jueves, 14 de noviembre de 2019

SEGUIMOS PREPARANDO CUERPO Y MENTE...

Quedan pocos días para escapar a las Canarias y hay que seguir sumando los km que se puedan aunque, básicamente los deberes ya están hechos.

El miércoles salida con el tete para soltar un poco las piernas. Rodaje por la nacional y luego a dar vueltas en la zona del puerto mientras arreglamos el mundo charlando jaja. 55km muy tranquilos pero necesarios.

Las piernas hay que tenerlas listas pero el la bici es casi más importante que yo jaja. El viernes ida en ayunas al trabajo sumando los primeros km del día y al salir, paseo hasta CriteriumBCN para ver a Álex y Christian y hacer un restyling a la bici, hacer algún cambio y revisarla bien.
Sabiendo que allí he metido los tracks por caminos con rampas que pueden ser de pegarse un tiro jaja, cambiamos un poco el desarrollo de la CX para hacer las rutas más llevaderas.

También probando las mochilas aunque al final no me llevé ninguna de estas...




Siempre  he ido con un 11/32 detrás y la verdad, hasta el momento me ha servido pero es cierto, que los chepazos que doy en según que sitios...jaja, igual mis piernas, brazos y tronco se ponen contentos jaja.
Pasamos a un 11/40 y digo yo que con esto subiremos lo que sea. 



Como siempre magnifico trabajo de Christian y la bici sale de allí más que contenta. De vuelta a casa, sin tiempo para más, pues a cruzar toda la ciudad y probar un poco las sensaciones. Total 56km más aunque estos cargados de semáforos, coches, pitidos....

El sábado no iba ni a salir pero un cambio de planes en casa hizo que me pudiera escapar un ratín así que había que aprovechar. Agarro la flaca y a la nacional. La intención era rodar y tampoco tenía mucha idea de para donde ir pero al final, como tampoco tenía ganas de ir al interior y pasar frío, pues nacional y rodaje constante.
La ida hasta Callella bastante alegre a casi 39km/h desde casa. 37km constantes y sostenidos. Allí me crucé conla grupeta de los OnVelo y como no tenia ningún plan, pues media vuelta y me adhiero a ellos. Ya más tranquilo voy hablando con unos y con otros hasta Mataró. Y luego, cuando ya me quedo sólo, regalo de los Mossos en forma de multa de 200€ y con toda la razón pero bueno, aún y así, resignado. Semáforo y auriculares puestos, así que la próxima vez me lo pensaré dos veces.

Total llego a casa con 82km en las piernas y 200€ menos en la cuenta jeje.

El domingo una vuelta muy corta sólo para probar el nuevo material y ver que la bici estaba ya lista. 28km con un poco de nacional, algo de pisteo por la Serralada Marina, algún sendero bien chulo de bajada y todo a punto para encarar la semana previa a nuestra TRANSCANARIAS particular.


Como le gusta posar. Pues la semana que viene se va a pegar un hartón...Aquí con el Turò de l'Home algo tapado al fondo.




La próxima semana, como siempre, de culo y ultimando preparativos. Tan sólo el martes pude rodar un rato y en el rodillo. Una sesión de suave de 1h30' sin forzar la máquina y dejando las piernas frescas para el viernes. Tal cual lleguemos al aeropuerto, montaremos bicis y a pedalear así que, mejor llegar frescos para afrontar las 10 etapas.


lunes, 4 de noviembre de 2019

VUELTA PANTANOS SAU-SUSQUEDA-PASTERAL EN CX!!!



Una de las vueltas que más me gusta y que ya he repetido pero variando tramos...La vuelta a los pantanos de Sau-Susqueda-Pasteral es una recorrido fascinante en la que tocas muchos puntos clave de una de las zonas más espectaculares por las que se puede pedalear en Cataluña.

