lunes, 24 de septiembre de 2012

PEDALEAR EN LO MÁS ALTO, TRAVESÍA HIMALAYA 2012 (3º parte)

Al fin ha llegado el día... Hoy inicio ruta como todos los días, con la misma ilusión y las mimas ganas de ver cosas nuevas aunque hoy hay un aliciente que marcará un esta aventura. Hoy me dispongo a pedalear hacia lo más alto, acercarme con mi bici un poco más a las nubes  y ver si soy capaz de alcanzar los 5602m de altura del Khardung La,  el paso de montaña más alto del mundo.

Ya por la noche lo había dejado todo preparado, alforja listas,  la ropa que iba a usar, las barritas, la bici revisada...todo apunto para empezar a dar pedales. 
A falta de pasta bueno es el arroz, así que a eso de las 6am me bajo a desayunar y me meto entre pecho y espalda un plato de arroz a palo seco jeje, arroz blanco sin nada ya que prefiero que esté soso a tener molestias por alguna de las típicas salsas "no picantes de aquí" jeje.

Tengo 3km hasta el punto oficial de inicio aunque estos km iniciales y de buena mañana son casi los más duros de toda la subida jeje.


Aquí empieza los 39km que me separan de este mítico paso.  Me siento genial, buenas sesaciones de piernas, y muy motivado. El cielo aquí aún está medio soleado pero se echas la mirada en dirección a la cima, la nubosidad aumenta y yo cruzo los dedos por que el día aguante y no se sume otra dificultad de la propia que supone subir en bici y con las alforjas.

Voy abriéndome paso entre la mirada atenta de muchos que a saber que pensarán al verme con estos colores tan llamativos y montado en mi bici pedaleando hacia donde la mayoría va en medio de transporte motorizado.

Enseguida que gano algo de altura y me elevo sobre Leh, las instantáneas no se hacen esperar, bien sea sobre el pueblo, sobre el Monasterio que lo preside o por las majestuosas montañas que lo respaldan. 






Pero cuando empiezo a dejar la zona donde las últimas casas se posan cercanas a la carretera,  llego a una curva cerrada y encima de un montículo de tierra me encuentro con 8 perros que no se muestran muy cariñosos. Tal cual llego se levantan todos y empiezan a gruñir enseñándome los dientes mientras 2 o 3 ladran y dan un paso al frente bajando del montículo y poniendo sus patas ya en el asfalto. Obviamente pongo pie a tierra, me planto en mitad de la carretera y me acerco despacio para ver si mucho ruido pero pocas nueces o más me vale no seguir para adelante. Jeje no se que hacer, una foto, la tática de Cocodrilo Dundee o echarme a llorar jeje, no quiero que unos perros me amarguen el día pero por el momento no hay nada que pueda hacer...de pronto ve llegar un camión de estos extravagantes. Levanto el brazo y le pido que vaya despacio y que yo iré por el lado para poner su camión entre medio mío y de los perros...la cosa funciona y a pesar a de una intentona floja de quererme seguir, me dejan tranquilo y se echan de nuevo al suelo.

El permiso que tuve que pagar ayer para poder subir hoy se supone que me lo pedirán en varios sitios, de echo has de llevar varias fotocopias por que donde te paren se quedan uno así que llevo 4-5 copias por si loas moscas.
Llevo buen ritmo y apenas me canso. Mientras subo, un grupo de moteros me pasa y me saludan efusivamente. Al cabo de unas cuantas curvas me los encuentro parados y casi me hacen la ola, muy simpáticos y esta vez son occidentales...nada de abordarme y pararme para hacerse fotos jeje. Continuo a lo mío y sigo hacia arriba. Llevo muy buenas sensaciones de piernas y cuerpo en general pero me tiene mosca una cosa y es que no dejo de bostezar  voy que casi me duermo jeje. Será por que he dormido más que ningún otro día?

Tras 25km llego al Check-Post...



primer control en el que la parada es obligatoria. Empieza el show y es que el hombre, me empieza a preguntar por la segunda persona que aparece en mi permiso, si esa de la cual tengo su pasaporte pero con la que no he tratado ni 30 segundos jeje. Ahora toca hacerse el sueco, el tonto, como queráis llamarle pero lo que sea con tal de que no me haga dar media vuelta. Le cuento la milonga de que está llegando, que va más lento que yo y que cada uno va a su ritmo. Mientras llegan más personas, aprovecho el movimiento de gente para escabullirme, comprar una pepsi y esconderme detrás de una tienda para beber y comer una barrita. Tardo 10' de reloj en arrancar de nuevo y casi que a escondidas jeje.

Como se ve en la foto, esa manto de nubes espesas cubren la el paso al que voy. La cosa empeora por momentos pero sigo adelante pues o se pone muy feo o después de lo que llevo no pienso bajar para tener que empezar de cero mañana.
Hasta hace un par de km como mucho aún había pavimento en la carretera pero a partir de aquí, tierra, piedras, riachuelos...vamos nada nuevo jeje.


El barro hace que las ruedas se tornen pesadas y de vez en cuando pierdan tracción y esos desequilibrios con tanto peso se traducen en posibles caídas tontas a velocidad ridícula pero que te pueden fastidiar el viaje por lesión de aquellas que dices..."como me ha podido pasar esto?".
si te fijas en la montaña de enfrente, ves los cortes del camino...aquellos que parecen no tener fin jeje.
Vienen tramos más complicados con piedras, algunas pendientes que casi me hacen poner pie a tierra y mucho barro...



pero lo bueno está por llegar cuando a falta de 6km empiezan a caer copos...a falta de 6km se pone a nevar!!! Aún puede ser la subida más épica???


La niebla cada vez baja más y yo cade vez voy más para arriba pero sólo me quedan 6km, eso ya no es nada y o cae la de Dios o esto ya lo tengo al alcance de la mano.
En el fondo me lo estoy pasando en grande, me siento mejor que ningún día y desde que saliera del hotel pasan poco más de 5h hasta que corono. La altura parece que me sienta mejor que peor, respiro al estilo miura pero me noto muy sereno de pulso y después de todos estos km y entre la niebla ya veo el final, he conseguido coronar el Khardung La, el paso de montaña más alto del mundo con sus 5602m.


Hasta llego con fuerzas para hacer un intento de caballito jeje, estoy eufórico, es una alegría inmensa y una tremenda satisfacción personal el haber llegado hasta aquí arriba.

