa parece que va de menos a más, pero ya desde el primer momento, se siente la belleza y exigencia que debe resultar de hacer este recorrido en competición y a veces, con las condiciones climatológicas más adversas.

Pero hoy el día nos brinda un buen clima, perfecto diría para las fechas y la fiesta está apunto de empezar...



Uno tras otro, van a ir cayendo los muros seleccionados y seguro que no querremos que acabe el día.






Tramos de conexión sin muros pero con mucho encanto y en el que podemos jugar ya a correr para sentir lo que es el vibrar de todo tu cuerpo al paso de la bici sobre cada uno de estos adoquines.
aquí la velocidad ya es alta y has de ir bien concentrado si no quieres acabar en el suelo.



Aquí una selección más de fotos de los muchos puntos de interés de la ruta. No es que haya esperado allí a hacer las fotos sin coches, es que verdaderamente estás más rato así de tranquilo que rodeado de vehículos. A eso ya estamos acostumbrados pero cuando estás por zonas así, la mente lo agradece muchísimo.


















También son típicas las  juntas de dilatación de este tipo de pavimento que como vayas despistado, metes la rueda aquí y puedes acabar besando el suelo.





Hacemos el Bosberg, el último de la ronda tradicional y ahora también, última cota de la Het Nieuwsblad. Muur van Gerardsbergen con su famosa capilla en lo alto. El Kapelmuur, el Kruisber, el Hotondberg, el OudeKwaremont, el Paterberg (muy top), el Koppenberg, Mariaborrestraat (este no sube pero tiene mucho encanto), Steenbekdries, el punto de inflexión de la carrera para Tom Boonen...el Taainberg, el Eikenberg, el Molenberg, el Kerkgate (otro de los que no suben)...Vamos, imposible aburrirse!!!!



Aproximación a uno de los más esperados...El Kapelmuur


Aquí nos recreamos un rato y no es para menos. La de veces que hemos visto la subida a esta cota, cuantos demarrajes y hoy, podemos cuantificar en nuestras piernas, lo que se debe sufrir en cada pedalada. No sé que será peor, si la aproximación a 1000 por hora, o los arreones finales para marcharse destrozando a los rivales.









Nada tiene que ver subirlo hoy "relajado" o apretando pero solos, que en carrera con roddeado de lobos. La pendiente es dura, el adoquín, comparado con Roubaix, una alfombra de seda, pero todo en su conjunto, tiene un encanto especial.





Y la imagen del muro, la distinguida capilla



Y tampoco tiene nada que ver el subirlo sin afición, a subirlo así...





Y con los dos más grandes que se han aquí tantas veces...




Uno tras otro, enlaces tras enlaces y no éramos los únicos. Nos topamos con más cicloturistas pero la verdad que, para las fechas que son (estamos justo en medio de la semana entre el Tour de Flandes y la París-Roubaix), no me da la sensación de ver a tanta gente.

El Koppenberg, sino el que más, de los más duros por % y distancia.






Cada uno lo sube como quiere no? jaja



Nosotros a lo nuestro, paseo sin prisas, haciendo fotos, viviendo el momento y disfrutando cada km de la ruta. Además el tiempo está genial y apetece mucho andar en bici.

Y otro de los reconocidísimos...







El muro de Taaienberg, o casi ya más conocido como el de...


Vamos hablando y recopilando momentos, imágenes que quedarán para la historia del ciclismo. Cada uno con los suyos, con sus ídolos, yo recordando al mío, el gran Fabian Cancellara y sus demoledores ataques. Las piernas ni duelen de la emoción que llevamos encima, o al menos yo jajaja. 

Este repecho no es adoquín, ni parece de nada comparado con lo hecho anteriormente, pero menudos estacazos se han dado en él sabedores de que la victoria estaba bien cerca.



Bueno tras una jornada más que completa, llegamos a Oudenaarde, ciudad en la que pasaremos la noche.

Tal y como llegamos acabamos en una tienda de bicis en la que hacemos algunas compras y charlamos un rato con el mecánico, un hombre maor muy dicharachero.