La última vez que dibujé un track para venir aquí, fue hace dos años y en un mes de enero frío y lluvioso. Vinimos el Tete y yo y disfrutamos de lo lindo aunque las pasamos algo canutas con el frío. En aquella ocasión, igual que en esta última, fue con las CX.

También he pasado varias veces por aquí con la bici de carretera comunicando las poblaciones de Rupit-Tavertet-Vilanova de Sau, etc. y nunca defrauda.

Esta vez, con las CX, nuevamente con el Tete y como nuevos inscritos jaja, Christian y Alex.

Los 4 quedamos en Amer, puto de inicio de la ruta a las 8 arrancamos. Para calentar motores, accedemos al pantano por la carretera que va desde el Embalse de El Pasteral.

Sopla un fuerte viento pero una vez nos adentremos en la montaña siguiendo el recorrido que dibuja el Ter, eso ya no lo notaremos mucho. Lo que no esperaba notar era frío y lluvia. Buino lo primero la verdad que fue soportable pero en esta zona no tocaba lluvia, si cielos nublados pero al final, nos mojamos una miaja.







Una vez alcanzamos la presa de Susqueda, ya por encima del nivel del agua, empezamos a bordear el pantano y tomamos la pista que nos llevará hasta la presa del Pantano de Sau.



Muchos km sin cruzarnos con nadie, mucha tranquilidad en un entorno precioso que tenemos a tan solo 1h en coche desde casa.



Empieza a chispear, nada preocupante pero lo cierto es que el cielo no parece estar muy amigable. Vamos hacia donde pinta peor así que, cruzo los dedos para que esto no nos frene y podamos seguir con la ruta.



Como dice Christian,el terreno está al dente, super disfrutón, divertido, ya que ir esquivando charcos, o no jaja, le da un puntito de entretenimiento extra al camino y además, el armario que lo viste, está espectacular.

Alex no lleva tanto tiempo como nosotros sobre este tipo de bicis y aún se está haciendo a su Focus. Está claro que hoy, con esta masterclass jaja, regresará como alumno aventajado jajaja.




Mi hermano y Christian ya lo tienen más por la mano y van como niños disfrutando al máximo. Y yo pues más aún de verlos. Uno monta estas salidas con gente pensando eso, en que los demás lo disfruten y vuelvan a casa con ganas de más. Yo le pongo toda la ilusión del mundo ya desde casa cuando me pongo a dibujarlas y luego, pues llevándoles por estos caminos, haciéndoles fotos, contando chistes jaja, mostrando los encantos de la zona, etc. 
Está claro que es muy complicado hacer rutas a gusto de todos, pero bueno, con una buena dosis de paisajes chulos, recorrido entretenido y con cierta exigencia, es complicado que no te guste partiendo de la base de que todos morimos de ganas de que llegue el fin de semana para salir a pedalear y buscar un poco, todos o alguno de esos ingredientes. 



Partes del camino son ciegas, sólo ves lo que tienes al frente pero de tanto en cuanto, las vistas se abren y puedes ver el pantano y lo que hay más a lo lejos.

También hay tramos más rápidos y fáciles, otros en los que hay que remontar y ganar altura. En partes sin una sola piedra, en otras has de ir con cuidado para no dar un llantazo y pinchar.





Y momentos para la calma, para dar las gracias por estar aquí, darlas por poder disfrutar de esto, de la naturaleza, de nuestra pasión, de la buena compañía, de una charla sobre ruedas, de un aprendizaje continuo y en definitiva de experiencias que suman mucho y llenan nuestros discos duros de buenos recuerdos.




Primer contratiempo, bueno de hecho el segundo, el primero lo tuvo mi hermano al poco de iniciar la ruta pero se solventó rápidamente. Ahora e ha tocado pinchar a Alex
















Otro paseo más contigo y de nuevo que contento me tienes. Ya van unas cuantas aventuras y como te portas tan bien, aprovecho para decirte que te vendrás conmigo a la próxima aventurilla en sólo una semana. Seguro que te encantará!!