Es una lástima que no sea un día soleado para poder hacer fotos pero de todos modos tiene su encanto así que no pierdo la oportunidad de inmortalizar el momento con algunas instantáneas.



Soy algo caluroso y no voy muy abrigado pero en cuanto se pasa un poco la alegría del momento empiezo a apresurarme a sacar ropa por que empieza a hacer mucho frío. Además la bajada hacia la otra cara de la montaña no parece estar mucho mejor así que me pongo todo lo que puedo jeje. Perneras, cubre botas, Gore-Tex, térmica, mallot, manguitos, chaleco, chaqueta Gore-Tex, guantes y otros de látex por encima para el agua, gorro, casco y cubre casco de Gore-Tex...parezco una cebolla y como salga el sol de repente a mi me da algo jeje.
Para cambiarme pido permiso para meterme en una garita de militarse que no muy amablemente aceptan mi petición.

Ya estoy listo y empieza el descenso hacia el otro lado, voy hacia el Nubra Valley.


La primera parte está mur rota y no se puede correr. Además de eso hay que ir con ojo por si caen más de estas...

La banda con los mantras que decoran mi bici me protegerán de todo.

Aunque no sé yo si con  las pintas de seta del Mario BRos que llevo me harán mucho caso jeje. Bueno lo mejor es ir bien visible así que cuanto más llamativo mejor que así los coches te ven de lejos jeje.


A medida que pierdo altura, el día mejor, y la niebla da paso a vistas más lejanas. Los Yaks empiezan a hacer acto de presencia campando a sus anchas.


Y donde alcanza la vista veo las cumbres de los 7 miles sobre pasar las nubes...



Es para quedarse embobado, o a mí por lo menos me pasa.  Mirar por donde discurre la carretera y con que vistas al frente


Para llegar al Nubra Valley primero hay que dejar atrás el Valle del Shyok atravesando el río que lleva el mismo nombre por mediación de un pequeño puente. El Nubra se encuentra en la antigua Ruta de la Seda hacia Asia Central. Hay bastante presencia militar debido a la proximidad de las fronteras con China y Pakistán, países con los que la relación no es que sea una maravilla. A mi me toca pasar algo de frío y una pequeña lluvia pero nada con lo que puede ser un invierno aquí donde los temperaturas caen hasta los 40ºC bajo cero.




Estoy maravillado por la belleza del lugar que no deja de impresionarme. Cuando llego al punto más bajo sigo la carretera dirección Diskit, 22km más de llaneo y repechos tipo "Fontde Cera"

Y de pronto empiezan a aparecer dunas de arena blanca, como si fuera un desierto en mitad de tanta montaña gigante.


Largas rectas me hacen cruzar por mitad de estas finas arenas...



Y para obtener una mejor visión de la zona la carretera se encarama a la montaña de piedra para que no pierda detalle de por donde estoy pasando. Espectacular!!!!



De verdad que aquí en medio encontraré un pueblo? Parece mentira,no dejo de sorprenderme. Y cuando todo esta en silencio y me acerco a mi parada un estruendo hace estremecerse las paredes que me rodean....


Se ha desplomado un trozo de pared cerca de la carretera por la que debo pasar. Es cuestión de suerte que no te toque cuando estás tú pasando pero bueno es lo de siempre, uno piensa que nunca le va a pasar a él. Por fortuna esta vez pasó cuando aún estaba por pasar yo por allí.

Los únicos que me acompañan en estos últimos km del día son ellos...








Ya estoy llegando y voy como un tiro rodando rápido. La carretera está mal y hay agujeros. Voy a comerme uno de ellos y inconscientemente me levanto de la bici como si lo fuera a saltar impulsándola con brazos y piernas pero casi 60kg no se levantan así así y yo ni lo había pensado jejeje. Llantazo al canto y consecuente pinchazo a falta de 1km del pueblo y lloviendo así que en lugar de ponerme a cambiar la cámara con el follón que supone sigo a pie...hoy dormiré a 3200m


Consigo una habitación bien de precio y una cena medianamente en condiciones con un plato de pasta de aquellos de sobre pero que según ellos es una faena cocinarlo jeje.
No tendré luz hasta las 20:30 así que me paso un buen rato con el frontal escribiendo y repasando la bici. Mañana toca una etapa de relax ya que iré a pasar el día a Hundar, un pueblo vecino donde podré caminar por las dunas y ver a camellos.

Me despierto a las 8 y habiendo dormido más que bien en comparación a cualquiera de las noches anteriores. Después de desayunar empiezo a pedalear y a jugar a "corre corre que te pillo" con los camiones cargados de pasajeros...







Tras unos km de asfalto un camino rectilíneo te lleva a la zona en cuestión, un lugar precioso.



 y en el que por un módico precio puedes dar un paseo en camello. Yo en lugar de eso me lo doy con la bici a mi lado jeje.



Después de llevar un rato por allí, un par de hombres se acercan y me preguntan: "Has llegado hasta aquí pedaleando?", "Te acuerdas de nosotros?"  Me quedo parado y viendo que no atino me sacan de dudas, eran el grupo de moteros que me saludaron subiendo el Khardung La. Vinieron todos a saludarme y estuvimos un rato hablando. Eran franceses y estaban haciendo ruta guiada con las motos y una furgo que les asistía.


Pasamos un buen rato y era momento de ponerse en marcha. Me proponen ir con ellos, meter la bici en la furgo y deshacer el camino juntos. Acepto encantado.




Me apetecía pasar un buen rato con alguien y otra experiencia más para compartir.


Yo iba con un par de guías en la furgo y de vez en cuando hacíamos paradas de reagrupamiento, charlábamos un rato, admirábamos el paisaje juntos y luego continuábamos.




Subimos el Khardung de nuevo para volver a Leh pues no hay otro modo de salir de aquí. Este es el primer "problema" de mi ruta. En parte voy con ellos y de regreso por el mismo camino por que la ruta que quería hacer es imposible, me dicen que no se puede pasar siguiendo el curso del valle. Mi idea era ir por aquí hasta el Pangong Tso, un lago que está a unos 4250m de altura y que destaca por el color turquesa de sus aguas. Luego quería volver a Leh por el Chang La que es el tercer paso más alto del mundo y así cascarme los 3 más altos pero nada de esto pudo ser. Lo que tenía claro es que desde Leh no volvería 50km marha atrás, no me apetecía.

