jueves, 31 de diciembre de 2015

CERRANDO EL AÑO PEDALEANDO ESTÁTICOOO!!

Esta es la tercera semana que ando ya por México y en breve lo haré de nuevo por Barcelona. Cada vez lo complican más para viajar con las bicis al extranjero, en este caso, la broma me salía por casi 300€,  la ida y vuelta así que no valía la pena.
Tampoco era la idea venir a hacer ciclismo así que ya está bien. De todos modos y para compensar un poco, el gym ha sido la vía de escape. 
Primeras y últimas sesiones del año en las que he sudado de lo lindo. Ha tocado empezar a hacer trabajos de series y repeticiones pedaleando sin moverme del sitio...no es lo que más me gusta pero si me ha servido para salir del paso. 



Dani me preparó unas buenas sesiones y por las mañanas, de 7 a 9, a empezar el día con ritmo!! La verdad es que he sufrido de lo lindo y además, ha sido un buen entreno para el coco ya que esto de estar quietecico a mi me cuesta un poco jaja.
Dentro de lo malo, otro punto, es haber estado estas 3 semanas a 1600m+ haciendo vida normal.  No son las 3 semanas que pasé por Chile-Bolivia-Perú casi sin bajar de los 3600m+, pero seguro que algo bueno habrán tenido.



Mañana despediremos el año con una sesión doble y ya con muchas ganas de montarme sobre mi nueva Berria para moverme y mucho!!

martes, 29 de diciembre de 2015

DANDO PEDALES POR LOS RINCONES DE PUERTO VALLARTA

Un año más, tengo la suerte de volver a este maravilloso paraje de la costa pacífica mexicana. Otros motivos me han traído esta vez pero siempre con gusto de regresar, envolverme del cariño de la gente que conozco acá y aprovechar para descubrir pedaleando, de la mano de Jorge, algunos rincones increíbles próximos al pueblo.

Ambiente costeño refugiado por unos cerros selváticos que esconden muchos caminos y sendas. Este año, especialmente tupido y verde, lo que da un toque de frescor tropical a estas montañas. 

Iniciamos la ruta bien temprano por el malecón para dar la bienvenida a un nuevo día. Luego nos adentramos en la selva, por caminos que son usados por los narcos para pasar la droga por esta parte del país. Un aliciente que sin duda, da emoción la jornada.



Llegamos a un oasis en mitad de la selva, el baño tienta pero ando un poco congestionado y el agua no está precisamente caliente.

Luego de regreso a Vallarta, un lindo callejeo por sus calles más angostas y subimos a la Cruz para admirar las vistas sobre el pueblo, la costa y el cerro.

La subida no tiene desperdicio, un mini caminito asfaltado que sube y sube con unas pendientes fortísimas, casi imposibles de superar. 
La bajada muy divertida desde lo alto, hasta la línea costera.

Aquí un pequeño vídeo de lo que dio de sí el día...




domingo, 13 de diciembre de 2015

VÍDEO ASCENSO PUERTO BARROSA

Aprovechando el martes de fiesta, una pequeña escapada a Aínsa para hacer la última caminata del año por aquellas tierras. Ahora espero seguir moviéndome por México por que las pilas las traje bien cargadas.

Casi 15km de caminata en unas 4h y media para acumular unos 1200m+ en los que ya tocó desenfundar los grampones.  
Un día algo frío pero en el que la meten respetó mucho. 


Una aproximación por pista y luego sendero hasta el refugio. Desde allí la pendiente se acentúa y la nieve complica el seguir sin grampones. Algún tramo entre bloques y llegamos al linde entre España y Francia donde se encuentre este puerto sobre los algo más 2500m+.



Seguimos caminando, subiendo, pedaleando, viviendo, disfrutando...ahora por tierras mexicanas!!!

sábado, 12 de diciembre de 2015

ASCENSO PUERTO BARROSA

Después de cumplir con la jornada laboral del lunes, recogemos los trastos y nos vamos Gloria, Carlo y yo para Aínsa. Nos vamos directamente a cenar al Turmo y como siempre nos dejan más que satisfechos. Yo me como un revuelto de ajos tiernos que recaen mejor que bien y me dejan muy buen cuerpo para ir la mañana siguiente de caminata.