Luego nos juntamos con Victor que ya tiene ubicado el apartamento. Dejamos todo ya en la habitación, muy chula por cierto, y luego nos vamos a dar un paseo por el centro. Visitamos el museo Centrum DERONDE, unas compras más y luego una cervecita en la plaza del centro.












Ídolo de masas aquí, Mr. Tom Boonen!!!


Más claro...







En la puerta del museo, el coche del mítico Molten, que tantas veces acompañaría al gran Eddy Merckx en sus numerosas victorias y hazañas!!






Por la noche, unas pizzas y repasamos la actualidad de las carreras de hoy. Jaja si te gusta esto, menudo planazo!!! 3 colegas allí con sus pizzas, tirados cada uno en su cama, viendo una carrera y comentándola...básico sí, simple también, pero que poco nos hace falta estos días para ser felices eee

Y ellas a descansar, que mañana han de seguir cuidándonos.




Al día siguiente nos desplazamos a Roubaix. buscamos el apartamento que Jordi ha reservado y tras dejar todas las cosas allí y habernos puesto como el kiko en el Paul's, nos vamos a pedalear un rato.



Lo de hoy sería un paseo y como ni había prisa ni tampoco obligaciones, le pido a jordi el favor de hacer pasar la ruta por el fascinante Arenberg, el tramo de pavé más emblemático de la París-Roubaix.

De hecho la ruta no la iniciamos en Roubaix, sino que hacemos un alto en el camino, justo en Tournai para acabar en el Arenberg. Jordi es un maestro de este tipo de ginacanas!! Te monta etapas tremendas, siempre con plan A-B-C y hasta D jaaja, vamos para todos los gustos, incios y finales con y sin desplazamientos motorizados previos, duermes un día aquí y otro allá...todo un artista!!! Por que será que nos llevamos bien eee jodio!! jaja

60km más con tan solo una cota de por medio y bien tempranera en la etapa. Pasamos el Mont St. Aubert y después de coronar, bajada y todo faborable hasta llegar al esperado Arenberg. 

Victor nos deja en Tournai, ciudad francófana de Bélgica situada en la región de Valona y desde   la que iniciaremos ruta siguiendo el Río Escalda. Un incio suave  y llevadero antes de subir una pequeña cota.




Llegamos a la plaza de la Trinidad, una visita rápida y seguimos la marcha.



Antes, miramos bien por donde tenemos que seguir. En este viaje hay que reconocer que el GPS se torna indispensable. Está claro que con los mapas de mano llegas a todas partes pero con semejante laberinto de carreteritas...estaríamos más tiempo parados mirando el mapa que pedaleando.



Vamos haciendo muy cómodos, sin correr pero rodando fácil ayudados por un viento de cola que nos deja ir soltando piernas y sumando km sin problemas. Además Jordi se viene arriba y le da el scirocco apretando un rato y llevándome en volandas.


Pequeño ajuste y seguimos la marcha.



Hay más movimiento en el río que en la carretera...



Y en un momento dado, nos metemos de lleno en el recorrido de La Roubaix



Y por fin, llegamos al codiciado tramo. Hoy final de nuestra etapa, mañana casi, pero de momento aún haremos unos km más por aquí arriba-abajo.






En estas fotos se aprecia el estado real del tramo. Los primeros 50m los han arreglado un poco, que es lo que se ve al final de esta primera foto. Por allí inicia el tramo pero, la realidad es otra jaja.





A uno se le ponen los pelos de punta. Para alguien a quien no le guste el ciclismo y no conozca esta carrera, esto es sólo un tramo de recta con un adoquín destartalado que pasa sin pena ni gloria por mitad de un bosque. Para los conocemos lo que este tramo representa...se te encoge el alma al pisar por primera vez estos adoquines. 
La Trouée dÁranberg, es un tramo de carretera adoquinado de 2,4km, uno de los que completa los casi 60 tramos de La París-Roubaix, el tercer de los cinco monumentos del ciclismo. Este tramo se incluyó por primera vez en la edición de 1968, que la ganó el famosísimo belga Eddy Merkx.