Aquí algunas fotos de la subida al Khardung La con más sol...



Mirar desde donde viene el camino...


Y hasta arriba llego nuestro viaje en grupo, allí me bajé para estar un rato en las alturas relajándome y para bajar montado en la bici.


Finalizo la etapa en Leh donde paso una última noche antes de abandonar la zona para poner rumbo a Sringar, capital de verano el estado de Jammu y Cachemira.
Consigo habitación en casa de Vishal, el colega del restaurante donde había cenado las últimas noches.
Afronto, y lo digo entre comillas, la recta final de la ruta para como la tenía dibujada en mi cabeza.

La salida de Leh es fácil y cómodo. Todo el mundo me ha dicho que lo que me queda por delante, a pesar de ser duro, no tiene nada que ver con lo que ya he pasado así que voy con relativa tranquilidad por su bien esto es cierto, también lo es que ya llevo muchos días seguidos acumulando km y desnivel y las piernas igual se resienten.

Por el momento me encuentro con rectas interminables en forma de toboganes y un viento en contra que quita las ganas de todo no dejándome pasar de 10km/h, me está destrozando física y psicológicamente!!!



Ahora si que se ve la cumbre del Khardung


Esto se me está haciendo durísimo, machaca mucho ver que es repecho tras repecho y que el viento no amaina.


Tengo la cabeza en Nimmu, el siguiente pueblo done pararé seguro a comer algo puesto que he salido con 4 galletas y aunque no tengo hambre, pararé ni que sea para estar tranquilo sin tener ese zumbido constante del viento en la cabeza.




Pasado el primer tramo sin gente, empiezo a pasar pueblo con más frecuencia..Basgo, Sasgo, Khaltse y las vistas también van mejorando.


Alcanzáis a ver la carretera en la foto de arriba al otro lado del río? Abajo pasando el pueblo de Basgo.

Vuelta a los toboganes. Las montañas adoptan colores diferentes le dan un toque muy curioso al paisaje. Ya me quedan sólo 385 a Srinagar sin contar mis desvíos para hacer fotos o explorar un poco jeje

 Paso por Saspol

 Que forma más cómoda de viajar no? 

 Por estas paredes arenosas daban ganas de tirarse con tabla jeje. El rojo era muy intenso aunque la cámara no lo resalte del todo.



Luego encontré una especie de resort en mitad del camino y después de llevar ya un buen rato envuelto en polvo, decido parar para refrescarme.

Nada un descanso breve por que me siento bien y con ganas de seguir pedaleando. Además me han dicho que el camino pronto acaba para dar paso al asfalto así que avanzaré más rápido.


Me toca remontar y subir un poco para llegar a Kaltse, último pueblo antes de llegar a Lamayuru  que es donde me gustaría quedarme hoy. Desde aquí hay una fuerte subida para llegar allí y la carretera a veces tiene trampas mientras las montañas siguen camaleónicas mostrando más gamas de colores.


Lamayuru es un Gompa (monasterio) Tibetana-Budista que se encuentra en el districto de Kargil, al oeste de Ladakh. Se trata del mayor y más antiguo Gompa del Ladackh. Se dice que en la antigüedad en este lugar había un lago, y supuestamente el sabio indio Mahasiddhacarya (956-1041 d.C.) profetizó que ese lago se secaría por que el agua saldría por una grieta. Cuando el lago se secó este sabio indio encontró un león muerto acostado en el interior, y allí fue donde construyó el primer templo de la zona conocido como Singhe Ghang (montículo del león). Lamayuru es conocido por la población de Ladakh como "Tharpa Ling" (Lugar de Libertad) ya que en el siglo XVI fue declarado lugar sagrado donde incluso los criminales podían buscar refugio. 

Allí tengo el placer de pasar lo que falta de día y el desayuno del nuevo día con Alex, Didier, Aymeric, tres franceses que han venido aquí para realizar un trekkings impresionantes acompañados por un lugareño y un par de burros que les harán de porteadores.


Nos alojamos en la misma Guest House y hasta ahora es la más barata, tan solo 200 rupias por dormir.  Compartimos impresiones y luego nos damos un tiempo para organizarnos y quedamos para cenar juntos. La bici ya estaba lista para un nuevo día...



Yo aprovecho para salir a hacer algunas fotos. Me tocó cambiar las pastillas  y arreglar el cable del cuenta km ya que se partió al quitar el porta bultos.


Como se ve no es precisamente un 5 estrellas pero más que de sobras para pasar una noche. Desde la terraza de la casa hay unas magnificas vistas al Monasterio.



Al rato ya bajamos a cenar y a pasar un rato juntos contándonos los planes que tenemos para los días venideros. Todo esto bajo la atenta mirada de este niño que no nos entendía pero que no se movía de nuestro lado.



Me cuentan que ya llevan varios días caminando. Han alternado caminatas, autobuses y auto stop para llegar aquí desde Leh. Mañana iniciarán un trek de unos 20 días hacia el Zanskar..ha de ser increíble también moverse por aquí recorriendo los senderos que se esconden entre tanta montaña inmensa.

Por la mañana quedamos en desayunar juntos y luego cada uno para su lado. Tortilla de tomate y cebolla que está riquísima y chapati para variar. El día se ha levantado malhumorado con viento, algo de agua y unas nubes que auguran tormentón en la dirección que he de ir.
Atrás queda Lamayuru...




Primeras pedaladas ya en subida pues me toca subir el primero de los pasos de la vía Leh-Kargil-Sringar. El Foto La asciende hasta los 4090m y salvo algún tramo en obras, está perfectamente pavimentado.


Hasta te encuentras algún que otro mirador.


Estoy subiendo muy cómodo, cuesta menos que cualquiera de los días pasados, me imagino que la aclimatación ayuda mucho y bueno, las horas de rodaje desgastan pero también se notan positivamente. Este paso lo disfruto mucho ya que puedo ir subiendo a muy buen ritmo y por que parece mentira por donde estoy pedaleando.



Después de un buen rato subiendo alcanzo la meta...un paso más o a estas alturas uno menos...


Al ratito de estar allí arriba aparecen por la montaña Alex, Didier y Aymeric que han subido con el guía trazando una linea recta mientras que yo he dado más vueltas que un ventilador jeje.


Inicio el descenso y voy camino de encadenar el segundo paso aunque aún quedan unos cuantos km. La bajada es muy rápida y me olvido de las alforjas, toda la carretera es para mi, no pasa nadie y trazo las curvas por donde quiero sin problemas. 