Por primera vez cruzamos al otro lado del río. Tenemos que subir a la presa y volveremos a cruzar a su margen izquierdo según nuestra marcha. 


Aquí las verdaderas protagonistas posando para la prensa jajaja.




Un repecho corto pero exigente y cruzamos al otro lado justo por la presa. Volvemos al asfalto por un instante. Un tramo corto pero que viene bien para relajar la musculatura y la espalda.





Luego pasamos por la Casa de Colònies Les Tallades y seguimos el camino cementado que perfila esta parte del pantano hasta que encontramos un acceso por el que nos podemos acercar hasta las orilla de sus aguas.




Ya desde aquí se ve una pequeña parte de la torre de la Iglésia de Sant Romà de Sau. De estilo románico lombardo, data del siglo XI y guarda la peculiaridad de estar sumergida y bañada por las aguas del pantano de Sau. Según sea su nivel, alcanzaremos a ver más o menos, pero como sea, es una maravilla.




Cuando tenemos oportunidad, bajamos a pie pantano para inmortalizar el momento. 




Nos ponemos de nuevo en marcha que queda mucha vía por recorrer y el tiempo aprieta.



Volvemos al cemento antes de salir a la carretera BV-5213 que te conduce hasta el parador.




Algunos repechos exigente que nos ponen a prueba...


Y salimos a la carretera que a penas pisamos ser cruzada. Ahora una pista de bajada ya más técnica y luego una trialera/corriol en el que nos toca caminar debido a su complejidad (terrenos empapado y super resbaladizo)


Cruzamos el Torrent de l'Infern...




Primero bajamos y luego nos toca remontar para salir a la carretera de Fussimanya






Dime que no lo estás gosando jajajaja. A veces dibujar y no poder ver bien por donde va la ruta que estás haciendo, tiene estos inconvenientes pero mientras sean cortos como éste, cap problema.



Ya rodando sobre nuestras monturas, hacemos un tramo por la urbanización y nos desmarcamos nuevamente del asfalto para hacer un tramo muy chulo por encima de la hierba mojada, las losas de piedra tan características de esta zona y con los árboles ya teñidos de otoño a nuestra vera.













El track marca un corriol que tiene pinta de estar un poco delicado y después del último que hemos hecho, mejor lo esquivamos y nos vamos a buscar una alternativa más factible.
Volvemos a salir a la carretera de Casserres y por ella llegamos a Tevernoles donde nos desviamos ir a Roda de Ter por la calle de los Molinos, otra vez próximos al Ter y con vistas a los restos del Poblado Íbero de la Esquerda.


Ya en Roda de Ter, rellenamos bidones, echamos mano a algo de comida que llevamos en los bolsillos, cruzamos el Ter una vez más y ponemos rumbo a l'Esquirol por unos caminos que son más, losas enormes con escalones formando lo que parece la silueta de una carretera antigua, que un camino de tierra propiamente dicho.




Cruzamos por mitad de algunas granjas, renovamos el agua al pajarillo y nos deleitamos con las vistas lejanas a un Pirineo ya nevado.



El tandem CriteriumBCN...






Estos caminos la verdad que son exigentes. No por pendiente, pero si porque no permiten un segundo de distracción. Barro, piedra mojada , escalones uno detrás de otro, regueros...y con estas bicis la verdad que has de ir con mil ojos viendo donde metes la rueda. Pero por contra, son super entretenidos, ganas técnica y también fuerza, no sólo de piernas que has de ir tensando todo el rato, sino también del tronco superior con el que no dejas de tirar del manillas para levantar la rueda y redirigir la bici constantemente.




Una vez en el pueblo, volvemos a rellenar bidones y Alex, que va algo justillo de fuerzas, decide continuar por carretera hasta Rupit mientras que nosotros continuamos por el track original.
Ahora viene una parte espectacular con un bosque precioso y unos caminos en los que parece que nos hayamos alejado mucho de cualquier signo de población o algo por el estilo.