Tras charlar un rato con el majo de Casimiro, nos vamos a dormir pensando ya en perdernos mañana un rato por la montaña. La idea es subir el Puerto Barrosa, casi sobre los 2600m+. Una caminata asequible, con algunos tramos exigente pero sin peligros. Tenemos ganas de caminar y de ver bonitos paisajes así que los números no importan.






Iniciamos por pista siguiendo las indicaciones que nos marcan la senda ya desde que dejamos el coche a pie de carretera. 
En esta primera parte, entre que es pronto y que es una zona sombría, el frío cala en nuestros cuerpos. y en las aguas de los riachuelos...





No hay pérdida,  las marcha del Pr están bien indicadas además de ser un trazado muy intuitivo.


Rápido llegamos al refugio que se encuentra en perfectas condiciones. Llegados a este punto aún nos quedan algo más de 800m+ por delante y la nieve empieza a complicar  nuestro caminar por lo que los crampones, no tardarán en hacer acto de presencia.


A nuestra izquierda, nos quedan los picos de  La Munia y el Rubiñera. Cuando subimos a este último hace a penas unas semanas, no se veía nada de este valle por culpa de la niebla. Ahora podemos ver la arista por la que nos encaramamos para lograra llegar al pico.


Y muy cerca de este, La Munia...



La cosa se pone divertida y empezamos a pasar calor jaja...












Algún tramo se complica a causa de unos bloques que han quedado en mitad de la ladera consecuencia de un pequeño alud. Estas son las primeras nevadas y la nieve no está del todo estable. 






Aquí se ve perfectamente como se partió la placa de nieve. Así que no hay que demorarse mucho en cruzar este punto ya que parece que está todo muy tranquilo, pero igual que se partió en otro momento, nadie nos asegura que no vaya a hacerlo de nuevo.


No iremos muy lejos pero de todos modos, siempre hay que extremar las precauciones.


Seguirmos pues avanzando y acercándonos más al collado. 

No hemos visto a nadie en toda la mañana, pero no estamos solos...nos observan desde lo alto de  la montaña


Viene algún tramo realmente empinado donde los crampones nos sacan de un apuro. Hay que clavarlos con fuerza y quemar unos cuantos cartuchos para superar estas zonas.







Ahora si que ya queda poco, último pasos para llegar al Puerto. Gloria va fenomenal y es que parece que no se canse. Buen ritmo y buena cara...se lo está pasando bien y yo doblemente contento, por ella y por mi de poder estar aquí juntos disfrutando de estas maravillosas vistas.




Y llegamos!!  Que vistas más bonitas y que magnifico lugar para sentarse y disfrutar del escenario mientras nos comemos un delicioso bocadillo.






Estamos un rato aquí y después de recargar, nos ponemos en marcha de nuevo. Por la parte francesa se acercan unas nubes feas y no es cuestión de poner la meteo a prueba. Mejor nos giramos para nuestro lado donde el Sol aún brilla con fuerza.





Bajamos rápido, pero Carlos va sufriendo aquejado de un dolor en su cadera que arrastra desde el otro día, después de sufrir una caída con la bici.
Pasamos con calma la zona de bloques...


Al llegar al valle, el frío se acentúa. Aquí yuca no inciden los rayos del Sol y hace bastante frío. Y sino que se lo digan al río...


Tras casi 4h y media caminando, llegamos al coche. Una ruta de 14.6km y 1217m+ que me han servido para despedirme de la estas montañas por lo que queda de año. Pero que no se preocupen que seguro que el próximo año me dejaré ver el pelo de nuevo por estos lares.



DICIEMBRE...FUM FUM FUM!!!

Empezamos el mes de diciembre con algunos entrenos más acumulando el primer día del mes, 61,5km costeros sin ninguna prisa.
El jueves alargando un poco más la ruta y esta vez en compañía de Oriol. 92,5km soltando piernas y dándole al pico de camino a Calella. Noche fenomenal y sin nada de frío.