Hago unos 45km y paso una zona poblada donde loas únicas personas que están fuera de casa son estas mujeres trabajando en la carretera.


Luego ya empieza el segundo paso del día, el Namika La de 3720m que tiene algo menos de 10km, algo ya de juguete comparado con los 52km, por ejemplo, del Rohtang.  Antes de empezar un pequeño piscolabis.



Tiene peores rampas que el primero del día pero en general se hace bien y no sé por qué pero me siento pletórico y incluso subo tramos con el plato mediano que casi no he metido nunca subiendo en lo que llevo de viaje. 

Casi llegando arriba me cruzo con un 4x4 y un chico medio colgado de la ventanilla empieza animar efusivamente. no me hubiera extrañado a no ser de reconocer esos ánimos..."Aupa chico que ya lo tienes campeón!!!"...de todos los días que llevo por aquí, la primera voz de casa, un Vasco!! jeje

Llego arriba y paro para inmortalizar el momento y el haber alcanzado el penúltimo paso de la ruta...Srinagar ya casi está a tiro de piedra.


Al pasar a la otra cara de la montaña el fuerte viento me da la bienvenida.

 Vamosssss!!!! que cerca estoy de cumplir mi reto

Empiezo a bajar después de, ya por costumbre, estar un rato tranquilo en lo alto de cada paso pensando en nada o en muchas cosas. Mientras bajo voy dándole vueltas a que hacer cuando llegue a Srinagar. mi idea es volver dando pedales hacia Keylong y cerrar un bucle impresionante pero al igual que me paso cuando quise ir de Hundar al Pangong Tso, son varias las personas que me han dicho que esa ruta que quiero hacer está cerrada, que es un camino muy irregular y peligroso y que seguramente no me dejarán pasar. Voy al estado de Jammu y Cachemira y no es sitio para hacer el tonto y meterme por donde no deba.


Sólo veo gente trabajando o bien en la carretera o bien elevando torres de alta tensión.


Me a acerco al pueblo de Mulbeck donde se encuentra un gigantesco Buda de 8m esculpido en la roca hace unos 700 años.  Desde lejos ya se distingue la silueta en la pared de piedra.


Hago un alto en el camino para contemplar la estatua y de paso rellenar los bidones. 




A un lado tenemos la estatua y al otro sobre ella, el Gompa casi acariciando las nubes.



Me comentan que aún hay unos 40km a Kargil pero pocas veces he sentido las piernas tan bien,  así que decido continuar. Ya no quito el plato mediano y me subo todos los repechos así, de pie y con bastante agilidad, los km y la altura están dando sus frutos jeje.
Antes de llegar a Kargil si que te encuentras con un repecho que es un buen muro y toca volver a cargar el molinillo pero bueno, ya estamos aquí, de nuevo consigo llegar a donde me proponía por la mañana al salir de Lamayuru y avanzo rápido, más de lo planeado en BCN.


Visto de desde las alturas y alejado de un primer contacto in situ, tiene muy buena pinta. a medida que me acerco el ruido, el stress y el ritmo frenético y constante de coches y gente hace que pierda lo bonito que parecía unos cuantos km atrás.

Kargil ya cuenta con una población de más de 20000 habitantes y se encuentra a unos 200km de Sringar, la capital estatal. La zona de Kargil es considerada en parte como un desierto ártico por las bajas temperaturas que se registran y lo asolado de sus alrededores pero debido a que buen número de los ríos que nacen en el Himlaya pasan por aquí pueden verse pequeños pueblos rodeados de vegetación. Por aquí fluye el famoso río Suru, el cual fertiliza la tierra y ofrece lugares idóneos para el cultivo.

Ls ciudad es de poco interés turístico pero es una buena parada para repostar víveres. Yo lo hago también para dormir y consigo una habitación bastante barata dado que he preguntado en varios sitios antes y o bien no hay sitio o bien te quieren cobrar lo que les parece. Después de todos estos días me he convertido en un maestro del regateo así que bueno, me sirve de algo jeje.


El baño tiene la puerta destrozada y entre otras cosas el amago de cisterna no para de gotear así que la noche se adivina divertida aunque hago de fontanero y consigo solucionar el problema jeje. Después de la paliza lo mejor una ducha a cubazos, ese verde del fonde y con el agua fría como recién sacada de la nevera....una vez despejado, aseado y habiéndolo dejado ya todo medio organizado, salgo a dar un paseo para ver de cerca que se cuece en Kargil.


 Me acerco al mercadillo a comprar frutas.

Hablo con esta buena gente para ver que hay interesante para ver pero no están muy por la labor de contestar jeje

Hablo con el tipo del lugar donde pernoctaré hoy y me da unos cuantos consejos para cuando llegue a Srinagar.  Me confirma que lo de volver a Keylong imposible así que a no ser que quiera volver por donde he venido o bajar a Delhi pedaleando, voy a acabar la ruta antes de lo planeado. 
La noche se hace un poco larga, no paran de escucharse ladridos de perros, coches, gente..no hay manera de pegar ojo y es tal el agobio que decido salir de allí bien pronto por la mañana.

Antes de las 6am ya estaba pedaleando sin apenas haber desayunado y desquiciado por no haber podio casi dormir, quiero salir de Kargil cuanto antes!!!


Aquí están las distancias de mis próximos destinos. Primero miraré de llegar a Drass, como en las brevets, pasito a pasito y control a control jeje.

Los primeros km han sido muy duros con tramos cargados de repechos durísimos un continuo ir y venir de comboys militares. En ocasiones hago tramos en medio de ellos...

El camino en su mayoría muy malo, con muchos tramos rotos y mucha piedra. Sobre las 10 de la mañana y con varias horas ya sobre la bici hago la primera parada a la salida de un pueblecito para sentarme sobre una piedra a comer unos anacardos riquísimos que compré en Leh. Una bolsa de 1kg que me he ido zampando con el paso de los km jaja.

Luego paso por otro pueblecito y paro para saludar a la gente y hablar un rato con ellos.  Los niños me miran asombrados pero se muestran a la vez muy simpáticos.



 Jeje, todos hacen un alto en su marcha al cole para ver al extraño individuo que va montado en esa bici  cantona y abultada jeje

Ellas también hace un kit kat en la faena al verme.