No me quiero imaginar lo que debía ser ir con aquellas bicis, esos desarrollos, esas prendas...ellos si que eran héroes!!




Cuando ves por la tele como entran los pros en este tramo y como vienen por una recta favorable, como lobos acechando a su presa, todos como locos con el único propósito de ser los primeros en entrar en el tramo, a 50km/h sabiendo que pasarán de la finura del asfalto al tramo  de 5 estrellas más duro, exigente y peligroso de todos.

Unas cuantas fotos...











Yo hago la prueba y paso varias veces a tope. Lo haces, no piensas en nada más que en aguantar la trazada mientras rezas por que no des un llantazo y acabes pinchando una o las dos ruedas. Si te sales de la trazada central, ya estás en un problema por que tiene una ligera pendiente y encima el adoquín aún se abre más. Y si te vas al "césped", estas como los hobbots en las ciénagas de Smigol, más hundido que derecho sobre la bici.

Aquí unos vídeos..



A cámara lenta se ve bien como salta la cadena y las nalgas jajaja



Y otra pasada rápida, bueno, tratando de pasar lo más rápido que podía.


Todo vallado, sientes el aliento de toda la gente que se agolpará mañana aquí para ver a sus ídolos, pero hoy pasamos sólos y todo el traqueteo de nuestras bicis, se escucha bien a lo lejos, pues no hay murmullo ni gritos de aficionados que lo camuflen.

Tanto va el cántaro a la fuente que se acaba rompiendo!!! En una de esas, llantazo y rueda delantera al suelo.



Pero que bien me los estoy pasando arriba y abajo una y otra vez. Victor haciendo fotos y grabando vídeos. Me encuentro con Pepe...que pequeño es el mundo.



Y lo mejor está por llegar. En la última pasada que queremos hacer entera Jordi y Yo, entramos y a medida que avanzan los metros yo voy acelerando. Tengo ganas de pasar rápido y me vengo un poco arriba. Cuando estamos llegando al final, veo un montón de fotógrafos profesionales como levantan sus objetivos de medio metro, los apoyan en los trípodes y la gente se pone nerviosa. Yo me siento como el osezno de la película El Oso cuando éste se enfrenta al puma que le quiere dar muerte. Me vengo arriba y pongo cara de serio jaja...pero ya me parecía a mí que no era por mi todo aquello jaja...aquí en lugar de estar mama osa detrás erguida asustando al puma, los que vienen poniendo firmes a lo fotógrafos,  son los integrantes del Quick Steep!!!!





Todos detrás mío y por delante de Jordi. Acompañándoles, coche de equipo, motos etc. Me quedo con el último que es nada más y nada menos que el que vencería al día siguiente, Philip Gilbert!!! 
Mira que yo ni soy ni he sido de pedir autógrafos, atosigar, ni mendigar bidones pero si que, si algún equipo me llama especialmente la atención, es el conjunto belga. 
Me uno a la comitiva y me acerco al camión para verles algo más de cerca. Jordi viene detrás y quiere hacerse algunas fotos. yo me mezclo por allí y bueno, me hago una por aquello de inmortalizar el momento con alguno de ellos.











Luego nos montamos en la furgo con victor y para el apartamento. El día ha cundido muchísimo y nos volvemos todos más contentos que unas castañuelas!!! 


El reto del día lo empleamos para organizarnos un poco, recoger dorsales en el velódromo, hacer un poco de turismo y ya más tarde dejarlo todo listo para el sábado, el Infierno del norte nos espera y el mega madrugón también jajaja.




Sábado 13 de abril, llega la culminación de esta semana y un momento muy esperado. Hoy tomaremos la salida de la París-Roubaix Challenge



Hay tres opciones en forma de recorrido corto, mediano y el largo que es el que haremos nosotros y que son 173km con 860m+




Los que hacemos este recorrido no salimos desde Roubaix, sino que nos tenemos que desplazar hasta Busigny y para ello, una enorme flota de autocares para trasnportar ciclistas y camiones para transportar bicicletas, se desplaza por algo más de 2h de un punto a otro muy pronto en el día de hoy.