Trepamos por un "camino" que se hace bastante técnico y duro con escalones, algunos bastante altos, zonas que patinan bastante y todo esto sin dejar de subir. 



Pero todo esfuerzo siempre viene recompensado de un modo u otro, y en este caso, el paso por este bosque, compensó con creces la tensada de antes.




En su salsa...


Cambio de bosque pero cada uno con su encanto particular. nos estamos acercando a Tavertet y la cinglera, ahora que se ha despejado el cielo, tiene que estar de escándolo!!




Felicidad es poco!!! 


Y punto de inflexión, Tavertet. Encantador pueblo situado al sur de la comarca del Collsacabra, dentro de la zona de Les Guillerías, encima de un peñasco y junto a un gran precipicio con vistas a los pantanos de Sau, Susqueda y a lo lejos las montañas del Montseny que sirve de mirador de un paisaje repleto de bosques mediterráneos.


Por un lado el Montseny, al otro el Pedraforca...una delicia para nuestros ojos!!


Y ya de pleno en la cinglera, pedaleando sobre el camino cementado que nos llevará a Rupit y bordeando estos imponentes acantilados que te dejan embobado.




Este terreno va siempre picando para arriba hasta pasar el Avenc de Tavertet, una antigua masía catalana reconvertida en alojamiento rural.







Aquí se acaba la subida y empieza una bajada y tramo más facilón que lleva a la carretera que conecta Rupit con Cantonigròs, pero nosotros nos desviaremos por un sendero para caer directos dentro del pueblo de Rupit din pisar el asfalto.




Las vistas al pueblo desde este mirador, son preciosas!! Paramos a comer un bocata rápido. Yo la verdad que no llevaba hambre pero como todos paramos, pues me uno a la causa y me zampo un bocadillo de tortilla como mis compis. Llegados a este punto, viendo la hora y que las fuerzas ya no nos acompañan a todos por igual. Descartamos lo que quedaba de la ruta inicial, y pasó a dibujar un planB que dará más rodeo pero que seguro será más rápido, fácil y cómodo.


Se acabó el ir por tierra hoy, tomamos la carretera hacua el Coll de Condreu y desde allí bajaremos a Sant Esteve d'en Bas para ir directos por la C-63 hasta Amer.
La verdad que hasta ir por la carretera aquí, es una gozada!! 
Yo esto me lo conozco bien, he pasado en días de rutas solitarias, en brevets, en carretera, de día de noche jajaja, y me acuerdo de cada momento!!




Coronamos el puerto (que por este lado, poco subimos) y bajamos rápidos, pero con cautela hacia el pueblo de que da la salida a la famosa Terra de Remences.


Bajando, Chrisitian y yo nos vamos para adelante. Yo le sigo pero voy incómodo, algo le pasa a la rueda y trazo las curvas como si fuera un seto. Me he de esforzar para seguir a Christian y al llegar abajo, revisamos la rueda trasera, la que pensaba yo que estaba mal, pero se ve todo en orden.Tras reagruparnos, seguimos la marcha y ya lanzados, nos vamos dando algunos relevos. 
Pero al llegar a Les Planes d'Hostales, ya veo por que voy mal. La rueda delantera empieza a ir realmente baja, he pinchado aunque me parece rarísimo. Toca parar y reparar con la rabia que me da estando a tan solo 7-8km del coche. Pero menos mal que paremos, por que no es un pinchazo, bueno sí, la rueda bajísima, pero el problema es que es debido a que la cubierta se ha rajado por el lateral. 
Cambiamos cámara y bueno, con mucho cuidado ya que se ve un buen trozo de cámara, arrancamos de nuevo para darle ya la estocada a la ruta. Al final, 123km con 2275m+ cargados con un poco de todo. Una ruta super aconsejable y que seguro yo repetiré. 
Gracias nois por la compañía y el buen rato que hemos pasado!!!