Y yo mientras aprovecho para hablar con este hombre que me cuenta que están construyendo un edificio que hará de un poco de todo para el pueblo, colegio, guardería, hospital, centro de reuniones...


Abandono el pueblo y sigo el camino que cada vez me devuelve más a un típo de paisaje más familiar. De nuevo empieza a aparecer vegetación y los árboles, totalmente ausentes km atrás, adornan las montañas.

Antes de llegar a Drass paso por un colegio que se encuentra apartado. Al acercarme, me paro y veo como todos los niños y niñas están en formación casi militar en el patio escuchando y en cuclillas las palabras que les dice una mujer a través de de un megáfono típico como los de las manifestaciones. Parecen pregarias y la imagen me impacta un poco. Me quedo de pie en el camino observando y saco la cámara para gravar y hacer alguna foto cuando un hombre se me acerca y me pide por favor que baje al patio. Trato de decirle que he de continuar pero él insiste y casi me suplica que baje.
Acepto y al final acaba siendo una experiencia mu especial. Me pide que hable a los chicos, que les cuente lo que estoy haciendo y que para poder hacer cosas en la vida hay que estudiar y ser trabajador y responsable, que les dé unas pequeñas lecciones de moral y no se si me saldrá muy bien jeje.
Ellos no me entienden pero yo hablo en inglés y él les traduce todo lo que voy diciendo.

Están super atentos y espectantes. Me han dejado un micro para hablar y al final me siento como en casa y bueno, como no me gusta hablar jeje, pues estoy un buen rato hablando con todos ellos. Me siento afortunado de poder compartir este ratito con ellos y intento reflejarles mi alegría.




Después del buen rato que pasamos juntos conseguí que se soltaran un poco y les arranqué unas sonrisas. Hicimos unas fotos de grupo y claro, ver el trípode en mitad del patio, y yo que les dije: "agarrar bien la bici que pesa mucho"...se sintieron protagonistas y muy implicados. 


Continuo mi marcha hacia Drass con una sonrisa de oreja a oreja y con un verde intenso al frente que anima mucho.


Me quedan los últimos repechos antes de llegar a Drass y en concreto el último es bastante largo y duro.


Pero después de subir toca bajar y cómodamente llego a Drass, conocida como "el Portal del Ladakh",  que presume de ser la población del planeta que ha registrado la segunda temperatura más baja con 60ºC bajo cero. Con este ya es el tercer dato record que apunto en mi ruta (2 pasos m´s altos del mundo y 2º pueblo más frío del mundo).



Por suerte yo hoy de corto y se está fenomenal jeje. El pueblo se resume en una única calle central sacada del western y fuera de esto poco más. Pequeños comercios y restaurantes que invitan al viajero a hacer un alto en el camino bien para comer o bien para comprar algo. 


A un lado se levanta este templo que tampoco llama demasiado mi atención, tengo más hambre que ganas de acercarme más para verlo jeje.


Así que voy a un restaurante a comerme un rutinario plato de arroz pero que con hambre entra mejor que bien. Además acompañado de una bebida fresquita hace que se te quiten todos los dolores de ir tanto en bici jeje.
Conseguí un guardia para la bici y a juzgar por su mirada, cualquiera se acercaba a ella jejeje.


Como se nota que los km y la falta de sueño van haciendo mella en mi rostro jeje.

Me siento observado mientas como y resulta un tanto incómodo pero tampoco pienso estar demasiado rato aquí así que ni caso.  Le pregunto al dueño del local por los km al  Zoji La, el último paso de la ruta y me cuenta una milonga. Me dice que unos 25km llanos y unos 3km de subida suave...y una leche para él. Es un peligro por que nunca tiene un  "no lo sé" por respuesta, con tal de no quedarse callados te dicen lo que les parece así que antes de fiarme a la primera contrasto con más gente y cuando un par me contestan similar entonces me lo creo.
Se nota que no van en bici y que no saben lo importante que puede ser 20km arriba o 20 abajo.
Compro agua antes de salir y listo para continuar...



Empieza un rompepiernas interminable que acaba con una aproximación kilométrica que sube por una lado de valle hacia el Zoji La. Este es tiene 3529m y es el último de los pasos que me encontraré en mi dirección. Es el de menor altura pero se me hace muy largo y duro. Ya llevo una buena paliza encima pero ahora o sigo o planto la tienda por aquí en algún lado.

Ahora ya parece que estoy más en los alpes y el verde predomina en las montañas. En las alturas la nieve se funde y los pequeños torrentes de agua se deslizan ladera abajo para acabar en el río.




Este paso el la puerta del Himalaya y yo en lugar de entrar voy a salir. Estoy a unos km de dejar de pedalear por el Himalaya propiamente dicho.


Paso un pequeño campamento y paso una llanura larguísima donde reina el silencio y la tranquilidad. Dan ganas de parar y tirarse en la hierba a echar una siesta o contemplar un rato el cielo pero estoy a bastante altura  y a una hora avanzada del día así que mejor llegar antes arriba por si acaso que aquí se te juntan 4 nubes tontas y disfrazarse para no acabar empapado.


Viene un buen tramo con una pendiente ya bastante fuerte y constante con la que gano altura rápidamente. Ahora está todo bien asfaltado y esto facilita un poco la subida.


Veo de vez en cuando tiendas montadas por la gente que pasa aquí la época del verano y luego se vuelven a marchar a lugares donde el frío y la nieve no causen tantos problemas. En cuanto me ven, los niños y no tan niños corren montaña abajo para saludarme, bueno más que para eso para pedirme que les de algo...se enganchan en las alforjas y lo que para ellos quizás es un juego para mi es un riesgo de caerme al suelo.
Hasta ahí todo queda en anécdota y punto pero aquí ha sido en el único momento en el que he pasado miedo de verdad y un nerviosismo continuo durante muchos y los últimos km de la subida. 
Mientras pedaleaba intuí en la ladera de mi izquierda algo que se movía, pensé que serían cabras  y no hice ni caso. Miro y de golpe alguien se esconde detrás de una enorme roca. Cuando vuelvo a mirar, 7-8 tíos me empiezan a tirar unas piedras enormes a la vez que corren montaña abajo hacia mi. Al parirse las piedras contra el suelo rebotan en los radio y alforjas y yo dentro de lo que me permite el cuerpo me levanto, cargo el plato mediano y empiezo a darlo todo. Estoy en mitad de un repecho y aprieto los dientes como nunca para llegar arriba. Lo consigo y sin saber si me siguen o continuo pedaleando hasta que me veo obligado a parar...o eso o me va a dar algo por que llevo el corazón a 1000 por hora. Ya no están pero no me fío. Esto es un problema por que no me queda otra que seguir adelante pero y si me encuentro a más tardos como estos, que narices quieren, jugar a ver quien tiene más puntería o a que si me dan y me caigo ya he visto la bici?. Sigo subiendo pero muy nervioso, no consigo bajar las pulsaciones y cada vez que veo una tienda acelero y intento pasar sin hacer ruido. 
Un par de km antes de coronar más de lo mismo y de verdad que no tiene gracia, ya me quiero ir de aquí!!!