Hace un frío del demonio y encima entra un airecito por la puerta del autocar que, nosotros que vamos en primera fila, vamos pajaritos jaja.



La salida es libre entre las 7 y las 9 de la mañana, así que una vez allí (se perdieron y tardamos muchísimo) con la calma, nos vamos a la línea de salida e iniciamos la aventura.






Mucho viento en contra también y grupitos y más grupitos de participantes. Entre las 3 modalidades unos 15.000 me dijeron aunque, es cierto que en ningún momento tienes sensación de saturación. El margen de 2h y la salida de diferentes puntos en función del recorrido, agiliza mucho la cosa.

No sé si ha sido el madrugón, el viaje o que, pero ambos arrancamos con una sensación de pesadez enorme de piernas. Por suerte se va disipando al paso de los km pero han de pasar unos cuantos.


Yo voy con la idea de pegarme una buena remada así que grupo que veo, grupo que intento cazar y pasar sin pedir relevos. Pues en 173 no fui ni el pico ese de los 3 a rueda de nadie. No en el asfalto y mucho menos en los adoquines.






A ratos, buscar la rodera es la mejor opción.  Es más complicado pinchar aquí y puedes darle un respiro al cuerpo. Pero hemos venido a "sufrir" el infierno del norte así que, la mayor parte del tiempo, a tragar adoquín jaja









El el primer avituallamiento yo no quería parar pero Jordi lo prefiere así que hacemos un pitstop y continuamos. Pero en el km 50 nos despedimos del todo. Jordi me dice que no quiere ir apretando el culo así faltando todo lo que falta. Además, en los adoquines nos separamos siempre así que como nos lo vamos a pasar igualmente en grande, y siempre iremos viendo gente, decidimos ir cada uno por su cuenta.

Así se ve desde dentro...




Ayer mucho más vacío que hoy y claro, tú quieres ir rápido pero no puedes del todo por que para adelantar aquí saliendo de la trazada, es jugarse el pinchazo. Y mira que me la juego jaja 



Yo voy avanzando y no dejo de adelantar a gente. En algunos tramos adoquinados trato de ir rápido y de los 3 cronometrados, en el único que miro de ir rápido, aunque alguno de los participantes te haga parar, es en el Carrefour de l'Arbre, en el km154, a tan solo 17 de meta. Un sector 5 estrellas, el último de los duros, bueno de los que supuestamente están peores y son de mayor longitud, 2100m.



Entro fuerte, bueno, intento ir a tope pero esquivar a la gente tiene sus riesgos, voy dando pedales con fuerza y no paro de adelantar a gente. Ya ni siento los brazos, voy con relativa comodidad para lo que llevamos  encima pero todo esto me está encantando. Además en este tramo, al llegar al final, donde esta la taberna, se concentra bastante gente y eso da alas.
Salgo de allí y sigo apretando, de hecho no he dejado de hacerlo desde que he salido jeje y voy mantenindo, a pesar del viento, una media de unos 30km/h, que en otro caso no sería nada escandaloso, pero para como se ha dado el día, no está nada mal. De hecho, Jordi al llegar luego al apartamento miró el strava y resulta que conseguí hacer el puerto 40 y pico de los 15000 personas que pasaron durante la marcha por este tramo concreto...no esta mal.
Parece que todos los km de la semana van dando resultado.




Me como los km que quedan, esto ya está hecho, llego a Roubaix, me acerco al velódromo, entro, igual que los pros y aunque no hay ni la mitad de gente, una bonita emoción recorre mi cuerpo, acabo de cumplir otro sueño!!! 



Ya ves tu diría otro, pero para mí, es uno más que tacho de mi lista y estoy muy feliz. Además he ido pedaleando muchos ratos con mi hermano en el pensamiento y juntos hemos cruzado la línea de llegada, esto aún le ha dado un punto más de dulzura a la cosa.