El sábado salí otra vez solo por la nacional. El día no pintaba muy bien y de hecho salí ya bajo una leve llovizna que, a pesar de que no acompañaba mucho, no me quitó las ganas de salir a pedalear. 

Allá por Malgrat me di la vuelta al cruzarme con Carlos, Miguel Angel y Jordi.






Desde allí, la vuelta a casa con ellos y apretando los dientes de lo lindo que con el tractor cuesta lo suyo mantener según que velocidades y más, cuando tus compis están juguetones jajaja.

Al llegar a Sant Adrià, decidí subir por el río hasta Montcada para soltar piernas y hacer unos km más ya que aún tenia tiempo.


Así que al final, 121km que me dejaron con ganas de más par del día siguiente.

El domingo, mismo tractor pero con distintas ruedas jaja. Calzamos la ruedas con tacos y me marcho bien pronto hacia la Serrada Marina. Hoy hemos quedado la family para comer juntos en casa de mis padres, allá en Palautordera así que, aprovechando la distancia, mi hermano Javi y yo iremos dando pedales.

Él sale de Mataró y yo de BCN así que en algún punto nos cruzaremos y luego juntos hasta allí.

Que pereza salir tan pronto de la cama y cuando estás tan calentito, pero como te alegras cuando ya te has puesto en marcha y encima empiezas el día con estas vistas no?



La primera parte, que es de las más duras, ya la tengo psicológicamente dominada y cada vez me siento más cómoda superándola. Hoy las piernas funcionan muy, pero que muy bien así que hasta  que me cruce con mi hermano, aprovecharé para tensar lo que pueda.



Sigo el Gr92 y un poco más allá de Can Bartomeu nos encontramos. Seguimos la pista hasta desviarnos por un corriol una vez que hemos cruzado el puerto de Òrrius. Pero parece que los corriols molestan, y por algún motivo, espero que justificado, se los cargan para hacer autopistas en mitad del monte.




Bueno, seguimos dirección al Corredor pisando el asfalto, lo menos posible.



Luego bajamos y dirección a Palautordera pasamos por la urbanización de Can Pagà. Madre mía!! hacía muchos años que no pasaba por aquí y junto a mi hermano, empezamos recordar momentos vividos por aquí  de cuando éramos unos renacuajos.
Hacía muchos años que ya habíamos  venido por aquí en bici, de hecho, varios modelos de bicis nos trajeron por estos caminos y por las calles de esta urbanización.

Recordaba tener una foto de cuando éramos pequeños, ya montados en nuestras bicis...hoy casi 30 años después, volvemos a pasar por aquí montados en nuestras bicis. Recordaba tener una foto y después de tantos años, repetimos instantánea que aunque no es idéntica, ya refleja claramente el antes y el después y como esta pasión que tanto nos une, no es cosa de 2 días.





Seguimos la marcha sonrientes y recordando batallas. Que bien nos lo pasábamos y que bien lo seguimos pasando eee tete!!




Llegamos a casa y como sobra tiempo, yo me marcho a alargar un poco la ruta y sumar unos km más antes de sentarme a comer. Gloria tampoco ha llegado aún así que hay cancha jaja.

Como ya me he puesto nostálgico, me marcho a hacer el recorrido del clan de Lluna, una marcha de carrera a pie que he hecho muchas veces desde pequeño al igual que mis padres y hermanos. Son unos 11km corriendo de noche y subiendo hasta la ermita de mosquerolas para luego bajar por la pista opuesta.



Menudo día llevo hoy, allá por donde paso, me viene imágenes a la cabeza y mira que ya he pasado otros veces por aquí. Seguro que mis hermanos se acuerdan perfectamente de esta pendiente y las locuras que hacíamos bajando con el monopatín a toda pastilla por ella.



Y después de 80,5km y 2145m+ toca sentarse a comer y disfrutar de la familia.




Lástima que el puente que viene mañana no lo pueda coger y toque ir a trabajar...pero bueno, será un breve impás antes de marchar a Aínsa la misma tarde para ir a caminar el martes y así poder despedirme de las montañas del Sobrarbe por lo que queda de año.