Por fin corono y este es el único de los pasos en el que no me recreo un rato, hago una foto y salgo volado.


Se acabaron las subidas kilométricas, las alturas increíbles y en definitiva mi paso por el Himalaya. Para empezar el descenso, cambiamos pavimento por adoquines.


Empieza un descenso con vistas y precipicios de escándalo.




Y una vez que volteas esta montaña, te quedas alucinado de ver por donde trepa el camino desde el otro lado.






















Me encuentro a 2 militares que me desvían por otro camino ya que han habido desprendimientos y hay tramos cortados.  Y es que no me extraña viendo por donde voy a pedalear ahora.




La bajada algo peligrosa y con mucha arena. Si os fijáis, la foto donde se ven todas las curvas, se aprecia una caravana larguísima de camiones y vehículos que están retenidos por los desprendimientos así que hay que bajar con la un ojo en el camino y el otro en la montaña.

Una vez abajo, empieza de nuevo el asfalto y mucho tráfico. Esto me agobia bastante y se me van las ganas de pedalear pero quiero llegar a Sonamarg para hacer mi parada allí. Este es un pequeño pueblecito a unos 70km de Srinagar. Se nota que me voy acercando pues hay mucho movimiento por los márgenes de la carretera, transeúntes, perros y mucho militar con metralletas en las manos que dan mucho respeto. 







Estoy en el Cachemira y esta zona, a pesar de que ahora dicen que está tranquila vive con continuo conflicto.
Por esta región,los países de India, China y Pakistán han derramado mucha sangre hasta el punto de transformar la frontera entre India y Pakistán en la más peligrosa del mundo. Si bien el conflicto casi llega a desembocar en una guerra nuclear hace ya unos años, dicen que la situación ahora es más tranquila.
El caso es que hasta el hombre que vive en Srinagar, cuya dirección y teléfono me pasó Sandra, la chica uruguaya que conocí días atrás, me recomendó, hablando con él por teléfono, que mejor no pasar muchos días allí. El es doctor y trabaja en un campamento militar y sabe de que habla, me dijo que hoy está todo muy bien y mañana no se sabe...

Visto lo visto, y tras intentar conseguir alojamiento en Sonamarg sin exito, pues todo está completo y el único sitio que encuentro es aquel al que no quiere ir nadie por las tarifas reducidas de sus habitaciones jeje,  decido seguir pedaleando y parar a algún taxi para acercarme a Srinagar.  Marca algo más de 70km pero ya no tienen ningún encanto y encima hay mucho tráfico. Además luego mientras vamos en la furgo me alegro mucho de haber tomado esta decisión pues hay mucho coche y lo peor mucho conductor loco.

Llego de noche a la ciudad y aquellas casualidades de la vida, recogemos a una persona por el camino y justo me escucha hablar con el conductor y él mismo me ofrece alojamiento así que estupendo por que no me hace ninguna gracia ir de noche por esta ciudad que no conozco buscando sitio para dormir.

Pasaré la noche en lago Dal en una de las típcas House boat. Estos son barquitos que siempre quedan amarrados y que se utilizan como eso, viviendas flotantes donde los turistas encuentran un lugar diferente en el que pasar las vacaciones.
Algunas están muy bien y otras no tanto.







Por la noche antes de acostarme, escribo un poco y pienso en lo que he hecho y a donde he venido a parar jeje. Cada vez me gusta más esto de viajar en bici y ver mundo dando pedales.


Por la mañana me levanto relajado y desayuno con los pies a remojo en el lago mientras esos pececillos simpáticos me hacen un masaje y la pedicura jeje. Conozco a 3 chicos franceses que vienen para quedarse unos días, Ludovic, Leticia y Donat. También a Wim, un hombre holandés muy peculiar que contagia alegría y bien rollo a todos. 
Me voy a dar una vuelta en Shikara, el medio de transporte típico del lago. Puedes pasear, hacer negocios sobre él, comprar flores, fast food, dinero...



 Vamos de paseo!!!

Se respira paz y armonía en el lago, nada que ver a cuando sales de él donde el ritmo incesante de la gente, coches y el desorden generalizado desquician un poco a cualquiera.
Pero en el lago todo va a cámara lenta, sólo se escucha el impacto del remo con el agua mientras sientes el va y ven de la shikara mientras se desliza por estás calmadas aguas.



Puedes encontrar jardines y "plazas" como centro de reunión para turistas y los taxistas de las shikaras.



Me llevan a una casa donde me enseñan un sin fin de pashminas, alfombras, arte del Cahemira. Me enseñan el proceso de elaboración de las alfombras tan famosas de esta parte del mundo...pero bueno al final no es simple cortesía para que vea que saben hacer sino que me tiene allí encerrado dándome tiempo para pensar que quiero comprar..ya le he dicho que no quiero nada, que agradezco su amabilidad....y una leche, el tío r que r y de allí no nos vamos hasta que te vende algo por poco que sea jejeje.

De todos modos es interesante ver como este hombre trabaja más de 8h diarias sentado en el suelo tejiendo estas alfombras que dependiendo del diseño a elaborar pueden tardar más de cinco años en hacerse.


 Este es el complejo código que sigue. Cada alfombra es única y diferente. Pueden ser encargos especiales o creación propia del artista que las hace. Siguen un código de colores y posiciones que al final confeccionan alfombras como les de a continuación.



A la vuelta algunas fotos más de los lugareños haciendo su día a día




Luego llegamos a "casa" donde me esperaban mis compis franceses y Wim.




El resto del día sirvió para irnos a dar una vuelta por la ciudad y hacer algunos acopios de alimentos. Frutas, tomates, pepinos...todo de carácter vegetal ya que la carne como veréis no era de agrado el comerla viendo donde estaba colgada...en la calle y a pleno sol.