Me colocan la medallita y sigo adelante. Cosas de la vida me encuentro con Carlos, David y  Txell!!! Ellos dos también han participado, nos habíamos hablado antes pero ellos dormían muy cerca de la salida y la tomaron justo al iniciarse la prueba, mientras que Jordi y yo salimos casi 2h después,  por lo que era imposible coincidir durante el recorrido. O eso pensaba yo pero la verdad es que faltando creo que unos 50km, adelante a Miguel Ángel, nos saludamos y entonces aún apreté más para ver si daba caza a Carlos y David.








Nos contamos la batallita, nos abrazamos y nos damos la enhorabuena por haberla Nos acabado y vivido al 200%. Luego nos ducharíamos en las míticas duchas del velódromo. Muy antiguas, precarias pero con mucho encanto y historias entre sus muros. Los nombres de cada uno de los vencedores de la prueba están allí inscritos y hoy nosotros ocupamos esos lugares privilegiados. 

Cuantas confesiones, sollozos, gritos de euforia, lágrimas una vez pasado el sufrimiento...cuantos momentos intensos vividos en este rincón del mundo.Bueno nos despedimos ya ya cada uno a lo suyo. Nostros lo tenemos claro, hoy nos lo hemos ganado y van a caer unas pizzas de campeonato para comentar cada detalle del día!!!



Esta semana se está acabando, el domingo ya lo tenemos todo recogido. Abandonamos el apartamento, Victor y Jordi se irán al medio día dirección sur. Yo me quedaré solo por aquí esperando que llegue Andreu para ir la próxima semana a seguir cicloturisteando, esta vez tirando de carrito, por Escocia.

Vamos al velodromo, ellos ya lo han vivido pero yo no me quiero perder el espectáculo de ver la mejor carrera del mundo en directo, rodeado de apasionados como yo y desde el mejor escenario. Sólo de pensar que los veré entrar allí disputando la carrera...













Pasmos una mañana genial, hacemos algunas compras y tomamos asientos. Que bonito recuerdo me queda de toda la semana y de ese domingo.
Llega la hora y antes de que la carrera llegue a su fin, ellos se marchan tienen una buena kilometrada con la furgo por delante. Yo me quedaré aquí sólo lo que queda de día y hasta las noche no llegará Andreu.




Mil gracias por estos días nois!!! ha sido una semana genial y de verdad que la he disfrutado al 200%. Todo un acierto el pasar estos días juntos, seguro que nos vemos en más!!!! Buen viaje!!!








La carrera sigue, el speaker te va poniendo los pelos erizados. La gente vibra con cada moviento. Seguimos la carrera a través de una pantalla gigante y el clamor de la gente hace que la sientas mucho.
Y el momento tan esperado, entran los 2 fugados, seguidos de Lampaert...Sagan y Vanmarcke por detrás...se lanza el sprint y Gilbert se lleva el gato al agua aupado por los gritos y animos dell gentío. Da lo mismo el genero, la edad...esto está lleno de gente de todo tiempo con una misma pasión y eso da gusto. Animan a todos por igual, aquí no hay insultos, ni bengalas. Nada de escupitajos ni amenazas a familias ajenas. Esto es puro ciclismo y la afición debería ser de ejemplo para muchos otros deportes, empezando sobretodo por el "deporte rey"







Y el vídeo en directo de cuando entran. GALLINA DE PIEL!!!









Una vez ha pasado todo...



Me quedo un rato más, unas fotos y salgo a la calle a andar entre la marabunta de gente que abarrota la zona de estacionamiento de los autocares de los equipos. Unas fotos más, unas curiosidades por observar y me regreso caminando al hotel. 






Ahora es tiempo de la cara no visible de los equipos. Gran trabajo el suyo antes, durante y después de cada etapa.








Menudas joyas...


Por encima de todos, estás son las auténticas protagonistas, las bicicletas!!


































Ya hemos echado el día y ahora toca esperar a Andreu, cerrar esta semana y abrirle las puertas a otra que seguro que va a ser también muy intensa.


No sé si será el próximo año, o el otro, si vendré a pedalear o a ver como pedalean otros pero estoy seguro que me dejaré caer por aquí otra vez...