A parte tenía que solucionar el tema del transporte. Es casi inviable ir dirección Jammu y Delhi dando pedales. Claro que se puede pero te expones demasiado a tener un percance o accidente. Esta carretera ahora es la m´s concurrida ya que mucha gente va y viene de vacaciones y son numerosos los camiones, coches, autocares 4x4...que circulan por aquí y el problema casi que no es ese, sino la forma de conducir que tienen. Además de nuevo me confirman que mi opción de volver a Keylong para cerrar el bucle es inviable y me lo dicen en el edificio de turismo así que habrá que hacerles caso. Entre otras cosas por que casi no hay poblaciones y acampar por allí en medio puede ser muy peligroso. no por animales o temporales, sino por los militares así que descartado.

Viendo el orden, seguro que lo de conseguir ticket y demás aquí es pan comido jeje



En principio no habrá problema pero antes debo lidiar con el conductor que seguro me pedirá pasta por llevar la bici. Esa faena la remataré en el momento de partir.
Vuelvo y como algo en caso de mis anfitriones mientras charlamos relajadamente y comemos algo.
Aquí toda la vida se hace en el suelo así que "allá donde fueres haz lo que vieres".
El patriarca de la familia


 Uno de los hijos, simepre ocupado comprando, vendiendo...de todo tipo de trapicheos

 La madre

Y mi comida, la tortilla de tomate y cebolla y el pan con mantequilla. También el famoso té del cual no soy fiel aficionado pues esto de beber líquidos calientes no me va pero he de reconocer que aquí le cogí un poco el gustillo.

Esta noche la pasé con ellos en su casa ya que mi habitación en la House Boat ya estaba reservada de antes. Me tocó dormir en tierra firme jeje


Un día da para mucho y más si ya no tengo que pedalear así que en lugar de bicicleta, esta vez haría ejercicio practicando con la shikara que por cierto no es nada fácil.


Para cenar nos juntamos Francia, España y Holanda jeje, montamos una mesita a la fresca y cenemos juntos compartiendo experiencias vividas en estos días por aquellas tierras. Wim lleva ya casi 3 años viajando y recorriendo mundo. Donat quería ir a Khatmandú para estudiar algo de medicina natural y de paso que estaba allí pues conocer un poco el país y Leticia y Ludovic, que son pareja se dieron un break de unos 3 meses para estar por la India antes de volver a Francia. Todos con historias muy interesantes.


A las 5am ya estoy en pie y listo para ir a la estación de autobuses. Empaqueté la bici como me dijeron y espero a que me vengan a buscar como también me dijero...que casualidad que el coche no arranca y.."tranquilo que un amigo nos lleva" y claro que te lleva pero te cobra 150 rupias de las cuales seguro que el maldito que me dijo que me llevaría se lleva su parte de comisión. Aquí todo funciona así y los calas muy rápido.
En cuanto llego a la estación de autobuses y me ven los dos conductores (el viaje es de unos 30h y se turnan) se frotan las manos. A ver cuanto me quieren soplar por el rollo de la bici, no hay nada estipulado, será lo que que ellos me pidan y yo les quiera dar.

Aquello es un show, el tío se pone muy estúpido y no quiere meter la bici en el maletero, me la hace desmontar entera o sino no me lleva. Yo desmontando la bici y rodeándome a casi un palmo 40 indios observando atentamente. Yo con un cabreo increíble hasta que se me inflan las narices y me pongo a chillar jeje, si si, exploto porque ya van unas cuantas de estas y estoy hasta las narices, harto de ser el centro del intento de timo por ser el turista pero de tonto no tengo un pelo. Me voy directo a la oficina y hago salir al jefe del tinglado aquel y delante del conductor le digo que si me quiere robar a la cara que lo diga bien alto, me quieren cobrar casi lo mismo por mi billete que por llevar la bici y encima me la hacen desmontar entera, portabultos inclusive.

El tipo asombrado ante mi reacción y yo fuera de mis cabales pero al final acceden a cobrarme un precio muy modesto de lo que pretendían y me ponen la bici separada en el compartimento de la rueda de recambio.  Mi mayor preocupación es que la bici llegue a salvo pues es propiedad de PROBIKE y he de devolverla.


Además el autocar deja mucho que desear pero bueno eso ahora ya me da lo mismo. Arrancamos y cuando no llevamos ni 80 km...PUM!!! Explosión al canto y el autocar que se ladea en una curva...joder que susto!!! LLegamos a un pueblo y debemos hacer una entrada a boxes para cambiar una rueda...otra vez a quitar la bici.



Menudo Show!! de nuevo todos mirando mientras saco la bici del compartimento y el conductor mosqueado me pide que suba la bici arriba conmigo...iré más incómodo pero ahora mucho más tranquilo por la bici.


 Lo que me espera, más de un día de viaje en este hueco compartiendo asiento con mi bici que me hace de perchero jeje

 Welcome to teh jungle!! madre mía como olía aquí dentro. Es más duro esto que la subida al Khardung

Esta niña si que se lo pasó bien todo el viaje


Imaginaros por aquí con la bici...esto es una carretera de montaña de doble sentido pero a ellos no les importa, adelantan donde sea y si viene uno de cara pues ya veremos como pasamos y sino pues todos parados.


El trayecto es una odisea y se hace pesado y largo pero al fin después de unas 30h


De nuevo al bochorno y el calor asfixiante. Estos si que lo saben controlar jeje


Al llegar a la estación, los taxistas de los tuc tuc nos esperan ansiosos y desde arriba veo como se me disputan jeje..."ese ese, al de la cara de guiri lo llevo yo que seguro que le unto una buena clavada. No le doy ni tiempo, tal y como bajo engancho a uno y le digo a esta dirección y te doy 300 rupias o me voy pedaleando jeje..menudo vacilón, no me sale ser así per aquí funciona.


1h circulando en esa caja de cerillas y con la bici entre mis piernas. Que ganas tenía de llegar al hotel!!!
Un trato es un trato...tú me guardas la caja de la bici y yo duermo una noche más en tu hotel a mi regreso. Dit i fet!


Ahora a volver a empaquetar todo y organizar bien las cosas. He acabado antes de tiempo y la verdad es que no me apetece mucho hacer turismo urbano solo. No soy mucho de ciudades para mis vacaciones y por aquí es imposible moverse en bici así que decido cambiar mi billete y volver antes. De todos modos me dejo un día de margen para visitar el Taj Mahal, que se encuentra en la ciudad a Agra, a 200km al sur de Delhi.
Hay una mujer inglesa que irá mañana con un taxi particular del hotel así que le propondré si quiere compartir gastos y vamos juntos.

Tras haber aceptado encantada ya vamos de camino...increíble, hacer 200km por una supuesta vía rápida, nos lleva en taxi más de 6h, madre mía!! casi hubiera llegado antes con la bici.

Asere je, ja, deje....jaja



Aunque claro viendo lo que circula también por estas vías rápidas...

De la ciudad sólo vimos el Taj Mahal, pues tampoco me dió la sensación de haber muchas cosas para ver a aparte de otro monumento como al Agra Fort, que es como una ciudad amurallada. Imagino que también hay que ir más predispuesto, y yo habiendo visto un monumento casi que los he visto todos. Ya venía de ver muchos templos y monasterios y a decir verdad, considerando que el Taj Mahal es una de las siete maravillas del mundo y me hago cruces de lo que debió suponer su construcción, pues si que impresiona pero yo no me quedé atónito ni mucho menos. 
Además sabiendo un poco de la historia..un regalo a una de sus mujeres, la favorita y al pobre arquitecto que lo diseñó le hizo quitar los ojos para que no se pudiera repetir uno igual. Este fue el emperador musulmán Shah Jahan de la dinastía mogol.
Ahí van unas cuantas fotos del templo...(como se ve el día no fue el mejor e inclusó llovió un buen rato mientras caminábamos descalzos por allí).

Un dato gracioso, los residentes pagan 10 rupias por entrar, sabéis cuanto pagamos los turistas? 750 rupias. Me quedé con cara de tonto y pensé...a ver si aprendemos por que menuda cara. Es una cosa que medio entiendo pero no deja de sentarme mal, igual por eso ya lo vi con otros ojos jeje.





Pasamos el día por allí y luego nos regresamos a Delhi.  De camino al taxi veo esto...me explicó el taxista que son peregrinos que vienen caminando siguiendo el curso del río Yamuna para hacer una ofrenda a Shiva, dios destructor.


Bueno de ahí al hotel y del hotel a callejear un rato y a hacer tiempo antes de ir al aeropuerto. La aventura llega a su fin...




He aquí la prueba de todo lo que he estado llevando encima todo este tiempo. Quitemos el peso de la caja y añadamos algo de comida y los 2,5L que llevaba cada día de agua...58.5kg



Claro con razón que me hayan hecho pagar exceso de peso. Mira que siempre he colado. Bien sosteniendo un poquito la caja o bien dándole palique a la amable señorita del check-in para que me deje pasar la caja directamente por la cinta de equipajes especiales sin pesarla, pero aquí ni una cosa ni la otra y 100€ de extra peso.

Unas cuantas horas de vuelo que se me pasan francamente rápidas y de nuevo en casa, ahora si. Y como no podía ser de otra manera, monto la bici allí mismo en presencia de dos mossos que no me quitan ojo de encima excepto, por vergüenza cuando me quito el pantalón para ponerme el culotte jajaja. Arranco y otra vez a pedalear por tierras catalanas.



Menuda soltura de pedaleo, hacía mucho que no cargaba el plato grande y rodaba casi a 40km /h jaja.


La aventura llega a su fin con unos últimos 30 y tantos km pedaleando por las calles de mi ciudad. Bueno en realidad termina con una experiencia increíble que nunca olvidaré. Miles de imágenes espectaculares gravadas en mis retinas y momentos buenísimos que han hecho de éste, y de nuevo, un viaje muy especial.

Han sido 1330km recorridos desde Manali hasta Srinagar pasando por el corazón del conocido como "El Pequeño Tibet". He pedaleado a través de una tierra sagrada y compartido parte de mis momentos con las gentes que la habitan. Todo un lujo y una satisfacción el haber compartido mesa y techo con ellos. 
Mi bici me ha llevado al techo del mundo en cuanto a pasos de montaña se refiere habiendo coronado los dos más altos del planeta, y siendo el Khardung La su máximo exponente con sus 5602m. 
También me ha llevado a pasar por Drass,  un pueblecito que registró la 2ª temperatura más fría  del mundo, nada menos que 60ºC bajo cero.
Son tan solo algunos datos anecdóticos que reflejan por donde ha discurrido esta aventura.


AGRADECIMIENTOS

Pues desde este humilde rincón quisiera dar las gracias una vez más a mi familia que siempre me apoya y sufre estos viajes a mi lado. A Gloria por estar a mi lado, respetar y compartir esta pasión. De nuevo a Iván Faure por sus consejos y toda la ayuda prestada. A Ferran Pintor por su apoyo dando a conocer esta aventurilla en www.2ruedasmtb.com 

También a Luís y Mireia (Can Pla, Badalona) por su colaboración y asistencia.

A mis amigos y también a mis compañeros de fatigas sobre la bici por seguirme de cerca . A todas las personas que han compartido algún momento conmigo en el viaje y han dado aún más sentido al mismo.
Y muy en especial a PROBIKE por hacer que esta aventura haya sido posible colaborando y ayudando desde el primer momento como patrocinador oficial. Por todo el tiempo invertido formando parte de ella,  gracias Laura y Pere por todo.






3 comentarios:

  1. Brutal!!! parece de pelicula! jejej
    olé por el reto conseguido a pesar del inevitable recorte.

    Me da cangueli sólo de imaginar como debe ser vivir allí durante las estaciones frías

    un saludo!
    Uri

    ResponderEliminar
  2. Joder Hector !! Increíble vaya pasada! Otro reto para la saca!! Felicidades por ello y enhorabuena por otro gran relato de tu viaje. Que será lo próximo??
    Yo me quedo con las vistas los 7miles... Sin palabras...
    Un abrazo y sigue así!!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que el paisaje merece mucho la pena y volvería mañana mismo para pedalear de nuevo por allí o hacer al un trek que la cosa allí da para mucho. Lo próximo...jeje, me gustaría hacer tantas cosas y mira que tengo buenas opciones rondando por el coco pero veremos como van viniendo las cosas...de momento ahora con ganas de que empiece a nevar para ir a subir las montañas de nuestros cercanos y preciosos Pirineos, y sin dejar de lado la bici claro jejeje.
    Saludos a todos!!

    ResponderEliminar